text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Preocupación por violencia en universidades

      
La Red de Universidades más grande de Iberoamérica se muestra indignada con estos hechos, que cobraron la vida de 32 personas y dejaron heridas otras 30, y pide revisar la seguridad en las instituciones de educación superior, no sólo en Estados Unidos sino en Colombia, en donde también se han presentado hechos violentos, aunque no de estas proporciones.<br/><br/> Recordemos algunos sucesos que cobraron la vida de estudiantes y docentes de instituciones universitarias colombianas. Dentro de los más recordados están el crimen de Jesús 'Chucho' Bejarano, asesinado en los mismos predios que lo vieron graduarse como economista y ejercer como docente de la Universidad Nacional, Sede Bogotá; el asesinato de Gustavo Marulanda, miembro del Consejo Estudiantil de la Universidad de Antioquia; el homicidio al interior de la misma universidad del antropólogo Hernán Henao Delgado, egresado de la Nacional; la desaparición y asesinato del profesor Darío Betancourt, de la Universidad Pedagógica Nacional; la incursión nocturna de encapuchados a la Universidad Distrital, que dejaron grafitos de bienvenida a las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC y la muerte del estudiante de química de la Universidad del Valle, Jhony Silva Aranguren, durante disturbios ocurridos en esa institución. (Datos tomados de medios escritos nacionales).<br/><br/> Estos hechos de violencia marcaron la vida de la comunidad estudiantil y demostraron la intolerancia que existe entre los seres humanos, ante situaciones que no puede seguir ocurriendo en ninguna parte del mundo.<br/><br/> En esta oportunidad le tocó a la Universidad de Virginia Tech, en Estados Unidos, en donde según las autoridades, el pasado lunes 16 de abril un joven identificado con el nombre de Cho Seung-Hui, de 23 años y origen surcoreano que estudiaba en esta universidad ingresó a una de las residencias y disparó contra su primera víctima. Luego el asesino dio su mayor golpe en el Salón Norris. De acuerdo con el relato de un testigo, ingresó a la edificación, dedicada a clases de ingeniería, cerró las puertas y comenzó a disparar, aula por aula, a todo aquel que tuviera en frente, finalmente se suicidó.<br/><br/> La preocupante cadena de incidentes en esta institución se remonta a los primeros días del mes en curso. La universidad había ofrecido 5.000 dólares a quien condujera a los responsables de dos alertas falsas de bomba que causaron pánico. Y en agosto del 2006, cuando el campus tuvo que ser clausurado el primer día de clases porque un preso que se fugó de una cárcel mató a un guardia.<br/><br/> Por este suceso y para que no sigan ocurriendo más hechos violentos, Universia Colombia, como red que asocia a un gran número de universidades en el país, expone su voz de repudio y preocupación y apoya todas las campañas a favor de la paz y la reconciliación dentro de las instituciones educativas, no sólo en Colombia, sino en el mundo.
La Red de Universidades más grande de Iberoamérica se muestra indignada con estos hechos, que cobraron la vida de 32 personas y dejaron heridas otras 30, y pide revisar la seguridad en las instituciones de educación superior, no sólo en Estados Unidos sino en Colombia, en donde también se han presentado hechos violentos, aunque no de estas proporciones.

Recordemos algunos sucesos que cobraron la vida de estudiantes y docentes de instituciones universitarias colombianas. Dentro de los más recordados están el crimen de Jesús 'Chucho' Bejarano, asesinado en los mismos predios que lo vieron graduarse como economista y ejercer como docente de la Universidad Nacional, Sede Bogotá; el asesinato de Gustavo Marulanda, miembro del Consejo Estudiantil de la Universidad de Antioquia; el homicidio al interior de la misma universidad del antropólogo Hernán Henao Delgado, egresado de la Nacional; la desaparición y asesinato del profesor Darío Betancourt, de la Universidad Pedagógica Nacional; la incursión nocturna de encapuchados a la Universidad Distrital, que dejaron grafitos de bienvenida a las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC y la muerte del estudiante de química de la Universidad del Valle, Jhony Silva Aranguren, durante disturbios ocurridos en esa institución. (Datos tomados de medios escritos nacionales).

Estos hechos de violencia marcaron la vida de la comunidad estudiantil y demostraron la intolerancia que existe entre los seres humanos, ante situaciones que no puede seguir ocurriendo en ninguna parte del mundo.

En esta oportunidad le tocó a la Universidad de Virginia Tech, en Estados Unidos, en donde según las autoridades, el pasado lunes 16 de abril un joven identificado con el nombre de Cho Seung-Hui, de 23 años y origen surcoreano que estudiaba en esta universidad ingresó a una de las residencias y disparó contra su primera víctima. Luego el asesino dio su mayor golpe en el Salón Norris. De acuerdo con el relato de un testigo, ingresó a la edificación, dedicada a clases de ingeniería, cerró las puertas y comenzó a disparar, aula por aula, a todo aquel que tuviera en frente, finalmente se suicidó.

La preocupante cadena de incidentes en esta institución se remonta a los primeros días del mes en curso. La universidad había ofrecido 5.000 dólares a quien condujera a los responsables de dos alertas falsas de bomba que causaron pánico. Y en agosto del 2006, cuando el campus tuvo que ser clausurado el primer día de clases porque un preso que se fugó de una cárcel mató a un guardia.

Por este suceso y para que no sigan ocurriendo más hechos violentos, Universia Colombia, como red que asocia a un gran número de universidades en el país, expone su voz de repudio y preocupación y apoya todas las campañas a favor de la paz y la reconciliación dentro de las instituciones educativas, no sólo en Colombia, sino en el mundo.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.