text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Desplazamiento forzado, tema de la Cátedra Manuel Ancízar en UN

      
La Universidad Nacional de Colombia se suma a la iniciativa de organizaciones políticas y sociales que declararon el 2007 como el Año de los Derechos de los Desplazados en Colombia. <br/><br/> Por eso, el miércoles 7 de febrero se inauguró la Cátedra Manuel Ancízar, que durante todo el semestre estará dedicada a discutir, reflexionar y proponer en torno a este fenómeno que afecta a más de 3500.000 ciudadanos. <br/><br/> Simultáneamente se dio apertura a otra cátedra, la Jorge Eliécer Gaitán, cuyo tema complementa el anterior: Tierras y conflicto armado, también impulsado por la UN. <br/><br/> La ceremonia de inicio de las dos cátedras, reconocidas ya como espacios vitales para la ciudad, contó con la presencia de funcionarios de los organismos de control, magistrados de la Corte Constitucional, académicos, representantes de agencias internacionales de cooperación e integrantes de las comunidades afectadas. El evento tuvo lugar en el Auditorio León de Greiff a las 5:00 p.m. <br/><br/> En el caso del desplazamiento forzado, Colombia se ubica en el segundo lugar, después de Sudán, en el número de refugiados por el conflicto armado. Ese solo hecho pone de presente la condición de vulnerabilidad de dicha población, a la que sus derechos humanos, económicos, sociales, culturales y políticos le han sido violados, como lo constatan los estudios y seguimiento de las organizaciones que han analizado la problemática. <br/><br/> La declaratoria del Año de los Derechos de los Desplazados en Colombia está apoyada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Conferencia Episcopal, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) y otras organizaciones. <br/><br/> La campaña coincide con las dos finalidades de la Cátedra Manuel Ancízar, la primera, sensibilizar a la opinión pública colombiana sobre el desplazamiento. No queremos que este fenómeno se naturalice y haga parte del paisaje urbano, sino que la gente cuestione las razones que lo están generando, manifiesta Marta Bello, una de las coordinadoras de la Cátedra. <br/><br/> Y la segunda, contribuir a reivindicar los derechos de la población desplazada, pues no es a esta a quien corresponde reivindicarlos, sino a toda la sociedad y, con ello, poder transformar las relaciones inequitativas y de exclusión que están en la base del problema, señala Marta Bello. <br/><br/> De febrero a junio, en diez sesiones, la Cátedra abordará tres bloques temáticos. El primero de ellos es los factores que explican el desplazamiento forzado desde la perspectiva histórica, es decir no como algo que aparece desde 1985, sino desde siglos antes. El segundo bloque hará referencia al hecho de que los desplazados no son un grupo homogéneo, sino compuesto por mujeres, niños, indígenas, afrocolombianos, funcionarios públicos y, por lo tanto, su atención y reparación debe ser diferenciada. <br/><br/> Por último, el tercer bloque abordará las políticas públicas y la cooperación internacional, tema en el que se pondrá especial énfasis a la sentencia de la Corte Constitucional T-025 del 2000, que insta al Estado a cumplir con sus obligaciones frente a esta población. <br/><br/> A la Cátedra Manuel Ancízar se podrán inscribir estudiantes de fuera de la Universidad Nacional de Colombia, funcionarios y profesionales afines al tema y cualquier ciudadano interesado. <br/><br/> Mayores informes en el teléfono 316 5000, extensiones 18464 y 18391. <br/><br/>
La Universidad Nacional de Colombia se suma a la iniciativa de organizaciones políticas y sociales que declararon el 2007 como el Año de los Derechos de los Desplazados en Colombia.

Por eso, el miércoles 7 de febrero se inauguró la Cátedra Manuel Ancízar, que durante todo el semestre estará dedicada a discutir, reflexionar y proponer en torno a este fenómeno que afecta a más de 3"500.000 ciudadanos.

Simultáneamente se dio apertura a otra cátedra, la Jorge Eliécer Gaitán, cuyo tema complementa el anterior: Tierras y conflicto armado, también impulsado por la UN.

La ceremonia de inicio de las dos cátedras, reconocidas ya como espacios vitales para la ciudad, contó con la presencia de funcionarios de los organismos de control, magistrados de la Corte Constitucional, académicos, representantes de agencias internacionales de cooperación e integrantes de las comunidades afectadas. El evento tuvo lugar en el Auditorio León de Greiff a las 5:00 p.m.

En el caso del desplazamiento forzado, Colombia se ubica en el segundo lugar, después de Sudán, en el número de refugiados por el conflicto armado. Ese solo hecho pone de presente la condición de vulnerabilidad de dicha población, a la que sus derechos humanos, económicos, sociales, culturales y políticos le han sido violados, como lo constatan los estudios y seguimiento de las organizaciones que han analizado la problemática.

La declaratoria del Año de los Derechos de los Desplazados en Colombia está apoyada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Conferencia Episcopal, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) y otras organizaciones.

La campaña coincide con las dos finalidades de la Cátedra Manuel Ancízar, la primera, sensibilizar a la opinión pública colombiana sobre el desplazamiento. "No queremos que este fenómeno se naturalice y haga parte del paisaje urbano, sino que la gente cuestione las razones que lo están generando", manifiesta Marta Bello, una de las coordinadoras de la Cátedra.

Y la segunda, contribuir a reivindicar los derechos de la población desplazada, "pues no es a esta a quien corresponde reivindicarlos, sino a toda la sociedad y, con ello, poder transformar las relaciones inequitativas y de exclusión que están en la base del problema", señala Marta Bello.

De febrero a junio, en diez sesiones, la Cátedra abordará tres bloques temáticos. El primero de ellos es los factores que explican el desplazamiento forzado desde la perspectiva histórica, es decir no como algo que "aparece" desde 1985, sino desde siglos antes. El segundo bloque hará referencia al hecho de que los desplazados no son un grupo homogéneo, sino compuesto por mujeres, niños, indígenas, afrocolombianos, funcionarios públicos y, por lo tanto, su atención y reparación debe ser diferenciada.

Por último, el tercer bloque abordará las políticas públicas y la cooperación internacional, tema en el que se pondrá especial énfasis a la sentencia de la Corte Constitucional T-025 del 2000, que insta al Estado a cumplir con sus obligaciones frente a esta población.

A la Cátedra Manuel Ancízar se podrán inscribir estudiantes de fuera de la Universidad Nacional de Colombia, funcionarios y profesionales afines al tema y cualquier ciudadano interesado.

Mayores informes en el teléfono 316 5000, extensiones 18464 y 18391.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.