text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

SENA hace aporte millonario a la UDEA

      
Para continuar la línea de trabajo de la Universidad de Antioquia, que de tiempo atrás viene aportándole al desarrollo de la innovación en la región con los proyectos de investigación y el vínculo con el sector productivo y gubernamental, el SENA quiso darle un empujón a esa iniciativa y por eso estableció un convenio con el Alma Máter para incentivar, mediante convocatoria cerrada, la puesta en marcha de otros proyectos que vayan en esa dirección.<br/><br/> Así lo manifestó el director general del Servicio Nacional de Aprendizaje, Darío Montoya Mejía, quien subrayó que el sentido de la convocatoria es promover la producción científica orientada a solucionar, en distintas áreas, problemáticas de la empresa colombiana y, por tanto, precisó que es condición sine qua non la participación del sector productivo. <br/><br/> El papel del Sena no se limitará a financiar los proyectos y a ofrecer su infraestructura, sino que también pone a disposición sus docentes, instructores y aprendices, dijo Montoya Mejía, quien reiteró que los mil millones destinados para promover investigación con componente de innovación es sólo un grano de arena entre los tantos esfuerzos que hay que sumar para fortalecer ese campo en el país. <br/><br/> El SENA y la universidad hacen parte del desarrollo del país, pero hay que fortalecer los vínculos para que aumente la provisión de conocimiento útil a la sociedad, y qué mejor que empezar esta tarea con la Universidad de Antioquia, dijo el directivo. El SENA cuenta con recursos significativos para implantar programas con las universidades en el campo de la innovación y el desarrollo tecnológico, así como con reconocida experiencia internacional en el campo del entrenamiento técnico y tecnológico en oficios relacionados con la industria y los servicios. <br/><br/> A su vez, la Universidad de Antioquia ha consolidado un conjunto de grupos de investigación de excelencia, que la sitúan como líder nacional en ciencia, tecnología e innovación, con experiencias concretas y crecientes en el campo de la transferencia tecnológica. Dichos avances son puestos al servicio de empresas y encadenamientos productivos en los distintos lugares de la geografía nacional. Actualmente incursiona en asociaciones comerciales en el ámbito internacional. <br/><br/> La Universidad de Antioquia y el SENA, agentes del sistema regional de innovación, buscan contribuir al desarrollo tecnológico y a la implantación de procesos en el sector productivo mediante el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas. Con dicho objetivo, las instituciones suscribieron el 28 de diciembre de 2006 un convenio para realizar convocatorias cerradas de proyectos de investigación con componentes de innovación.<br/><br/> Además de mejorar la articulación interinstitucional, el acuerdo busca propender por el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas de las empresas y cadenas productivas. Estas deberán dar solución principalmente a las brechas y problemas tecnológicos regionales; facilitar, fomentar y garantizar la apropiación social y colectiva de las tecnologías existentes en cada uno de los eslabones de la cadena de valor del sector productivo; estimular la creación de masa crítica en las regiones, mejorando su capacidad para el desarrollo y diseño de proyectos de innovación y desarrollo tecnológico; y generar capacidades de gestión de la innovación en áreas específicas del conocimiento que apoyen el desarrollo regional con los principales agentes locales.<br/><br/> La población objetivo del Programa de Innovación y Desarrollo Tecnológico la constituyen grupos de empresas, clusters, cadenas y todo tipo de organizaciones del sector productivo y de servicios, privado o público, cuyos proyectos contemplen la innovación y el desarrollo tecnológico aplicado a generar mejores niveles de productividad, con el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas de las empresas y condiciones de competitividad.<br/><br/> En esa dirección, el plan operativo del convenio contempla el desarrollo de convocatorias cerradas, definidas y acordadas por las instancias correspondientes de ambas instituciones en diferentes áreas temáticas, en particular sobre 12 que revisten interés especial por cuanto resultan prioritarias para la región y el país. <br/><br/> El plan señala, asimismo, que los grupos de investigación de la Universidad de Antioquia formularán y ejecutarán los proyectos aprobados con el trabajo de co ejecución de los centros del Sena, en los casos que se requiera el aporte técnico para el desarrollo y cumplimiento de los objetivos previstos por cada uno de los proyectos.<br/><br/> El resultado esperado de ello es el uso eficiente del conocimiento tecnológico adquirido por parte de las empresas beneficiarias, la mejora de las competencias investigativas y de innovación de la Universidad de Antioquia y del Servicio Nacional de Aprendizaje, así como la incorporación de los nuevos conocimientos a los programas de formación profesional por competencias laborales que imparte el SENA.<br/><br/> Para sacar adelante la iniciativa impulsada por la Vicerrectoría de Investigación del Alma Máter y el SENA, éste aportará mil millones de pesos en dinero, mientras que la Universidad de Antioquia contribuirá con cien millones en dinero y un aporte en especie, representado en el tiempo de investigadores que sean profesores de tiempo completo vinculados y en las instalaciones e infraestructura requeridas para el desarrollo de los objetivos de los proyectos.<br/><br/> Por su parte, los empresarios o cadenas productivas beneficiarias de cada uno de los proyectos aportarán el correspondiente 50% del valor total del proyecto por concepto de contrapartida, del cual, un 25% ha de ser en efectivo y el 25 % restante en especie.