text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Nacional tiene el primer Museo Virtual de la Historieta Colombiana

      
El primer intento por reconstruir este proceso histórico se está haciendo en la Universidad Nacional de Colombia, concretamente en la Escuela de Diseño Gráfico de la Facultad de Artes.<br/><br/>Desde el año 2000 el Museo Virtual de la Historieta Colombiana, en su página web www.facartes.unal.edu.co/muvirt/museovhc.html, hace un recorrido por el mundo de la historieta desde los años 20 del siglo pasado, cuando Mojicón, el personaje creado por Adolfo Samper, apareció publicado en el diario gráfico de la tarde conocido como Mundo al Día.<br/><br/>Antes de Mojicón no hay referencia de la historieta en Colombia, afirma el profesor Bernardo Rincón, director del Centro de Medios de Expresión e Informática de la Facultad de Artes y profesor de Diseño Gráfico.<br/><br/>De ahí todo este esfuerzo que busca generarle un nicho a la historieta nacional, perdida en el mundo precisamente por no tener una idea clara de lo que ha sido su historia.<br/><br/> Antes de los años 20 lo que se hacía en Colombia era humor político, que es diferente a la historieta, dice el profesor Rincón. Y agrega que la historieta se caracteriza por ser una narración secuencial, compuesta por viñetas, que son los cuadros donde va cada dibujo, y bocadillos, como se conoce a los globitos con los textos de los personajes, lo que el profesor Rincón llama la parte literaria de la historieta.<br/><br/><b>Una historia sin historia</b><br/><br/>Además de profesor, Bernardo Rincón es uno de los creativos visuales más importantes del país, como quiera que ha participado, entre otras, en importantes publicaciones como la revista Los Monos, editada por el entonces diario El Espectador a comienzos de la década de los 80; las revista La Capitana, en 1983 y Montecristo, en 1985, producidas por Editora Cinco.<br/><br/>También ha sido productor de importantes publicaciones como W.C., en 1986, la única revista de gran formato y única edición; la tira semanal Dina que publicó el diario El Espectador en 1988 y Acme Comics en 1992, entre otros trabajos de importancia nacional.<br/><br/>Rincón explica que todos los países importantes en el mundo de la historieta tienen un compendio de su historia. Colombia no. Es la única nación con trabajo en este campo, que no ha construido una versión clara al respecto, dice el profesor Rincón. Por eso él, con su grupo de estudiantes, se ha dedicado a construir este museo virtual para reivindicar esta forma de comunicación que, a su juicio, no ha sido muy valorada en Colombia. <br/>
El primer intento por reconstruir este proceso histórico se está haciendo en la Universidad Nacional de Colombia, concretamente en la Escuela de Diseño Gráfico de la Facultad de Artes.

Desde el año 2000 el Museo Virtual de la Historieta Colombiana, en su página web www.facartes.unal.edu.co/muvirt/museovhc.html, hace un recorrido por el mundo de la historieta desde los años 20 del siglo pasado, cuando Mojicón, el personaje creado por Adolfo Samper, apareció publicado en el diario gráfico de la tarde conocido como Mundo al Día.

"Antes de Mojicón no hay referencia de la historieta en Colombia", afirma el profesor Bernardo Rincón, director del Centro de Medios de Expresión e Informática de la Facultad de Artes y profesor de Diseño Gráfico.

De ahí todo este esfuerzo que busca generarle un nicho a la historieta nacional, perdida en el mundo precisamente por no tener una idea clara de lo que ha sido su historia.

"Antes de los años 20 lo que se hacía en Colombia era humor político, que es diferente a la historieta", dice el profesor Rincón. Y agrega que la historieta se caracteriza por ser una narración secuencial, compuesta por viñetas, que son los cuadros donde va cada dibujo, y bocadillos, como se conoce a los globitos con los textos de los personajes, lo que el profesor Rincón llama "la parte literaria" de la historieta.

Una historia sin historia

Además de profesor, Bernardo Rincón es uno de los creativos visuales más importantes del país, como quiera que ha participado, entre otras, en importantes publicaciones como la revista Los Monos, editada por el entonces diario El Espectador a comienzos de la década de los 80; las revista La Capitana, en 1983 y Montecristo, en 1985, producidas por Editora Cinco.

También ha sido productor de importantes publicaciones como W.C., en 1986, la única revista de gran formato y única edición; la tira semanal Dina que publicó el diario El Espectador en 1988 y Acme Comics en 1992, entre otros trabajos de importancia nacional.

Rincón explica que "todos los países importantes en el mundo de la historieta tienen un compendio de su historia. Colombia no. Es la única nación con trabajo en este campo, que no ha construido una versión clara al respecto", dice el profesor Rincón. Por eso él, con su grupo de estudiantes, se ha dedicado a construir este museo virtual para reivindicar esta forma de comunicación que, a su juicio, no ha sido muy valorada en Colombia.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.