text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudio revela cómo son las relaciones interraciales en Bogotá

      
Se trata de un estudio de caso realizado en Bogotá por la investigadora Mara Viveros, de la Universidad Nacional de Colombia. <br/><br/>Este contexto ha generado tensiones asociadas a una mayor libertad para afirmar la elección de las parejas, que coexiste con una desigualdad social persistente entre grupos étnico raciales, ya que este multiculturalismo no ha traído igualdad social, explicó Viveros. <br/><br/>El trabajo de campo, ejecutado en el marco de una investigación sobre género y discriminación étnico-racial en Bogotá, fue desarrollado por Viveros y un equipo de trabajo vinculado a la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad. Se basó en entrevistas profundas con hombres y mujeres de las localidades más pobres de Bogotá. Viveros comentó que el estudio logró establecer que los entrevistados miraban las relaciones desde una doble vía: con desventajas y ventajas. <br/><br/><br/>Entre las desventajas que encontró la investigadora se destaca: La pérdida de relación con el grupo familiar y social de origen, la censura cultural de traicionar el grupo étnico de origen y, de manera general, la pérdida de redes sociales que puede entablar relaciones de alianza con un grupo étnico-racial distinto al grupo de origen.<br/><br/>Entre las ventajas, Mara Viveros citó una distinta por cada grupo étnico-racial. En el caso de las mujeres que se identifican como blancas o mestizas, algunas de ellas dicen, de forma reveladora, que tener relaciones con hombres negros puede permitir satisfacer las fantasías sexuales y eróticas con hombres que sienten más asequibles y menos censuradores moralmente con ellas. <br/><br/>En el caso de las mujeres negras, algunas de ellas señalan que buscan relaciones con hombres blancos o mestizos para escapar a algunas características -y estereotipos- que se atribuyen a los hombres negros como el de ser poco trabajadores e infieles, explicó. Viveros aseguró que las nuevas generaciones reivindican escoger parejas, sin tener en cuenta el color de piel, por atribuirle a esta elección un sentido más personal, que implica muchas veces tomar distancia de sus tradiciones étnicas.
Se trata de un estudio de caso realizado en Bogotá por la investigadora Mara Viveros, de la Universidad Nacional de Colombia.

"Este contexto ha generado tensiones asociadas a una mayor libertad para afirmar la elección de las parejas, que coexiste con una desigualdad social persistente entre grupos étnico raciales, ya que este multiculturalismo no ha traído igualdad social", explicó Viveros.

El trabajo de campo, ejecutado en el marco de una investigación sobre género y discriminación étnico-racial en Bogotá, fue desarrollado por Viveros y un equipo de trabajo vinculado a la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad. Se basó en entrevistas profundas con hombres y mujeres de las localidades más pobres de Bogotá. Viveros comentó que el estudio logró establecer que los entrevistados miraban las relaciones desde una doble vía: con desventajas y ventajas.


Entre las desventajas que encontró la investigadora se destaca: "La pérdida de relación con el grupo familiar y social de origen, la censura cultural de traicionar el grupo étnico de origen y, de manera general, la pérdida de redes sociales que puede entablar relaciones de alianza con un grupo étnico-racial distinto al grupo de origen".

Entre las ventajas, Mara Viveros citó una distinta por cada grupo étnico-racial. "En el caso de las mujeres que se identifican como blancas o mestizas, algunas de ellas dicen, de forma reveladora, que tener relaciones con hombres negros puede permitir satisfacer las fantasías sexuales y eróticas con hombres que sienten más asequibles y menos censuradores moralmente con ellas.

En el caso de las mujeres negras, algunas de ellas señalan que buscan relaciones con hombres blancos o mestizos para escapar a algunas características -y estereotipos- que se atribuyen a los hombres negros como el de ser poco trabajadores e infieles", explicó. Viveros aseguró que las nuevas generaciones reivindican escoger parejas, sin tener en cuenta el color de piel, por atribuirle a esta elección un "sentido más personal", que implica muchas veces tomar distancia de sus tradiciones étnicas.
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.