<br/><br/> Igualmente, abonará a la deuda que la universidad tiene con ese organismo el valor de los cursos, seminarios, congresos, diplomas, especializaciones y maestrías que tome el personal del SENA, cumpliendo las condiciones académicas que establezca el alma máter. Para este efecto, la universidad establecerá un cupo de hasta el 5% de estos programas, el cual podría ser ampliado puntualmente si hubiere un acuerdo entre las partes.<br/><br/> Para la asignación de recursos, además de los criterios particulares que serán precisados en los correspondientes términos de referencia de la convocatoria, se tendrán en cuenta criterios básicos de evaluación relativos a la calidad del proyecto, los resultados esperados, el alineamiento con las políticas regionales y nacionales, los aspectos económicos y financieros, la experiencia de la empresa beneficiaria, la transferencia e incorporación de nuevos conocimientos y los indicadores de impacto en el medio externo, en las políticas institucionales del alma máter y del Sena y en el sistema de investigación de la universidad en términos del fortalecimiento de los grupos de investigación.<br/><br/> En cuanto a los mecanismos y procedimientos de la convocatoria, la Universidad de Antioquia y el SENA realizarán una convocatoria cerrada en donde se presentarán proyectos de investigación con componentes de innovación. Dicha convocatoria tendrá unos términos de referencia que serán desarrollados y aprobados por el Grupo de Innovación y Desarrollo Tecnológico Productivo del SENA y por el Comité para el Desarrollo de la Investigación, CODI, de la Universidad de Antioquia.<br/><br/> El vicerrector de Investigación Alfonso Monsalve Solórzano precisa que los grupos de investigación de la universidad y los centros del SENA serán invitados a presentar, en principio, proyectos con componentes de innovación en doce áreas temáticas. Esto no excluye otras propuestas, pues al fin y al cabo se busca atender a demandas del medio y a coadyuvar al desarrollo del sector productivo. Tales áreas temáticas son:<br/><br/> -Energías convencionales. Desarrollará o adaptará tecnologías de nuevas aplicaciones de fuentes convencionales de energía, como el carbón, para buscar usos limpios. <br/><br/> -Energías alternativas. Desarrollará la capacidad local de producción de cuatro tecnologías energéticas y del ahorro y uso eficiente de energía, en todas sus fases, con visión no sólo de capacidad tecnológica sino también empresarial. <br/><br/> -Microcentrales hidroeléctricas. Tanto de caída como de caudal, con base en las fortalezas de conocimiento regionales, en la búsqueda de soluciones locales de menor costo y de potencialidad de asociación de los habitantes. <br/><br/> -Conversión a gas natural de motores de gasolina y de diesel. Innovación que requiere mejorarse y adaptarse a las condiciones colombianas, tanto topográficas y climáticas como a las características del combustible. <br/><br/> -Ahorro y uso eficiente de energía. Entrenamiento en auditorías energéticas y en la identificación, evaluación y diseño de alternativas para la disminución del consumo de energía o el cambio hacia otras energías menos onerosas o contaminantes. <br/><br/> -Agroecología, biotecnología y biocombustibles y seguridad alimentaria. Cuenta con dos dimensiones: en la rural se diseñarían modelos de producción sostenible agropecuaria, asociada a la producción de biocombustibles (etanol o biodiesel) para regiones con problemas ambientales resultantes del uso inadecuado de los suelos y los demás recursos naturales. En la urbana, consistiría en el apoyo y desarrollo adicional de los solares, que ha propiciado la alcaldía de Medellín así como otras alcaldías del área metropolitana. <br/><br/> -Mecatrónica y motores híbridos. Los altos precios y la incertidumbre del comportamiento futuro del mercado del petróleo, y los adelantos tecnológicos tanto en mecánica y materiales como en electrónica, indican la necesidad de avanzar en el entrenamiento y la exploración acerca de los vehículos de transporte y de sus unidades de propulsión para apropiar dichas tecnologías a la mayor velocidad posible. <br/><br/> -TIC, microempresas y educación y recreación virtual. Un campo promisorio, con gran potencial de aumentos de eficiencia y competitividad de la microempresa es la adopción de sistemas de automatización de procesos que permitan estandarizar la calidad y ritmo de producción, así como optimizar el uso de los recursos y la energía, para minimizar los desperdicios. Otro campo promisorio es el diseño y operación de sistemas de educación, entrenamiento y recreación virtual, así como la creación de juegos de computador, tanto didácticos como recreativos. <br/><br/> -Salud. En el campo de la salud se encuentran algunos campos promisorios a nivel de tecnologías tales como los tejidos, implantes dentales y las técnicas de seguimiento o detección de enfermedades. <br/><br/> -Nuevos materiales y nanotecnología. La innovación en materiales y la nanotecnología son una necesidad en las empresas colombianas para ampliar el rango de la producción y mejorar el valor agregado en productos existentes. <br/><br/> -Servicios públicos sostenibles. Uno de los costos más significativos en la canasta familiar es el del pago de los servicios públicos, con características regresivas, dado que los más pobres pagan un mayor porcentaje de sus ingresos en ellos. Existen avances tecnológicos y normativos que permiten la disminución de los costos de los servicios públicos de agua, alcantarillado, residuos sólidos y energía eléctrica. <br/><br/> -Innovaciones sociales, empresariales o de política gubernamental. Permite modernizar el país, diseñar políticas y aportar soluciones a los problemas sociales cruciales.<br/><br/><br/>
Para continuar la línea de trabajo de la Universidad de Antioquia, que de tiempo atrás viene aportándole al desarrollo de la innovación en la región con los proyectos de investigación y el vínculo con el sector productivo y gubernamental, el SENA quiso darle un "empujón" a esa iniciativa y por eso estableció un convenio con el Alma Máter para incentivar, mediante convocatoria cerrada, la puesta en marcha de otros proyectos que vayan en esa dirección.

