text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"A dónde van los desaparecidos", nuevo libro en Unimagdalena

      
A través de esta publicación, Cuesta hace memoria de una época de guerra que dejó muchas víctimas, pero además ratifica su reclamo al Estado para que esclarezca su caso. <br/><br/>El lanzamiento de esta publicación es apoyada por el Centro de Investigaciones para la Paz y la Convivencia de Unimagdalena (Cipum), el Centro Cultural de esta Institución y la editorial Círculo de Lectores. <br/><br/>En el libro, el autor revela los testimonios sobre su secuestro, ocurrido en junio de 1988 presuntamente a manos del grupo B-2 de inteligencia militar. Según su relato, permaneció 14 días en manos del Ejército, durante los cuales, asegura, fue víctima de torturas ante la negativa de delatar a sus milicianos a cambio de protección judicial. <br/><br/>Su liberación se produjo por las negociaciones adelantadas por la cúpula del M-19 desde la clandestinidad, condicionando su libertad a cambio de la de Álvaro Gómez Hurtado, plagiado por este grupo de izquierda ese mismo año. <br/><br/>Horas antes de su liberación, José Cuesta fue obligado a declararse arrepentido de su pasado insurgente en un video que luego sería difundido en los medios. Estas declaraciones lo obligaron a mantenerse oculto por varios meses luego de ser liberado, pues radicales del M-19 lo buscaban para asesinarlo. <br/><br/>Durante el acto de lanzamiento se proyectó la película 'Desaparecidos', y se desarrolló, con el autor, el conversatorio '¿A dónde van los desaparecidos en Colombia?'.
A través de esta publicación, Cuesta hace memoria de una época de guerra que dejó muchas víctimas, pero además ratifica su reclamo al Estado para que esclarezca su caso.

El lanzamiento de esta publicación es apoyada por el Centro de Investigaciones para la Paz y la Convivencia de Unimagdalena (Cipum), el Centro Cultural de esta Institución y la editorial Círculo de Lectores.

En el libro, el autor revela los testimonios sobre su secuestro, ocurrido en junio de 1988 presuntamente a manos del grupo B-2 de inteligencia militar. Según su relato, permaneció 14 días en manos del Ejército, durante los cuales, asegura, fue víctima de torturas ante la negativa de delatar a sus milicianos a cambio de protección judicial.

Su liberación se produjo por las negociaciones adelantadas por la cúpula del M-19 desde la clandestinidad, condicionando su libertad a cambio de la de Álvaro Gómez Hurtado, plagiado por este grupo de izquierda ese mismo año.

Horas antes de su liberación, José Cuesta fue obligado a declararse arrepentido de su pasado insurgente en un video que luego sería difundido en los medios. Estas declaraciones lo obligaron a mantenerse oculto por varios meses luego de ser liberado, pues radicales del M-19 lo buscaban para asesinarlo.

Durante el acto de lanzamiento se proyectó la película 'Desaparecidos', y se desarrolló, con el autor, el conversatorio '¿A dónde van los desaparecidos en Colombia?'.
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.