text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Vigilancia de equipos médicos, discusión en la Nacional

      
Así lo afirmó María del Pilar Chávez, subdirectora del Grupo de Tecnovigilancia del Invima, durante el Encuentro Internacional de Tecnovigilancia en salud. <br/><br/>El evento, organizado por el Grupo de Ingeniería de la Salud de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Sede Bogotá, se realizó esta semana en el Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo. <br/><br/>Este tema ha cobrado especial interés en todo el mundo a raíz de las muertes masivas de personas registradas desde China hasta Panamá por culpa de un distribuidor que alteró la materia prima de algunos medicamentos de primera necesidad. <br/><br/>El encuentro dio a conocer a gestores, tomadores de decisiones y profesionales de las Direcciones Territoriales de Salud, hospitales públicos y privados, experiencias internacionales y nacionales sobre aplicación de los conceptos y enfoques de la Tecnovigilancia. <br/><br/>De ahí que una de las invitadas fuera la ingeniera Dulce María Martínez, directora del Centro de Control Estatal de Equipos Médicos de Cuba, que se refirió a la experiencia, de más de 15 años, en implementación de la Tecnovigilancia en su país. <br/><br/>Martínez dijo que la razón de ser de un programa de tecnovigilancia es el paciente. Esto implica la identificación y el análisis del riesgo de un producto, el control de calidad durante el proceso de fabricación de estos productos y el monitoreo durante la utilización. <br/><br/>En Colombia, puntualizó María del Pilar Chávez, el Instituto Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (Invima) centraliza desde el año 2004 este programa encaminado a la detección de eventos adversos, tanto en medicamentos como en dispositivos médicos.
Así lo afirmó María del Pilar Chávez, subdirectora del Grupo de Tecnovigilancia del Invima, durante el Encuentro Internacional de Tecnovigilancia en salud.

El evento, organizado por el Grupo de Ingeniería de la Salud de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Sede Bogotá, se realizó esta semana en el Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo.

Este tema ha cobrado especial interés en todo el mundo a raíz de las muertes masivas de personas registradas desde China hasta Panamá por culpa de un distribuidor que alteró la materia prima de algunos medicamentos de primera necesidad.

El encuentro dio a conocer a gestores, tomadores de decisiones y profesionales de las Direcciones Territoriales de Salud, hospitales públicos y privados, experiencias internacionales y nacionales sobre aplicación de los conceptos y enfoques de la Tecnovigilancia.

De ahí que una de las invitadas fuera la ingeniera Dulce María Martínez, directora del Centro de Control Estatal de Equipos Médicos de Cuba, que se refirió a la experiencia, de más de 15 años, en implementación de la Tecnovigilancia en su país.

Martínez dijo que "la razón de ser de un programa de tecnovigilancia es el paciente". Esto implica la identificación y el análisis del riesgo de un producto, el control de calidad durante el proceso de fabricación de estos productos y el monitoreo durante la utilización.

En Colombia, puntualizó María del Pilar Chávez, "el Instituto Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (Invima) centraliza desde el año 2004 este programa encaminado a la detección de eventos adversos, tanto en medicamentos como en dispositivos médicos".
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.