Así lo manifestó el director general del Servicio Nacional de Aprendizaje, Darío Montoya Mejía, quien subrayó que el sentido de la convocatoria es promover la producción científica orientada a solucionar, en distintas áreas, problemáticas de la empresa colombiana y, por tanto, precisó que es condición sine qua non la participación del sector productivo.

"El papel del Sena no se limitará a financiar los proyectos y a ofrecer su infraestructura, sino que también pone a disposición sus docentes, instructores y aprendices", dijo Montoya Mejía, quien reiteró que los mil millones destinados para promover investigación con componente de innovación es sólo un grano de arena entre los tantos esfuerzos que hay que sumar para fortalecer ese campo en el país.

"El SENA y la universidad hacen parte del desarrollo del país, pero hay que fortalecer los vínculos para que aumente la provisión de conocimiento útil a la sociedad, y qué mejor que empezar esta tarea con la Universidad de Antioquia", dijo el directivo. El SENA cuenta con recursos significativos para implantar programas con las universidades en el campo de la innovación y el desarrollo tecnológico, así como con reconocida experiencia internacional en el campo del entrenamiento técnico y tecnológico en oficios relacionados con la industria y los servicios.

A su vez, la Universidad de Antioquia ha consolidado un conjunto de grupos de investigación de excelencia, que la sitúan como líder nacional en ciencia, tecnología e innovación, con experiencias concretas y crecientes en el campo de la transferencia tecnológica. Dichos avances son puestos al servicio de empresas y encadenamientos productivos en los distintos lugares de la geografía nacional. Actualmente incursiona en asociaciones comerciales en el ámbito internacional.

