text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

EAFIT lanza campaña institucional que rinde homenaje a la palabra

      
Árboles parlantes, escritorios, lectores empedernidos y escritores se apoderan de EAFIT. El mundo de los humanos está hecho de palabras: lo que sentimos, lo que pensamos, lo que nos da miedo, lo que nos provoca, todo, o casi todo, está construido con palabras. Por ello, en tanto más queremos comprender nuestra realidad más tratamos de conocerla, de marcar sus límites, conocer sus significados, en fin, de poseer lo que designan. <br/><br/> Vivimos con la lengua suelta. Haciendo ruidos y sonidos con ella, diciendo y maldiciendo, tratando de contenerla, pero a veces ella se escapa y entona melodías y poemas, o se suelta y nos ahorca en un mar de sinrazones. <br/><br/> En el mes de marzo, cuando Colombia es sede del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, queremos rendirle un homenaje que saque de la cotidianidad de la razón expresada, el instrumento que nos da impulso como un trampolín, para apartarnos del vacío de la sinrazón y la soledad. <br/><br/> Toma del campus: <br/><br/> Árboles parlantes<br/><br/> Las hojas traen historias del viento. Los árboles parlantes han extraído de la tierra la voz de los poetas que yacen bajo ella. Cultores de la lengua, con sus versos domaron el potro salvaje de una lengua loca que quería acercarse a la sinrazón de los sentidos y el corazón. <br/><br/> - El Cámbulo, ubicado en la cafetería central frente a la Librería, encarnó al poeta chileno Pablo Neruda (1904 - 1973), ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971. <br/><br/> - El Mamoncillo, ubicado en el pasillo Junín frente a Papy´s, declamó poemas de León de Greiff. <br/><br/> - El Mango, ubicado en el pasillo Junín frente a Coffe House, reprodujo fragmentos de la obra de Jorge Luis Borges, una de las glorias de las letras latinoamericanas y figura literaria del siglo XX. <br/><br/> - La Ceiba, ubicada en el Jardín frente al Bloque 18, encarnó al escritor mexicano Juan Rulfo, autor de la novela Pedro Páramo, considerada una obra maestra de la literatura en español. <br/><br/> - La Acacia amarilla, ubicada en la Plazoleta del Estudiante, tuvo la voz femenina de Dulce María Loynaz, poeta cubana quien fue directora de la Academia Cubana de la Lengua. <br/><br/> - El Pimiento, ubicado en el Patio de los pimientos, reprodujo poemas del escritor colombiano Raúl Gómez Jattín. <br/><br/> - El Carbonero, ubicado frente al bloque 38, declamó poemas de la escritora Alfonsina Storni, quien obtuvo importantes premios literarios que la hicieron conocer ampliamente en todos los países latinoamericanos, destacándose entre sus obras Languidez, El dulce daño y La inquietud del rosal. <br/><br/> - En el Jabotijabo, ubicado en el bloque 38, estuvo la voz del poeta español Antonio Machado. <br/><br/> - Finalmente, el Almendro, ubicado en el lago sur del campus, encarnó al escritor Federico García Lorca. <br/><br/> Escritorios<br/><br/> En tableros repartidos por distintas zonas del campus la comunidad universitaria y los visitantes escribieron como hablan: ¿Cómo decís:? estoy enamorado: qué rumba tan buena: ese examen estuvo difícil: esa chica está divina: qué embale: prestáme para un tinto: <br/><br/> Lecturas en voz alta<br/><br/> Durante siglos la práctica de la lectura se hacía en voz alta y se desaconsejaba -o se prohibía- la lectura silenciosa. Esta ejercitación, felizmente, se mantiene en las escuelas de teatro y en algunas instituciones monásticas de Occidente y de Oriente, donde la función del "lector" sigue siendo muy importante. <br/><br/> La lectura en voz alta es una de las mejores estrategias para formar lectores. El objetivo es contagiar el gusto por la lectura y los libros, más que buscar una lectura de comprensión, sin embargo es casi seguro que cuando se proyecta esa emoción en los oyentes, la comprensión vendrá como un agregado. <br/><br/> La primera sesión de este programa se llevó a cabo el jueves 15 de marzo, a cargo de Alejandra Toro en la Librería de la Universidad EAFIT, a las 5:00 p.m. con entrada libre para el público en general. <br/><br/> Exposición<br/><br/> Menuda lengua: De lo hablado a lo escrito, y viceversa, en el Hall del Bloque 38<br/><br/> Tiempo perdido entre libros<br/><br/> Lectores empedernidos nos hablan de su mesita de noche <br/><br/> El rector de la Universidad, doctor Juan Luis Mejía Arango, habló sobre el Furor de leer, el jueves 15 de marzo a las 6:30 p.m. en el Auditorio 103 del Bloque 38, con entrada libre para el público en general. <br/><br/> Consulte la programación del evento en su <a href=https://www.eafit.edu.co/lenguaSuelta target=_blank>página especial</a>.  <br/><br/>El mismo día, Jorge Reynolds, científico y asesor del proyecto Parque Explora, ofreció la conferencia Nuevas tecnologías para comienzos de siglo, organizada por el grupo Lecciones Empresariales. <br/><br/> El evento se realizó en el auditorio 38 -125, a las 5:00 de la tarde, con entrada libre. Se hizo transmisión en directo a través del <a href=https://envivo.eafit.edu.co target=_blank>sistema de televisión por Internet</a> <br/>
Árboles parlantes, escritorios, lectores empedernidos y escritores se apoderan de EAFIT. El mundo de los humanos está hecho de palabras: lo que sentimos, lo que pensamos, lo que nos da miedo, lo que nos provoca, todo, o casi todo, está construido con palabras. Por ello, en tanto más queremos comprender nuestra realidad más tratamos de conocerla, de marcar sus límites, conocer sus significados, en fin, de poseer lo que designan.

