text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tres de los escritores colombianos de la generación 39 hablaron con Universia

      
Antonio Ungar es el padre de un libro de relatos cortos, titulado "Trece Circos Comunes", "De Ciertos Animales Tristes', 'Zanahorias Voladoras' y 'Las Orejas del Lobo'. <br/><br/> Ricardo Silva, poeta, autor de teatro, ha publicado en narrativa: 'Relato de Navidad' en la Gran Vía y 'Parece que va a Llover'.<br/><br/> Pilar Quintana entró con 'Cosquillas de Lengua' su primera novela y acaba de publicar 'Coleccionista de Polvos Raros'. <br/><br/> Yo quedé muy contento porque realmente era mejor quedar que no quedar, aunque suene como Maturana, dice Ricardo Silva, el autor de Parece que va llover y el Hombre de los 100 nombres. <br/><br/> Para él la inclusión de su nombre dentro de la logia de escritores menores de 39 años le ayudó a reafirmar que es el oficio en donde debe estar.<br/><br/> Pilar Quintana coincide con Silva y agrega que la noticia la agarró por sorpresa. Yo llegué ayer y he estado corriendo, pero estoy muy contenta porque no me lo esperaba, dice la autora de la Colección de polvos raros. <br/><br/> Para Antonio Ungar -en cambio- la designación dentro del grupo puede ser una piedra dura de cargar. Es un compromiso muy grande, porque ya no se puede escribir mal con los ojos de la gente ahí. <br/><br/> Estos tres narradores pertenecen a la nueva sangre de la literatura colombiana, que ahonda en las historias cotidianas y en los personajes comunes. Aunque reconocen la importancia de Gabo tratan de tomar cierta distancia de su estilo y de su sombra. <br/><br/>Creo que como cualquier escritor -dice Ricardo Silva Romero- trato de captar alguna realidad, pero fracaso. Uno las piezas como a mi se me da la gana con una lógica que no es lógica de la realidad.<br/><br/> Según Quintana, uno nunca puede hablar que cambió o no, porque cada libro le trae a uno cosas diferentes. Lo que uno si ve es una tendencia hacía lo urbano y una serie de novelas muy realistas.<br/><br/> Los tres: Silva, Quintana y Ungar están en uno de los oficios más solitarios del mundo, en donde confiesan que a veces piensan que están enloquecidos. <br/><br/> En cuanto a la tregua que propuso Roca a los escritores de la nueva ola, a quienes tilda de saber más de música y cine que de literatura, el autor de las 'Las Orejas del Lobo'responde que esas generalizaciones son difíciles; cada cual escribe como le sirve y como puede. Comparto la idea que mucha gente escribe mal, pero no obedece a una cuestión generacional. <br/><br/>
Antonio Ungar es el padre de un libro de relatos cortos, titulado "Trece Circos Comunes", "De Ciertos Animales Tristes', 'Zanahorias Voladoras' y 'Las Orejas del Lobo'.

Ricardo Silva, poeta, autor de teatro, ha publicado en narrativa: 'Relato de Navidad' en la Gran Vía y 'Parece que va a Llover'.

Pilar Quintana entró con 'Cosquillas de Lengua' su primera novela y acaba de publicar 'Coleccionista de Polvos Raros'.

"Yo quedé muy contento porque realmente era mejor quedar que no quedar, aunque suene como Maturana", dice Ricardo Silva, el autor de Parece que va llover y el Hombre de los 100 nombres.

Para él la inclusión de su nombre dentro de la logia de escritores menores de 39 años le ayudó a reafirmar que es el oficio en donde debe estar.

Pilar Quintana coincide con Silva y agrega que la noticia la agarró por sorpresa. "Yo llegué ayer y he estado corriendo, pero estoy muy contenta porque no me lo esperaba", dice la autora de la Colección de polvos raros.

Para Antonio Ungar -en cambio- la designación dentro del grupo puede ser una piedra dura de cargar. "Es un compromiso muy grande, porque ya no se puede escribir mal con los ojos de la gente ahí".

Estos tres narradores pertenecen a la nueva sangre de la literatura colombiana, que ahonda en las historias cotidianas y en los personajes comunes. Aunque reconocen la importancia de Gabo tratan de tomar cierta distancia de su estilo y de su sombra.

"Creo que como cualquier escritor -dice Ricardo Silva Romero- trato de captar alguna realidad, pero fracaso. Uno las piezas como a mi se me da la gana con una lógica que no es lógica de la realidad".

Según Quintana, "uno nunca puede hablar que cambió o no, porque cada libro le trae a uno cosas diferentes. Lo que uno si ve es una tendencia hacía lo urbano y una serie de novelas muy realistas".

Los tres: Silva, Quintana y Ungar están en uno de los oficios más solitarios del mundo, en donde confiesan que a veces piensan que están enloquecidos.

En cuanto a la tregua que propuso Roca a los escritores de la nueva ola, a quienes tilda de saber más de música y cine que de literatura, el autor de las 'Las Orejas del Lobo'responde que "esas generalizaciones son difíciles; cada cual escribe como le sirve y como puede. Comparto la idea que mucha gente escribe mal, pero no obedece a una cuestión generacional".

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.