text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Grupo de la UDEA radica tres patentes en Estados Unidos

      
El primer registro se basó en la utilización del hongo medicinal Ganoderma lucidum con el fin de producir una materia prima de uso alimenticio y terapéutico de alta calidad, a un costo ostensiblemente económico que facilitará la adquisición por personas de bajos recursos. Adicionalmente, se logró desarrollar un aparato con un dispositivo tecnológico que permitió incrementar casi al doble el producto final. Tal proyecto se realizó con la participación de la Escuela de Ingeniería de Antioquia y contó con la financiación del Comité para el Desarrollo de la Investigación -CODI- de la Universidad de Antioquia, con recursos de menor cuantía.<br/><br/> Para la coordinadora del Grupo de Biotecnología, la profesora Lucía Atehortúa Garcés, dada las aplicaciones terapéuticas y el proceso desarrollado, se espera que el producto tenga un importante impacto social, económico, ambiental y cultural, no sólo en Colombia, sino en el mundo, especialmente en algunas industrias como la agroalimentaria, farmacéutica, química, cosmética, tecnológica, eco-ambiental, y en las áreas de biomateriales, bioactivos, bioprocesos, procesos físico-químicos, y procesos biológicos. <br/><br/> El segundo registro se basó en la aplicación de la totipotencialidad de las células y tejidos vegetales para la producción independiente de los cultivos en campo de productos alimenticios primarios de cacao y macadamia. <br/><br/> Lo anterior, señaló la profesora investigadora, permitirá desarrollar bioagricultura urbana de alta tecnología en las grandes ciudades, contribuyendo a disminuir el impacto que tiene la extensión de la frontera agrícola sobre la biodiversidad, el suelo, el agua, los costos energéticos, los agroquímicos, los organismos genéticamente modificados (GMO), la producción estacional, entre otros aspectos. Al mismo tiempo facilitará una producción mas limpia, libre de agroquímicos, patógenos, con una producción más estable de alta calidad a lo largo de todo el año, independiente de factores ambientales. <br/><br/> El proyecto, que derivó en el registro de la segunda patente, se realizó con recursos propios del Laboratorio de Biotecnología Vegetal (BioVeg), y tal desarrollo podrá tener un gran impacto futuro debido al evidente cambio climático y a la necesidad de generar un nuevo paradigma de producción de materias primas vegetales en cualquier parte del planeta y fuera de éste. <br/><br/> El tercer y último registro se basó en el desarrollo de un prototipo de inmersión temporal con innovaciones respecto de los biorreactores ya existentes en el mercado. El prototipo, desarrollado con la colaboración de un estudiante de Ingeniería de Diseño de EAFIT, y gracias al apoyo financiero del Fondo de Innovación, Programa de Gestión Tecnológica de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Antioquia, es un equipo extremadamente versátil, de bajo costo y con posibilidades de reensamblarlo al tamaño y condiciones deseadas. Permite, asimismo, el escalamiento a bajo costo de células, tejidos, órganos, embriones, plántulas o material vegetal. <br/><br/><br/><br/>Los tres registros de patentes son producto del trabajo de la línea de investigación Biotecnología Vegetal, impulsada por la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. El Grupo de Investigación Biotecnología también cuenta con otras tres grandes líneas de investigación: Biorremediación, con la Facultad de Ingeniería Sanitaria, Bioprocesos, con la Facultad de Ingeniería - Departamento de Ingeniería Química, y Biotecnología Microbiológica e Industrial, con la Escuela de Bacteriología. <br/><br/> Cada una de estas líneas está integrada a su vez por varias sublíneas de investigación, dentro de las cuales se desarrollan proyectos independientes y/o integrados por una o varias líneas. En la actualidad, el grupo viene desarrollando proyectos en las áreas de biotecnología ambiental y biorremediación de aguas y suelos, bioprocesos con producción de biocombustibles y biotecnología de microalgas, biotecnología de hongos medicinales y biotecnología vegetal. <br/><br/> La línea de Biotecnología Vegetal y de Hongos Medicinales de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales ha venido trabajando en procesos, productos y servicios que contribuyan a la productividad y competitividad regional y nacional. Algunas de las sublíneas se han trabajado no sólo con participación de grupos de la Universidad de Antioquia (SIU), sino también con otras universidades, como es el caso de hongos medicinales con la Escuela de Ingeniería de Antioquia (EIA) y con apoyo de estudiantes de EAFIT. <br/><br/> Como parte de los resultados obtenidos, la Línea de Biotecnología Vegetal (BioVeg) ha desarrollado más de 30 productos implementando nuevos procesos, dentro de los cuales se han logrado algunas innovaciones como las tres que recientemente ameritaron el registro en los Estados Unidos, con el aporte de John Jairo Martínez, médico y abogado colombiano con licencia en la oficina de patentes de los Estados Unidos, y gracias al apoyo decidido y eficiente de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Antioquia y la colaboración de la SIU y de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, que han aportado recursos para este importante logro. <br/><br/>
El primer registro se basó en la utilización del hongo medicinal Ganoderma lucidum con el fin de producir una materia prima de uso alimenticio y terapéutico de alta calidad, a un costo ostensiblemente económico que facilitará la adquisición por personas de bajos recursos. Adicionalmente, se logró desarrollar un aparato con un dispositivo tecnológico que permitió incrementar casi al doble el producto final. Tal proyecto se realizó con la participación de la Escuela de Ingeniería de Antioquia y contó con la financiación del Comité para el Desarrollo de la Investigación -CODI- de la Universidad de Antioquia, con recursos de menor cuantía.