La Universidad de Antioquia y el SENA, agentes del sistema regional de innovación, buscan contribuir al desarrollo tecnológico y a la implantación de procesos en el sector productivo mediante el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas. Con dicho objetivo, las instituciones suscribieron el 28 de diciembre de 2006 un convenio para realizar convocatorias cerradas de proyectos de investigación con componentes de innovación.

Además de mejorar la articulación interinstitucional, el acuerdo busca propender por el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas de las empresas y cadenas productivas. Estas deberán dar solución principalmente a las brechas y problemas tecnológicos regionales; facilitar, fomentar y garantizar la apropiación social y colectiva de las tecnologías existentes en cada uno de los eslabones de la cadena de valor del sector productivo; estimular la creación de masa crítica en las regiones, mejorando su capacidad para el desarrollo y diseño de proyectos de innovación y desarrollo tecnológico; y generar capacidades de gestión de la innovación en áreas específicas del conocimiento que apoyen el desarrollo regional con los principales agentes locales.

La población objetivo del Programa de Innovación y Desarrollo Tecnológico la constituyen grupos de empresas, clusters, cadenas y todo tipo de organizaciones del sector productivo y de servicios, privado o público, cuyos proyectos contemplen la innovación y el desarrollo tecnológico aplicado a generar mejores niveles de productividad, con el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas de las empresas y condiciones de competitividad.

En esa dirección, el plan operativo del convenio contempla el desarrollo de convocatorias cerradas, definidas y acordadas por las instancias correspondientes de ambas instituciones en diferentes áreas temáticas, en particular sobre 12 que revisten interés especial por cuanto resultan prioritarias para la región y el país.

El plan señala, asimismo, que los grupos de investigación de la Universidad de Antioquia formularán y ejecutarán los proyectos aprobados con el trabajo de co ejecución de los centros del Sena, en los casos que se requiera el aporte técnico para el desarrollo y cumplimiento de los objetivos previstos por cada uno de los proyectos.

El resultado esperado de ello es el uso eficiente del conocimiento tecnológico adquirido por parte de las empresas beneficiarias, la mejora de las competencias investigativas y de innovación de la Universidad de Antioquia y del Servicio Nacional de Aprendizaje, así como la incorporación de los nuevos conocimientos a los programas de formación profesional por competencias laborales que imparte el SENA.

Para sacar adelante la iniciativa impulsada por la Vicerrectoría de Investigación del Alma Máter y el SENA, éste aportará mil millones de pesos en dinero, mientras que la Universidad de Antioquia contribuirá con cien millones en dinero y un aporte en especie, representado en el tiempo de investigadores que sean profesores de tiempo completo vinculados y en las instalaciones e infraestructura requeridas para el desarrollo de los objetivos de los proyectos.

Por su parte, los empresarios o cadenas productivas beneficiarias de cada uno de los proyectos aportarán el correspondiente 50% del valor total del proyecto por concepto de contrapartida, del cual, un 25% ha de ser en efectivo y el 25 % restante en especie.

Igualmente, abonará a la deuda que la universidad tiene con ese organismo el valor de los cursos, seminarios, congresos, diplomas, especializaciones y maestrías que tome el personal del SENA, cumpliendo las condiciones académicas que establezca el alma máter. Para este efecto, la universidad establecerá un cupo de hasta el 5% de estos programas, el cual podría ser ampliado puntualmente si hubiere un acuerdo entre las partes.

Para la asignación de recursos, además de los criterios particulares que serán precisados en los correspondientes términos de referencia de la convocatoria, se tendrán en cuenta criterios básicos de evaluación relativos a la calidad del proyecto, los resultados esperados, el alineamiento con las políticas regionales y nacionales, los aspectos económicos y financieros, la experiencia de la empresa beneficiaria, la transferencia e incorporación de nuevos conocimientos y los indicadores de impacto en el medio externo, en las políticas institucionales del alma máter y del Sena y en el sistema de investigación de la universidad en términos del fortalecimiento de los grupos de investigación.

