text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Producción modelo

      
<span style=font-style: italic;>Tomado de la revista Colombia, Ciencia y Tecnología de Colciencias Vol. 23 No. 3</span><br/><br/> La programación de la producción en las pequeñas y medianas empresas colombianas es un proceso que se elabora, en la mayoría de los casos, de forma manual. Los jefes de la planta distribuyen las responsabilidades de los operarios y los tiempos de elaboración de cada producto en un tablero de acrílico, en el que buscan establecer si se puede o no cumplir con los pedidos en un periodo establecido. <br/><br/> Sin embargo, realizar la planeación de esta forma puede llegar a ser una tarea demasiado engorrosa y poco efectiva. Para suplir dicha necesidad, los Departamentos de Ingeniería de Sistemas e Ingeniería Industrial de la Universidad de Los Andes se unieron con la empresa Sistemas Corporativos S.A., para desarrollar un motor de modelado de la producción. Dicho software permite programar cada una de las actividades dentro de la empresa, así como calcular los tiempos invertidos por cada operario, la intensidad de uso que debe dársele a cada máquina y la cantidad de producto que la fábrica puede entregar a diario, en la semana o en el mes. <br/><br/> La fase de elaboración del motor de modelado ya cumple dos años, y en este momento tres profesores y dos asistentes de investigación de la universidad, así como tres ingenieros de Sistemas Corporativos, prueban el producto en casos reales. <br/><br/> El proyecto, además de responder a una necesidad sentida en las pequeñas y medianas empresas del país, pretende poner a disposición de las mismas una herramienta económica, pues los productos de este tipo son elaborados por casas de software internacionales que los ofrecen a precios demasiado altos. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> Diseño por capas</span><br/><br/> El motor de modelado de la producción cuenta con dos niveles, uno que permite ingresar en una base de datos información relacionada con los equipos, operarios, productos, procesos de producción y operaciones de manufactura, y otro denominado capa de aplicación, en el que se elaboran consultas para la toma de decisiones. <br/><br/> La flexibilidad de esta innovación para las empresas está dada por la posibilidad de personalizar el modelo de producción de cada planta, sin importar si pertenece a sectores tan distintos como el de industrias gráficas, alimentos, textiles o metalmecánica. Dicha operación de modelado se lleva a cabo a través de un lenguaje estándar para referirse a elementos como máquinas, materias primas, tiempos, funciones y cargos. <br/><br/> Sin embargo, para quienes no gusten de personalizar el modelo de su fábrica a través de palabras (lenguaje textual), los investigadores diseñaron una herramienta gráfica que les deja plasmar las rutas del proceso de producción en cajas conectadas a manera de mapa mental. Para que la información ingresada mediante el lenguaje se cargue en el motor es necesario que pase por un interpretador, mientras que la herramienta gráfica se conecta directamente al motor de modelado. <br/><br/> Adicional a las dos capas, al lenguaje y a la ayuda gráfica, el motor cuenta con una herramienta de programación para organizar el trabajo de las fábricas detalladamente por máquinas y operarios. Esto significa que el jefe de producción podrá planear qué operario estará en qué máquina, cuánto tiempo y para producir qué cantidad de material (sistema de control de piso). Así mismo, podrá saber cuánto es capaz de elaborar la fábrica en un tiempo determinado para incrementar la producción ante nuevos pedidos. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> Beneficios de doble vía</span><br/><br/> Uno de los principales atributos del software es que no solamente tiene aplicaciones mono usuario (un solo PC de la empresa), sino que funciona en ambientes distribuidos (varios equipos de la empresa y una central que organiza la información), de tal forma que la planeación de la producción no tenga que ser necesariamente una labor centralizada. A ello se añade que el motor provee un estándar abierto, que le permitirá a diversas empresas de software desarrollar aplicativos compatibles. <br/><br/> Tanto los académicos de la Universidad de Los Andes, como los ingenieros de Sistemas Corporativos S.A. esperan que con esta innovación las pequeñas y medianas empresas del país logren programar de forma más organizada y sencilla sus pedidos y órdenes de producción para cumplir con los objetivos de entrega. <br/><br/> Mientras se implementa, el motor en sí mismo ya es una ganancia para la academia, pues con él los Departamentos de Ingeniería de Sistemas e Ingeniería Industrial lograron integrar los lenguajes de propósito específico y los algoritmos a las dinámicas de producción en la empresa. A su vez, generaron un espacio de investigación sobre problemas reales de la industria en los que la universidad puede aportar con el diseño de soluciones novedosas e integrales. <br/><br/><br/><br/>
Tomado de la revista Colombia, Ciencia y Tecnología de Colciencias Vol. 23 No. 3

La programación de la producción en las pequeñas y medianas empresas colombianas es un proceso que se elabora, en la mayoría de los casos, de forma manual. Los jefes de la planta distribuyen las responsabilidades de los operarios y los tiempos de elaboración de cada producto en un tablero de acrílico, en el que buscan establecer si se puede o no cumplir con los pedidos en un periodo establecido.