Vivimos con la lengua suelta. Haciendo ruidos y sonidos con ella, diciendo y maldiciendo, tratando de contenerla, pero a veces ella se escapa y entona melodías y poemas, o se suelta y nos ahorca en un mar de sinrazones.

En el mes de marzo, cuando Colombia es sede del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, queremos rendirle un homenaje que saque de la cotidianidad de la razón expresada, el instrumento que nos da impulso como un trampolín, para apartarnos del vacío de la sinrazón y la soledad.

Toma del campus:

Árboles parlantes

Las hojas traen historias del viento. Los árboles parlantes han extraído de la tierra la voz de los poetas que yacen bajo ella. Cultores de la lengua, con sus versos domaron el potro salvaje de una lengua loca que quería acercarse a la sinrazón de los sentidos y el corazón.

- El Cámbulo, ubicado en la cafetería central frente a la Librería, encarnó al poeta chileno Pablo Neruda (1904 - 1973), ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971.

- El Mamoncillo, ubicado en el pasillo Junín frente a Papy´s, declamó poemas de León de Greiff.

- El Mango, ubicado en el pasillo Junín frente a Coffe House, reprodujo fragmentos de la obra de Jorge Luis Borges, una de las glorias de las letras latinoamericanas y figura literaria del siglo XX.

- La Ceiba, ubicada en el Jardín frente al Bloque 18, encarnó al escritor mexicano Juan Rulfo, autor de la novela Pedro Páramo, considerada una obra maestra de la literatura en español.

- La Acacia amarilla, ubicada en la Plazoleta del Estudiante, tuvo la voz femenina de Dulce María Loynaz, poeta cubana quien fue directora de la Academia Cubana de la Lengua.

- El Pimiento, ubicado en el Patio de los pimientos, reprodujo poemas del escritor colombiano Raúl Gómez Jattín.

- El Carbonero, ubicado frente al bloque 38, declamó poemas de la escritora Alfonsina Storni, quien obtuvo importantes premios literarios que la hicieron conocer ampliamente en todos los países latinoamericanos, destacándose entre sus obras Languidez, El dulce daño y La inquietud del rosal.

- En el Jabotijabo, ubicado en el bloque 38, estuvo la voz del poeta español Antonio Machado.

- Finalmente, el Almendro, ubicado en el lago sur del campus, encarnó al escritor Federico García Lorca.

Escritorios

En tableros repartidos por distintas zonas del campus la comunidad universitaria y los visitantes escribieron como hablan: ¿Cómo decís:? estoy enamorado: qué rumba tan buena: ese examen estuvo difícil: esa chica está divina: qué embale: prestáme para un tinto:

Lecturas en voz alta

Durante siglos la práctica de la lectura se hacía en voz alta y se desaconsejaba -o se prohibía- la lectura silenciosa. Esta ejercitación, felizmente, se mantiene en las escuelas de teatro y en algunas instituciones monásticas de Occidente y de Oriente, donde la función del "lector" sigue siendo muy importante.

La lectura en voz alta es una de las mejores estrategias para formar lectores. El objetivo es contagiar el gusto por la lectura y los libros, más que buscar una lectura de comprensión, sin embargo es casi seguro que cuando se proyecta esa emoción en los oyentes, la comprensión vendrá como un agregado.

La primera sesión de este programa se llevó a cabo el jueves 15 de marzo, a cargo de Alejandra Toro en la Librería de la Universidad EAFIT, a las 5:00 p.m. con entrada libre para el público en general.

Exposición

Menuda lengua: De lo hablado a lo escrito, y viceversa, en el Hall del Bloque 38

Tiempo perdido entre libros

Lectores empedernidos nos hablan de su mesita de noche

El rector de la Universidad, doctor Juan Luis Mejía Arango, habló sobre el Furor de leer, el jueves 15 de marzo a las 6:30 p.m. en el Auditorio 103 del Bloque 38, con entrada libre para el público en general.

Consulte la programación del evento en su página especial

El mismo día, Jorge Reynolds, científico y asesor del proyecto Parque Explora, ofreció la conferencia "Nuevas tecnologías para comienzos de siglo", organizada por el grupo Lecciones Empresariales.

El evento se realizó en el auditorio 38 -125, a las 5:00 de la tarde, con entrada libre. Se hizo transmisión en directo a través del sistema de televisión por Internet 
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.