Para la coordinadora del Grupo de Biotecnología, la profesora Lucía Atehortúa Garcés, dada las aplicaciones terapéuticas y el proceso desarrollado, se espera que el producto tenga un importante impacto social, económico, ambiental y cultural, no sólo en Colombia, sino en el mundo, especialmente en algunas industrias como la agroalimentaria, farmacéutica, química, cosmética, tecnológica, eco-ambiental, y en las áreas de biomateriales, bioactivos, bioprocesos, procesos físico-químicos, y procesos biológicos.

El segundo registro se basó en la aplicación de la totipotencialidad de las células y tejidos vegetales para la producción independiente de los cultivos en campo de productos alimenticios primarios de cacao y macadamia.

"Lo anterior, señaló la profesora investigadora, permitirá desarrollar bioagricultura urbana de alta tecnología en las grandes ciudades, contribuyendo a disminuir el impacto que tiene la extensión de la frontera agrícola sobre la biodiversidad, el suelo, el agua, los costos energéticos, los agroquímicos, los organismos genéticamente modificados (GMO), la producción estacional, entre otros aspectos. Al mismo tiempo facilitará una producción mas limpia, libre de agroquímicos, patógenos, con una producción más estable de alta calidad a lo largo de todo el año, independiente de factores ambientales".

El proyecto, que derivó en el registro de la segunda patente, se realizó con recursos propios del Laboratorio de Biotecnología Vegetal (BioVeg), y tal desarrollo podrá tener un gran impacto futuro debido al evidente cambio climático y a la necesidad de generar un nuevo paradigma de producción de materias primas vegetales en cualquier parte del planeta y fuera de éste.

El tercer y último registro se basó en el desarrollo de un prototipo de inmersión temporal con innovaciones respecto de los biorreactores ya existentes en el mercado. El prototipo, desarrollado con la colaboración de un estudiante de Ingeniería de Diseño de EAFIT, y gracias al apoyo financiero del Fondo de Innovación, Programa de Gestión Tecnológica de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Antioquia, es un equipo extremadamente versátil, de bajo costo y con posibilidades de reensamblarlo al tamaño y condiciones deseadas. Permite, asimismo, el escalamiento a bajo costo de células, tejidos, órganos, embriones, plántulas o material vegetal.



Los tres registros de patentes son producto del trabajo de la línea de investigación Biotecnología Vegetal, impulsada por la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. El Grupo de Investigación Biotecnología también cuenta con otras tres grandes líneas de investigación: Biorremediación, con la Facultad de Ingeniería Sanitaria, Bioprocesos, con la Facultad de Ingeniería - Departamento de Ingeniería Química, y Biotecnología Microbiológica e Industrial, con la Escuela de Bacteriología.

Cada una de estas líneas está integrada a su vez por varias sublíneas de investigación, dentro de las cuales se desarrollan proyectos independientes y/o integrados por una o varias líneas. En la actualidad, el grupo viene desarrollando proyectos en las áreas de biotecnología ambiental y biorremediación de aguas y suelos, bioprocesos con producción de biocombustibles y biotecnología de microalgas, biotecnología de hongos medicinales y biotecnología vegetal.

La línea de Biotecnología Vegetal y de Hongos Medicinales de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales ha venido trabajando en procesos, productos y servicios que contribuyan a la productividad y competitividad regional y nacional. Algunas de las sublíneas se han trabajado no sólo con participación de grupos de la Universidad de Antioquia (SIU), sino también con otras universidades, como es el caso de hongos medicinales con la Escuela de Ingeniería de Antioquia (EIA) y con apoyo de estudiantes de EAFIT.

Como parte de los resultados obtenidos, la Línea de Biotecnología Vegetal (BioVeg) ha desarrollado más de 30 productos implementando nuevos procesos, dentro de los cuales se han logrado algunas innovaciones como las tres que recientemente ameritaron el registro en los Estados Unidos, con el aporte de John Jairo Martínez, médico y abogado colombiano con licencia en la oficina de patentes de los Estados Unidos, y gracias al apoyo decidido y eficiente de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Antioquia y la colaboración de la SIU y de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, que han aportado recursos para este importante logro.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.