text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Comunicación y participación política en Colombia

      
Esta investigación contó con la dirección de Hernando Rojas, director del Centro para la Comunicación y Democracia de la Universidad de Wisconsin. Su base, fue una encuesta realizada en el segundo semestre del año pasado, a 1009 personas de 13 ciudades capitales del país, que representan a la población urbana colombiana, con un margen de error del 3% y una confiabilidad del 84%.<br/><br/> Los resultados permiten comparar el uso de medios masivos, Internet y comunicaciones interpersonales, con una serie de actitudes y comportamientos políticos entre los que se encuentran capital social, confianza institucional, conocimientos políticos y participación.<br/><br/> Según los resultados, los colombianos reciben la información principalmente de los noticieros de televisión nacionales y se interesan más en las noticias locales y de orden público. También consideran que los medios masivos ejercen una marcada influencia en la opinión pública pero, influyen poco sobre las opiniones de los políticos y aún menos sobre las opiniones propias. Además, perciben en el contenido de los medios una ideología afín a la propia, lo cual tiene importancia para la forma como se interpreta la información que divulgada por los medios.<br/><br/> En el tema de acceso y uso de Internet, la muestra comprobó un crecimiento del 40% y mostró que, pese a los esfuerzos hechos por el Gobierno, sigue existiendo una brecha por factores demográficos y sociales; en la diferencia entre el uso de Internet por parte de universitarios y de personas con educación primaria alcanzan el 68%; en el nivel socioeconómico el estrato 6 tienen el 49% más de acceso sobre el estrato 1; y en el género, los hombres tienen un 8% más de acceso que las mujeres.<br/><br/> El principal lugar de acceso en Colombia siguen siendo los sitios públicos tales como cafés o bibliotecas que, as u vez, están relacionados con el tiempo que se está en línea y la forma como se usa, lo cual puede llevar a otras formas de inequidad digital.<br/><br/> El uso más frecuente dado al Internet es el correo electrónico (82.8%), y se demuestra un creciente interés en ver noticias (53.5%). Otros usos como comentar noticias, visitar blogs y escribir en foros de discusión, crecen a pasos menos acelerados, con promedios del 21%. Es de destacar, sin embargo, que durante las elecciones presidenciales de 2006, un amplio porcentaje de población utilizó Internet para comentar temas políticos (22%), buscar información sobre las elecciones (17.5%) y visitar sitios web de de partidos o movimientos (11.2%).<br/><br/> En cuanto a la comunicación interpersonal, llama la atención que los colombianos se autocensuran para expresar sus opiniones pues es difícil expresar una opinión cuando se cree que los demás no están de acuerdo- y es mejor seguirle la corriente a los demás sin estar de acuerdo-, porque es incómodo tener que expresar una opinión cuando otros no están de acuerdo- y consideran que es más seguro callar que expresar opiniones no compartida-. <br/><br/> En el caso colombiano, se presentan niveles importantes de eficacia interna, con una mayoría pensando que puede resolver los problemas de su comunidad y niveles mucho más bajos de eficacia externa; pues se cree que existe poca posibilidad de influir sobre los gobiernos locales, que los gobiernos locales suelen no responder a las iniciativas populares y que al gobierno nacional poco le importa lo que piensa la gente del común.<br/><br/> La pertenencia a asociaciones formales, que es considerada uno de los elementos básicos del capital social de una nación, tiene un bajo nivel en Colombia pues sólo el 48% pertenece a algún tipo de organización formal y una fracción importante de ellos, no se considera un miembro activo. La cifra es más preocupante al excluir las organizaciones religiosas, pues sólo el 19% pertenece a algún tipo de asociación.<br/><br/> En términos de ideología política el 42.4% de la población se clasifica como de centro, el 37.4% de derecha y el 20.2% de izquierda y consideran que tanto la opinión pública como los medios de comunicación se ubican mayoritariamente en el centro; la diferencia entre personas con menos y más educación y orientación ideológica es significativa pues a medida que aumenta la educación de las personas éstas están más cercanas al centro mientras que las personas con menor educación tienen en promedio una ideología más de derecha. <br/><br/> De presentarse diferentes niveles de votación por ideología, tendríamos que al margen de su distribución real en la población su representación política a nivel de organismos de elección popular podría verse afectada. Mientras el 69% de la personas que se consideran como de derecha votó, el 65% de las de izquierda lo hizo y el 62% de las de centro. <br/><br/> En cuanto a participación, as actividades claramente políticas son ejercidas por la mayoría: votar en las elecciones presidenciales o para congreso (61% y 49.5%, respectivamente); tratar de convencer a otros para que voten o para que voten por un candidato en particular (29.2%); asistir a una manifestación política o exhibir propaganda política (17.3%); trabajar en una campaña política o donarle dinero a una campaña (5.7%). Es de anotar que en actividades relacionadas con la comunidad, las de donaciones y aportes alcanzan un porcentaje sobresaliente: 37,4 % dedicado por los colombianos a donar a organizaciones que hacen obras de caridad, a grupos que hacen obras sociales o ecológicas o realizar trabajo voluntario. Esto seguido de actividades de asistencia a reuniones públicas o de instituciones educativas (25%); y por último, las destinadas a participar en un comité local (6.3%) o trabajar en un proyecto comunitario (6.9%). Las actividades con menores porcentajes de participación son aquellas de carácter más expresivo, como participar en una protesta social (3.3%), enviar una carta a un periódico o revista (2.2%), llamar a un programa en vivo (3.5%) y firmar una petición (6.0%).<br/><br/><br/>
Esta investigación contó con la dirección de Hernando Rojas, director del Centro para la Comunicación y Democracia de la Universidad de Wisconsin. Su base, fue una encuesta realizada en el segundo semestre del año pasado, a 1009 personas de 13 ciudades capitales del país, que representan a la población urbana colombiana, con un margen de error del 3% y una confiabilidad del 84%.

