text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Belisario Betancur habló de Gabo en la Autónoma de Bucaramanga

      
El prólogo no fue una lluvia de mariposas amarillas, como ocurrió en el reciente IV Congreso Internacional de la Lengua Española, pero sí un aguacero que amparó la débil concurrencia de decanos, profesores y estudiantes. <br/><br/>Betancur relató que cuando Gabo estaba escribiendo "El general en su laberinto", le llamó un domingo en la tarde, afanado por preguntarle si en la época del Libertador ya había llegado el mango a estas latitudes de América, "porque lo tenía comiendo mango en Cartagena". <br/><br/>Entonces Betancur le pidió un tiempo mientras consultaba a los expertos, le devolvió la llamada y le advirtió que debía cambiar el menú porque el mango lo trajeron hacia 1860. <br/><br/>Sin más remedio, le recomendó papaya. Betancur y García Márquez son amigos desde aquellos años en que Gabo apenas se iniciaba en el periodismo como colaborador de los diarios El Heraldo y luego en El Espectador. Hizo memoria del primer Congreso en Zacatecas (México), donde Gabo propuso la jubilación de la ortografía, armando el "trepequesube", la barahúnda. <br/><br/>En su ponencia afirmaba que "la ortografía más obstáculos al uso de la dulce lengua de Castilla, que beneficios trae". La propuesta no tuvo éxito académico, así que García Márquez decidió meter su propuesta en una botella y arrojarla al mar. <br/><br/>En el segundo Congreso, en Valladolid (España) no pudieron contener la risa, al lado del peruano Mario Vargas Llosa, y se ganó un codazo cuando el ex presidente mexicano Vicente Fox citó -dos veces- al escritor argentino Jorge Luis "Borgues" (sic). <br/><br/>"Era un testimonio de la erudición de Fox", acotó. <br/><br/>Dando tumbos del tercer Congreso en Mendoza (Argentina) a su amistad con el poeta colombiano Eduardo Carranza, Betancur habló de la displicencia del presidente Álvaro Uribe Vélez cuando se enteró de que el cuarto Congreso sería en Cartagena y no en Medellín, donde terminó reuniéndose el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua con la presencia del rey Juan Carlos de Borbón. Betancur le dio un significado especial al evento de Cartagena.<br/><br/> "De repente cayó del cielo una catararata de mariposas amarillas y en ese momento entraba Bill Clinton, en uno de los momentos más exultantes de mi vida, porque no entraba el presidente de Estados Unidos a una reunión de la Academia de la Lengua, sino que entraba la lengua inglesa a hacerle un homenaje en la persona de García Márquez a la lengua castellana". <br/><br/>Para leer más acerca de las historias del ex presidente colombiano Belisario Betancur acerca de Gabo , <a target=_blank href=https://estudiantes.unab.edu.co/Archivos/belisario.pdf>dé clic aquí</a>.
El prólogo no fue una lluvia de mariposas amarillas, como ocurrió en el reciente IV Congreso Internacional de la Lengua Española, pero sí un aguacero que amparó la débil concurrencia de decanos, profesores y estudiantes.

Betancur relató que cuando Gabo estaba escribiendo "El general en su laberinto", le llamó un domingo en la tarde, afanado por preguntarle si en la época del Libertador ya había llegado el mango a estas latitudes de América, "porque lo tenía comiendo mango en Cartagena".

Entonces Betancur le pidió un tiempo mientras consultaba a los expertos, le devolvió la llamada y le advirtió que debía cambiar el menú porque el mango lo trajeron hacia 1860.

Sin más remedio, le recomendó papaya. Betancur y García Márquez son amigos desde aquellos años en que Gabo apenas se iniciaba en el periodismo como colaborador de los diarios El Heraldo y luego en El Espectador. Hizo memoria del primer Congreso en Zacatecas (México), donde Gabo propuso la jubilación de la ortografía, armando el "trepequesube", la barahúnda.

En su ponencia afirmaba que "la ortografía más obstáculos al uso de la dulce lengua de Castilla, que beneficios trae". La propuesta no tuvo éxito académico, así que García Márquez decidió meter su propuesta en una botella y arrojarla al mar.

En el segundo Congreso, en Valladolid (España) no pudieron contener la risa, al lado del peruano Mario Vargas Llosa, y se ganó un codazo cuando el ex presidente mexicano Vicente Fox citó -dos veces- al escritor argentino Jorge Luis "Borgues" (sic).

"Era un testimonio de la erudición de Fox", acotó.

Dando tumbos del tercer Congreso en Mendoza (Argentina) a su amistad con el poeta colombiano Eduardo Carranza, Betancur habló de la displicencia del presidente Álvaro Uribe Vélez cuando se enteró de que el cuarto Congreso sería en Cartagena y no en Medellín, donde terminó reuniéndose el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua con la presencia del rey Juan Carlos de Borbón. Betancur le dio un significado especial al evento de Cartagena.

 "De repente cayó del cielo una catararata de mariposas amarillas y en ese momento entraba Bill Clinton, en uno de los momentos más exultantes de mi vida, porque no entraba el presidente de Estados Unidos a una reunión de la Academia de la Lengua, sino que entraba la lengua inglesa a hacerle un homenaje en la persona de García Márquez a la lengua castellana".

Para leer más acerca de las historias del ex presidente colombiano Belisario Betancur acerca de Gabo , dé clic aquí.
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.