En cuanto a los mecanismos y procedimientos de la convocatoria, la Universidad de Antioquia y el SENA realizarán una convocatoria cerrada en donde se presentarán proyectos de investigación con componentes de innovación. Dicha convocatoria tendrá unos términos de referencia que serán desarrollados y aprobados por el Grupo de Innovación y Desarrollo Tecnológico Productivo del SENA y por el Comité para el Desarrollo de la Investigación, CODI, de la Universidad de Antioquia.

El vicerrector de Investigación Alfonso Monsalve Solórzano precisa que los grupos de investigación de la universidad y los centros del SENA serán invitados a presentar, en principio, proyectos con componentes de innovación en doce áreas temáticas. Esto no excluye otras propuestas, pues al fin y al cabo se busca atender a demandas del medio y a coadyuvar al desarrollo del sector productivo. Tales áreas temáticas son:

-Energías convencionales. Desarrollará o adaptará tecnologías de nuevas aplicaciones de fuentes convencionales de energía, como el carbón, para buscar usos limpios.

-Energías alternativas. Desarrollará la capacidad local de producción de cuatro tecnologías energéticas y del ahorro y uso eficiente de energía, en todas sus fases, con visión no sólo de capacidad tecnológica sino también empresarial.

-Microcentrales hidroeléctricas. Tanto de caída como de caudal, con base en las fortalezas de conocimiento regionales, en la búsqueda de soluciones locales de menor costo y de potencialidad de asociación de los habitantes.

-Conversión a gas natural de motores de gasolina y de diesel. Innovación que requiere mejorarse y adaptarse a las condiciones colombianas, tanto topográficas y climáticas como a las características del combustible.

-Ahorro y uso eficiente de energía. Entrenamiento en auditorías energéticas y en la identificación, evaluación y diseño de alternativas para la disminución del consumo de energía o el cambio hacia otras energías menos onerosas o contaminantes.

-Agroecología, biotecnología y biocombustibles y seguridad alimentaria. Cuenta con dos dimensiones: en la rural se diseñarían modelos de producción sostenible agropecuaria, asociada a la producción de biocombustibles (etanol o biodiesel) para regiones con problemas ambientales resultantes del uso inadecuado de los suelos y los demás recursos naturales. En la urbana, consistiría en el apoyo y desarrollo adicional de los "solares", que ha propiciado la alcaldía de Medellín así como otras alcaldías del área metropolitana.

-Mecatrónica y motores híbridos. Los altos precios y la incertidumbre del comportamiento futuro del mercado del petróleo, y los adelantos tecnológicos tanto en mecánica y materiales como en electrónica, indican la necesidad de avanzar en el entrenamiento y la exploración acerca de los vehículos de transporte y de sus unidades de propulsión para apropiar dichas tecnologías a la mayor velocidad posible.

-TIC, microempresas y educación y recreación virtual. Un campo promisorio, con gran potencial de aumentos de eficiencia y competitividad de la microempresa es la adopción de sistemas de automatización de procesos que permitan estandarizar la calidad y ritmo de producción, así como optimizar el uso de los recursos y la energía, para minimizar los desperdicios. Otro campo promisorio es el diseño y operación de sistemas de educación, entrenamiento y recreación virtual, así como la creación de juegos de computador, tanto didácticos como recreativos.

-Salud. En el campo de la salud se encuentran algunos campos promisorios a nivel de tecnologías tales como los tejidos, implantes dentales y las técnicas de seguimiento o detección de enfermedades.

-Nuevos materiales y nanotecnología. La innovación en materiales y la nanotecnología son una necesidad en las empresas colombianas para ampliar el rango de la producción y mejorar el valor agregado en productos existentes.

-Servicios públicos sostenibles. Uno de los costos más significativos en la canasta familiar es el del pago de los servicios públicos, con características regresivas, dado que los más pobres pagan un mayor porcentaje de sus ingresos en ellos. Existen avances tecnológicos y normativos que permiten la disminución de los costos de los servicios públicos de agua, alcantarillado, residuos sólidos y energía eléctrica.

-Innovaciones sociales, empresariales o de política gubernamental. Permite modernizar el país, diseñar políticas y aportar soluciones a los problemas sociales cruciales.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.