text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Qué hay en el aire que respiramos?

      
Del 14 al 16 de marzo de 2007 se llevará a cabo en la ciudad de Manizales el I Congreso Colombiano de Calidad del Aire y Salud Pública. Este evento es organizado por las universidades de Los Andes, la Salle y la Nacional de Colombia. <br/><br/>En esta primera edición, el Congreso será una gran oportunidad para conocer los últimos avances en el estudio y manejo de la problemática de la contaminación del aire y sus efectos sobre la salud pública, a través de las clases magistrales de expertos internacionales. <br/><br/>Igualmente, pretende recopilar las experiencias más significativas en Colombia y América Latina, a través de talleres alrededor de temas específicos, tales como el modelamiento de la dispersión y transformación de contaminantes del aire, las técnicas de muestreo y caracterización de contaminantes, los estudios epidemiológicos y los proyectos de vigilancia en salud pública. <br/><br/><strong>Antecedentes</strong><br/><br/>Aunque su alcance es mundial, la contaminación del aire es un problema de particular importancia en centros urbanos y megaciudades alrededor del mundo, y obedece principalmente a deficiencias estructurales en el desarrollo industrial y de transporte, al crecimiento desordenado y a la debilidad de las instituciones de gobierno. <br/><br/>Su principal efecto es la degradación de la calidad de vida de la población, reflejada en el incremento de la frecuencia y severidad de las enfermedades respiratorias, en la mortalidad temprana, en el número de consultas hospitalarias y en la ausencia laboral. <br/><br/>En Colombia, el problema de la contaminación del aire no ha recibido atención prioritaria, aunque es reconocido en las ciudades más importantes (Bogotá y Medellín) y en centros industriales como Sogamoso y Yumbo. <br/><br/>Bogotá es considerada actualmente como una de las cuatro ciudades más contaminadas en América Latina, debido a las altas concentraciones de material particulado y ozono. Se estima que la fuente más importante de contaminación del aire está constituida por buses y camiones con motor diesel, debido a la baja calidad de dicho combustible en el país, a la obsolescencia tecnológica del parque automotor y a las deficiencias de movilidad en las calles. <br/><br/>Un importante número de eventos, entre seminarios, talleres y foros, se han llevado a cabo en el país, entre los que se cuentan: dos seminarios Gerencia de la Calidad del Aire en América Latina, en 2001 y 2002; el seminario Combustibles, vehículos y polución del aire, en 2002; el curso-taller internacional Modelación de la calidad del aire a escala urbana, en 2003; el SMHI Air Quality Management and Technology Follow-up workshop, Latin America, en 2004; el Coloquio Material particulado atmosférico y salud, entre 2004 y 2006; entre otros. <br/><br/>Varias ciudades colombianas han mantenido una gran actividad de investigación y monitoreo de la calidad del aire y Bogotá se vinculó a la Iniciativa del Aire Limpio para Ciudades de América Latina en 2002. Por otro lado, los gobiernos locales y el gobierno nacional han impulsado cambios en la movilidad urbana, a través de sistemas de transporte masivo como Transmilenio, los cuales tienen consecuencias directas sobre la calidad del aire, que, sin embargo, no han sido directamente medidas. <br/><br/>La solución al problema de contaminación del aire en las ciudades y centros industriales colombianos requiere de un importante fortalecimiento institucional, y por tanto, de profesionales con alta capacitación específica en calidad del aire y su relación con la salud de la población. Igualmente, requiere de conocer experiencias de los países desarrollados y otros que, teniendo una problemática y una situación socioeconómica semejante, hayan llegado a soluciones prácticas y de bajo costo. Este es el propósito del I Congreso Colombiano de Calidad del Aire y Salud Pública. <br/><br/><strong>Objetivos</strong><br/><br/>Al finalizar el Congreso: <br/><br/>Los participantes, tanto estudiantes como profesionales, habrán intercambiado información y experiencias que les permitan formular y desarrollar propuestas prácticas y efectivas para la reducción en la contaminación del aire en sus respectivas ciudades o regiones. <br/><br/>Las universidades habrán dado a conocer los resultados de sus investigaciones, los cuales podrán ser utilizados como soporte científico y técnico para el desarrollo de mejores políticas por parte de las autoridades ambientales y de salud pública. Igualmente, habrán presentado propuestas de nuevos proyectos que respondan a necesidades actuales de información sobre calidad del aire y salud pública, habrán formado redes de información y buscado oportunidades de financiación de sus proyectos, fortaleciendo su propia capacidad investigativa. <br/><br/>Las autoridades ambientales habrán enriquecido su punto de vista, habrán presentado sus planes y políticas para el mejoramiento de calidad del aire en sus ciudades o regiones. Así mismo, habrán generado vínculos con expertos que les permitan evitar errores, priorizar mejor las actividades de sus planes actuales o corregir planes anteriores. <br/><br/>La sociedad en general se sensibilizará sobre el problema, tendrá más argumentos para exigir su derecho a un aire limpio y habrá entendido las limitaciones técnicas que existen para el reto de la descontaminación del aire en sus ciudades o regiones.
Del 14 al 16 de marzo de 2007 se llevará a cabo en la ciudad de Manizales el I Congreso Colombiano de Calidad del Aire y Salud Pública. Este evento es organizado por las universidades de Los Andes, la Salle y la Nacional de Colombia.

