text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La Feria en cifras: Balance general de 13 días de Literatura

      
El día más concurrido de la feria fue el pasado domingo 29 de abril, debido en gran medida a la visita del humorista Roberto Gómez Bolaños <span style=font-style: italic;>Chespirito,</span> quien vino a presentar sus libros <span style=font-style: italic;>Sin querer queriendo y El diario del Chavo. </span><br/><br/>Ese día la feria rompió el récord de entradas en toda su historia, con una asistencia de 53.373 visitantes, entre las 10 a.m. y las 8:00 p.m.<br/><br/> Los niños y jóvenes también fueron grandes protagonistas del certamen, gracias a la programación organizada por los pabellones de Colsubsidio y la Fundación Rafael Pombo, que acogieron durante la feria a 80.167 estudiantes de colegios públicos y privados, de todas las edades.<br/><br/> La movida empresarial también tuvo un parte favorable, pues a la feria asistieron 680 compradores internacionales y 3.200 compradores nacionales. Esta gestión empresarial estuvo a cargo de Proexport, la Cámara de Comercio de Bogotá y Corferias.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> Una actividad cultural de lujo </span><br/>Este año la Feria Internacional del Libro de Bogotá llenó las expectativas del público, debido en gran medida a la excelente participación de Chile como país invitado de honor. Los chilenos se pusieron la camiseta para descrestar y lo consiguieron, pues tuvieron una programación de primera categoría que desató un clima de euforia entre los asistentes. <br/><br/>Eventos como la Cata de poesía, la charla del poeta Gonzalo Rojas con Juan Manuel Roca y la proyección de la película Se arrienda, de Alberto Fuguet, fueron algunos de los platos fuertes.<br/><br/> Por otro lado, el pabellón <span style=font-style: italic;>Gabo del alma</span>, homenaje de la Feria Internacional del Libro de Bogotá a Gabriel García Márquez, fue sede de dos de los eventos más emotivos de la Feria: la presentación del monólogo de Laura García, <span style=font-style: italic;>Diatriba de amor contra un hombre sentado</span>, y la lectura de <span style=font-style: italic;>Cien años de soledad</span>, a cargo de 100 colombianos destacados en diversos ámbitos.<br/><br/> Uno de los lugares más sobresalientes de la Feria fue el pabellón "Libro de artista", que se lució no solo por tener libros de lujo como El viaje, elaborado por 18 artistas y 18 poetas de toda América Latina, con un costo de 10.000 dólares, sino porque exhibió los magníficos proyectos de libros de artista de los estudiantes de las universidades Javeriana, Antioquia y Tecnológica de Pereira, entre otras. <br/><br/> Las palmas también son para las actividades profesionales de la Feria, entre las que se destacó el Primer Congreso Iberoamericano de Libreros, que congregó a profesionales de toda América Latina, España, Italia y Francia. Los libreros quedaron tan satisfechos que resolvieron dejar a Colombia como sede para los próximos 2 años. <br/><br/> Y no se pueden quedar por fuera de los halagos los dos encuentros organizados por el Ministerio de Cultura, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias (Encuentro Internacional de Editores Literarios y Encuentro de escritores <span style=font-style: italic;>Las otras literaturas</span>), que lograron reunir a los más destacados editores en español como Jorge Herralde (editor de Anagrama), Manuel Borrás (editorial de Pre-Textos) y Eduardo Rabasa (editor de Sexto Piso), entre otros.<br/><br/>Tampoco  a un grupo de 13 escritores nacionales e internacionales de primera línea, entre ellos Marcelo Birmajer (Argentina), Juan Villoro (México), Alberto Barrera Tyszka (Venezuela), Junot Díaz (República Dominicana) y Alberto Fuguet (Chile), por mencionar algunos nombres.<br/><br/> Esta Feria, pues, cumplió con el objetivo trazado. Logró convertirse nuevamente en el evento cultural anual más importante de la capital, y demostró una vez más que sigue siendo la fuente más importante de negocios para el sector editorial en Colombia. <br/><br/>
El día más concurrido de la feria fue el pasado domingo 29 de abril, debido en gran medida a la visita del humorista Roberto Gómez Bolaños Chespirito, quien vino a presentar sus libros Sin querer queriendo y El diario del Chavo.

Ese día la feria rompió el récord de entradas en toda su historia, con una asistencia de 53.373 visitantes, entre las 10 a.m. y las 8:00 p.m.

Los niños y jóvenes también fueron grandes protagonistas del certamen, gracias a la programación organizada por los pabellones de Colsubsidio y la Fundación Rafael Pombo, que acogieron durante la feria a 80.167 estudiantes de colegios públicos y privados, de todas las edades.

La movida empresarial también tuvo un parte favorable, pues a la feria asistieron 680 compradores internacionales y 3.200 compradores nacionales. Esta gestión empresarial estuvo a cargo de Proexport, la Cámara de Comercio de Bogotá y Corferias.

Una actividad cultural de lujo
Este año la Feria Internacional del Libro de Bogotá llenó las expectativas del público, debido en gran medida a la excelente participación de Chile como país invitado de honor. Los chilenos se pusieron la camiseta para descrestar y lo consiguieron, pues tuvieron una programación de primera categoría que desató un clima de euforia entre los asistentes.

Eventos como la Cata de poesía, la charla del poeta Gonzalo Rojas con Juan Manuel Roca y la proyección de la película Se arrienda, de Alberto Fuguet, fueron algunos de los platos fuertes.

Por otro lado, el pabellón Gabo del alma, homenaje de la Feria Internacional del Libro de Bogotá a Gabriel García Márquez, fue sede de dos de los eventos más emotivos de la Feria: la presentación del monólogo de Laura García, Diatriba de amor contra un hombre sentado, y la lectura de Cien años de soledad, a cargo de 100 colombianos destacados en diversos ámbitos.

Uno de los lugares más sobresalientes de la Feria fue el pabellón "Libro de artista", que se lució no solo por tener libros de lujo como El viaje, elaborado por 18 artistas y 18 poetas de toda América Latina, con un costo de 10.000 dólares, sino porque exhibió los magníficos proyectos de libros de artista de los estudiantes de las universidades Javeriana, Antioquia y Tecnológica de Pereira, entre otras.

Las palmas también son para las actividades profesionales de la Feria, entre las que se destacó el Primer Congreso Iberoamericano de Libreros, que congregó a profesionales de toda América Latina, España, Italia y Francia. Los libreros quedaron tan satisfechos que resolvieron dejar a Colombia como sede para los próximos 2 años.

Y no se pueden quedar por fuera de los halagos los dos encuentros organizados por el Ministerio de Cultura, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias (Encuentro Internacional de Editores Literarios y Encuentro de escritores Las otras literaturas), que lograron reunir a los más destacados editores en español como Jorge Herralde (editor de Anagrama), Manuel Borrás (editorial de Pre-Textos) y Eduardo Rabasa (editor de Sexto Piso), entre otros.

Tampoco  a un grupo de 13 escritores nacionales e internacionales de primera línea, entre ellos Marcelo Birmajer (Argentina), Juan Villoro (México), Alberto Barrera Tyszka (Venezuela), Junot Díaz (República Dominicana) y Alberto Fuguet (Chile), por mencionar algunos nombres.

Esta Feria, pues, cumplió con el objetivo trazado. Logró convertirse nuevamente en el evento cultural anual más importante de la capital, y demostró una vez más que sigue siendo la fuente más importante de negocios para el sector editorial en Colombia.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.