text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Homenaje pictórico a Gabo

      
Música y músicos, en la obra de Gabriel García Márquez<br/><br/><span style=font-style: italic;> Por Mónica Ruiz T </span><br/><br/> :Ursula lo molestó tanto, que un día en que Aureliano Segundo amaneció con el humor rebosado, apareció con un cajón de dinero, una lata de engrudo y una brocha, y cantando a voz en cuello las viejas canciones de Francisco el Hombre empapeló la casa por dentro y por fuera, y de arriba abajo, con billetes de a peso. Como este fragmento de Cien Años de Soledad, cada una de las obras de nuestro Nobel de Literatura lleva un aire musical característico. <br/><br/> Si se hace un recuento sobre la vida de Gabo, su llegada a Zipaquirá marcó una etapa importante. Venir de un lugar de tierra caliente como Aracataca, donde la parranda vallenata, el clima y los sabores de la Costa se hacen sentir en cada golpe de la brisa, impactó al joven escritor, que debió asumir la fría tierra de Cundinamarca y acercarse a la música clásica. <br/><br/> Cuando conoció a su amigo Guillermo Quevedo y escuchó la Banda Municipal de músicos, aquellas notas de las sinfonías interpretadas y sus largas tertulias acompañaron los escritos del ahora Nobel a la literatura, quien con una mezcla de recuerdos de su infancia Macondiana y aquella nueva experiencia de vida, dio paso al nacimiento del realismo mágico que identifica su obra. <br/><br/> De ahí surge el interés por estudiar la relación que tuvo la experiencia vivida por Gabriel García Márquez en Zipaquirá con sus relatos, y para desarrollar esta tarea se creó hace cinco años la Fundación Escultura y Vida, que mediante sus investigaciones expresa la importancia de esta relación. <br/><br/> Se ha preparado, entre las actividades del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, la exposición Música y Músicos, en la obra de Gabriel García Márquez, en la cual la pintora Claudia Ruiz plasma en sus 35 obras las interpretaciones de los párrafos o capítulos de la literatura de Gabo. Claudia en sus pinturas expresa la relación de los escritos con la música, pues para ella este factor siempre está presente en la producción literaria del Nobel. <br/><br/> La exposición se realiza en el Palacio de la Inquisición, en el Centro de la Ciudad Amurallada, desde el 23 de marzo y se extenderá hasta el 6 de abril. La inauguración está programada a las 7:30 de la noche y contará con la participación de uno de los miembros ilustres de la fundación, el Compositor vallenato Rafael Escalona, único personaje citado en los escritos de García Márquez que permanece con vida y es cercano amigo del novelista.
Música y músicos, en la obra de Gabriel García Márquez

Por Mónica Ruiz T

:"Ursula lo molestó tanto, que un día en que Aureliano Segundo amaneció con el humor rebosado, apareció con un cajón de dinero, una lata de engrudo y una brocha, y cantando a voz en cuello las viejas canciones de Francisco el Hombre empapeló la casa por dentro y por fuera, y de arriba abajo, con billetes de a peso". Como este fragmento de Cien Años de Soledad, cada una de las obras de nuestro Nobel de Literatura lleva un aire musical característico.

Si se hace un recuento sobre la vida de Gabo, su llegada a Zipaquirá marcó una etapa importante. Venir de un lugar de tierra caliente como Aracataca, donde la parranda vallenata, el clima y los sabores de la Costa se hacen sentir en cada golpe de la brisa, impactó al joven escritor, que debió asumir la fría tierra de Cundinamarca y acercarse a la música clásica.

Cuando conoció a su amigo Guillermo Quevedo y escuchó la Banda Municipal de músicos, aquellas notas de las sinfonías interpretadas y sus largas tertulias acompañaron los escritos del ahora Nobel a la literatura, quien con una mezcla de recuerdos de su infancia Macondiana y aquella nueva experiencia de vida, dio paso al nacimiento del realismo mágico que identifica su obra.

De ahí surge el interés por estudiar la relación que tuvo la experiencia vivida por Gabriel García Márquez en Zipaquirá con sus relatos, y para desarrollar esta tarea se creó hace cinco años la Fundación Escultura y Vida, que mediante sus investigaciones expresa la importancia de esta relación.

Se ha preparado, entre las actividades del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, la exposición "Música y Músicos, en la obra de Gabriel García Márquez", en la cual la pintora Claudia Ruiz plasma en sus 35 obras las interpretaciones de los párrafos o capítulos de la literatura de Gabo. Claudia en sus pinturas expresa la relación de los escritos con la música, pues para ella este factor siempre está presente en la producción literaria del Nobel.

La exposición se realiza en el Palacio de la Inquisición, en el Centro de la Ciudad Amurallada, desde el 23 de marzo y se extenderá hasta el 6 de abril. La inauguración está programada a las 7:30 de la noche y contará con la participación de uno de los miembros ilustres de la fundación, el Compositor vallenato Rafael Escalona, único personaje citado en los escritos de García Márquez que permanece con vida y es cercano amigo del novelista.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.