En esta primera edición, el Congreso será una gran oportunidad para conocer los últimos avances en el estudio y manejo de la problemática de la contaminación del aire y sus efectos sobre la salud pública, a través de las clases magistrales de expertos internacionales.

Igualmente, pretende recopilar las experiencias más significativas en Colombia y América Latina, a través de talleres alrededor de temas específicos, tales como el modelamiento de la dispersión y transformación de contaminantes del aire, las técnicas de muestreo y caracterización de contaminantes, los estudios epidemiológicos y los proyectos de vigilancia en salud pública.

Antecedentes

Aunque su alcance es mundial, la contaminación del aire es un problema de particular importancia en centros urbanos y megaciudades alrededor del mundo, y obedece principalmente a deficiencias estructurales en el desarrollo industrial y de transporte, al crecimiento desordenado y a la debilidad de las instituciones de gobierno.

Su principal efecto es la degradación de la calidad de vida de la población, reflejada en el incremento de la frecuencia y severidad de las enfermedades respiratorias, en la mortalidad temprana, en el número de consultas hospitalarias y en la ausencia laboral.

En Colombia, el problema de la contaminación del aire no ha recibido atención prioritaria, aunque es reconocido en las ciudades más importantes (Bogotá y Medellín) y en centros industriales como Sogamoso y Yumbo.

Bogotá es considerada actualmente como una de las cuatro ciudades más contaminadas en América Latina, debido a las altas concentraciones de material particulado y ozono. Se estima que la fuente más importante de contaminación del aire está constituida por buses y camiones con motor diesel, debido a la baja calidad de dicho combustible en el país, a la obsolescencia tecnológica del parque automotor y a las deficiencias de movilidad en las calles.

Un importante número de eventos, entre seminarios, talleres y foros, se han llevado a cabo en el país, entre los que se cuentan: dos seminarios "Gerencia de la Calidad del Aire en América Latina", en 2001 y 2002; el seminario "Combustibles, vehículos y polución del aire", en 2002; el curso-taller internacional "Modelación de la calidad del aire a escala urbana", en 2003; el "SMHI Air Quality Management and Technology Follow-up workshop, Latin America", en 2004; el Coloquio "Material particulado atmosférico y salud", entre 2004 y 2006; entre otros.

Varias ciudades colombianas han mantenido una gran actividad de investigación y monitoreo de la calidad del aire y Bogotá se vinculó a la Iniciativa del Aire Limpio para Ciudades de América Latina en 2002. Por otro lado, los gobiernos locales y el gobierno nacional han impulsado cambios en la movilidad urbana, a través de sistemas de transporte masivo como Transmilenio, los cuales tienen consecuencias directas sobre la calidad del aire, que, sin embargo, no han sido directamente medidas.

La solución al problema de contaminación del aire en las ciudades y centros industriales colombianos requiere de un importante fortalecimiento institucional, y por tanto, de profesionales con alta capacitación específica en calidad del aire y su relación con la salud de la población. Igualmente, requiere de conocer experiencias de los países desarrollados y otros que, teniendo una problemática y una situación socioeconómica semejante, hayan llegado a soluciones prácticas y de bajo costo. Este es el propósito del I Congreso Colombiano de Calidad del Aire y Salud Pública.

Objetivos

Al finalizar el Congreso:

Los participantes, tanto estudiantes como profesionales, habrán intercambiado información y experiencias que les permitan formular y desarrollar propuestas prácticas y efectivas para la reducción en la contaminación del aire en sus respectivas ciudades o regiones.

Las universidades habrán dado a conocer los resultados de sus investigaciones, los cuales podrán ser utilizados como soporte científico y técnico para el desarrollo de mejores políticas por parte de las autoridades ambientales y de salud pública. Igualmente, habrán presentado propuestas de nuevos proyectos que respondan a necesidades actuales de información sobre calidad del aire y salud pública, habrán formado redes de información y buscado oportunidades de financiación de sus proyectos, fortaleciendo su propia capacidad investigativa.

Las autoridades ambientales habrán enriquecido su punto de vista, habrán presentado sus planes y políticas para el mejoramiento de calidad del aire en sus ciudades o regiones. Así mismo, habrán generado vínculos con expertos que les permitan evitar errores, priorizar mejor las actividades de sus planes actuales o corregir planes anteriores.

La sociedad en general se sensibilizará sobre el problema, tendrá más argumentos para exigir su derecho a un aire limpio y habrá entendido las limitaciones técnicas que existen para el reto de la descontaminación del aire en sus ciudades o regiones.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.