Sin embargo, realizar la planeación de esta forma puede llegar a ser una tarea demasiado engorrosa y poco efectiva. Para suplir dicha necesidad, los Departamentos de Ingeniería de Sistemas e Ingeniería Industrial de la Universidad de Los Andes se unieron con la empresa Sistemas Corporativos S.A., para desarrollar un motor de modelado de la producción. Dicho software permite programar cada una de las actividades dentro de la empresa, así como calcular los tiempos invertidos por cada operario, la intensidad de uso que debe dársele a cada máquina y la cantidad de producto que la fábrica puede entregar a diario, en la semana o en el mes.

La fase de elaboración del motor de modelado ya cumple dos años, y en este momento tres profesores y dos asistentes de investigación de la universidad, así como tres ingenieros de Sistemas Corporativos, prueban el producto en casos reales.

El proyecto, además de responder a una necesidad sentida en las pequeñas y medianas empresas del país, pretende poner a disposición de las mismas una herramienta económica, pues los productos de este tipo son elaborados por casas de software internacionales que los ofrecen a precios demasiado altos.

Diseño por capas

El motor de modelado de la producción cuenta con dos niveles, uno que permite ingresar en una base de datos información relacionada con los equipos, operarios, productos, procesos de producción y operaciones de manufactura, y otro denominado capa de aplicación, en el que se elaboran consultas para la toma de decisiones.

La flexibilidad de esta innovación para las empresas está dada por la posibilidad de personalizar el modelo de producción de cada planta, sin importar si pertenece a sectores tan distintos como el de industrias gráficas, alimentos, textiles o metalmecánica. Dicha operación de modelado se lleva a cabo a través de un lenguaje estándar para referirse a elementos como máquinas, materias primas, tiempos, funciones y cargos.

Sin embargo, para quienes no gusten de personalizar el modelo de su fábrica a través de palabras (lenguaje textual), los investigadores diseñaron una herramienta gráfica que les deja plasmar las rutas del proceso de producción en cajas conectadas a manera de mapa mental. Para que la información ingresada mediante el lenguaje se cargue en el motor es necesario que pase por un interpretador, mientras que la herramienta gráfica se conecta directamente al motor de modelado.

Adicional a las dos capas, al lenguaje y a la ayuda gráfica, el motor cuenta con una herramienta de programación para organizar el trabajo de las fábricas detalladamente por máquinas y operarios. Esto significa que el jefe de producción podrá planear qué operario estará en qué máquina, cuánto tiempo y para producir qué cantidad de material (sistema de control de piso). Así mismo, podrá saber cuánto es capaz de elaborar la fábrica en un tiempo determinado para incrementar la producción ante nuevos pedidos.

Beneficios de doble vía

Uno de los principales atributos del software es que no solamente tiene aplicaciones mono usuario (un solo PC de la empresa), sino que funciona en ambientes distribuidos (varios equipos de la empresa y una central que organiza la información), de tal forma que la planeación de la producción no tenga que ser necesariamente una labor centralizada. A ello se añade que el motor provee un estándar abierto, que le permitirá a diversas empresas de software desarrollar aplicativos compatibles.

Tanto los académicos de la Universidad de Los Andes, como los ingenieros de Sistemas Corporativos S.A. esperan que con esta innovación las pequeñas y medianas empresas del país logren programar de forma más organizada y sencilla sus pedidos y órdenes de producción para cumplir con los objetivos de entrega.

Mientras se implementa, el motor en sí mismo ya es una ganancia para la academia, pues con él los Departamentos de Ingeniería de Sistemas e Ingeniería Industrial lograron integrar los lenguajes de propósito específico y los algoritmos a las dinámicas de producción en la empresa. A su vez, generaron un espacio de investigación sobre problemas reales de la industria en los que la universidad puede aportar con el diseño de soluciones novedosas e integrales.



  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.