Los resultados permiten comparar el uso de medios masivos, Internet y comunicaciones interpersonales, con una serie de actitudes y comportamientos políticos entre los que se encuentran capital social, confianza institucional, conocimientos políticos y participación.

Según los resultados, los colombianos reciben la información principalmente de los noticieros de televisión nacionales y se interesan más en las noticias locales y de orden público. También consideran que los medios masivos ejercen una marcada influencia en la opinión pública pero, influyen poco sobre las opiniones de los políticos y aún menos sobre las opiniones propias. Además, perciben en el contenido de los medios una ideología afín a la propia, lo cual tiene importancia para la forma como se interpreta la información que divulgada por los medios.

En el tema de acceso y uso de Internet, la muestra comprobó un crecimiento del 40% y mostró que, pese a los esfuerzos hechos por el Gobierno, sigue existiendo una brecha por factores demográficos y sociales; en la diferencia entre el uso de Internet por parte de universitarios y de personas con educación primaria alcanzan el 68%; en el nivel socioeconómico el estrato 6 tienen el 49% más de acceso sobre el estrato 1; y en el género, los hombres tienen un 8% más de acceso que las mujeres.

El principal lugar de acceso en Colombia siguen siendo los sitios públicos tales como cafés o bibliotecas que, as u vez, están relacionados con el tiempo que se está en línea y la forma como se usa, lo cual puede llevar a otras formas de inequidad digital.

El uso más frecuente dado al Internet es el correo electrónico (82.8%), y se demuestra un creciente interés en ver noticias (53.5%). Otros usos como comentar noticias, visitar blogs y escribir en foros de discusión, crecen a pasos menos acelerados, con promedios del 21%. Es de destacar, sin embargo, que durante las elecciones presidenciales de 2006, un amplio porcentaje de población utilizó Internet para comentar temas políticos (22%), buscar información sobre las elecciones (17.5%) y visitar sitios web de de partidos o movimientos (11.2%).

En cuanto a la comunicación interpersonal, llama la atención que los colombianos se autocensuran para expresar sus opiniones pues "es difícil expresar una opinión cuando se cree que los demás no están de acuerdo- y "es mejor seguirle la corriente a los demás sin estar de acuerdo-, porque "es incómodo tener que expresar una opinión cuando otros no están de acuerdo- y consideran que "es más seguro callar que expresar opiniones no compartida-.

En el caso colombiano, se presentan niveles importantes de eficacia interna, con una mayoría pensando que puede resolver los problemas de su comunidad y niveles mucho más bajos de eficacia externa; pues se cree que existe poca posibilidad de influir sobre los gobiernos locales, que los gobiernos locales suelen no responder a las iniciativas populares y que al gobierno nacional poco le importa lo que piensa la gente del común.

La pertenencia a asociaciones formales, que es considerada uno de los elementos básicos del capital social de una nación, tiene un bajo nivel en Colombia pues sólo el 48% pertenece a algún tipo de organización formal y una fracción importante de ellos, no se considera un miembro activo. La cifra es más preocupante al excluir las organizaciones religiosas, pues sólo el 19% pertenece a algún tipo de asociación.

En términos de ideología política el 42.4% de la población se clasifica como de centro, el 37.4% de derecha y el 20.2% de izquierda y consideran que tanto la opinión pública como los medios de comunicación se ubican mayoritariamente en el centro; la diferencia entre personas con menos y más educación y orientación ideológica es significativa pues a medida que aumenta la educación de las personas éstas están más cercanas al centro mientras que las personas con menor educación tienen en promedio una ideología más de derecha.

De presentarse diferentes niveles de votación por ideología, tendríamos que al margen de su distribución real en la población su representación política a nivel de organismos de elección popular podría verse afectada. Mientras el 69% de la personas que se consideran como de derecha votó, el 65% de las de izquierda lo hizo y el 62% de las de centro.

En cuanto a participación, as actividades claramente políticas son ejercidas por la mayoría: votar en las elecciones presidenciales o para congreso (61% y 49.5%, respectivamente); tratar de convencer a otros para que voten o para que voten por un candidato en particular (29.2%); asistir a una manifestación política o exhibir propaganda política (17.3%); trabajar en una campaña política o donarle dinero a una campaña (5.7%). Es de anotar que en actividades relacionadas con la comunidad, las de donaciones y aportes alcanzan un porcentaje sobresaliente: 37,4 % dedicado por los colombianos a donar a organizaciones que hacen obras de caridad, a grupos que hacen obras sociales o ecológicas o realizar trabajo voluntario. Esto seguido de actividades de asistencia a reuniones públicas o de instituciones educativas (25%); y por último, las destinadas a participar en un comité local (6.3%) o trabajar en un proyecto comunitario (6.9%). Las actividades con menores porcentajes de participación son aquellas de carácter más expresivo, como participar en una protesta social (3.3%), enviar una carta a un periódico o revista (2.2%), llamar a un programa en vivo (3.5%) y firmar una petición (6.0%).


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.