text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Paro en universidades públicas adelantó las vacaciones: voces a favor y en contra

      
El vicerrector de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá, Fernando Montenegro, afirmó que las directivas comenzarán a estudiar el calendario para organizar las fechas en que deberán concluir los dos semestres académicos de este año. <br/><br/>Montenegro recordó que en la Universidad se ofrecieron todas las alternativas posibles para la discusión de sus problemas, sin dejar de lado las clases, pero que un grupo de estudiantes impidió el normal desarrollo académico bloqueando edificios de la Sede.  <br/><br/>Por esta razón, las directivas tomaron la decisión de adelantar las vacaciones. Estas iniciaron ayer e irán hasta el 10 de julio, día en que se retornarán las clases. Según Montenegro, esta decisión busca salvar el calendario académico de este año. <br/><br/>Pero la decisión no tardó en tener respuesta de los movimientos estudiantiles. En el campus de Bogotá hubo enfrentamientos con la Fuerza Pública en horas de la mañana, cuando un grupo de alumnos trató de entrar a la fuerza a las aulas. El hecho no dejó heridos.<br/><br/>En la sede Manizales algunos estudiantes hicieron presencia, en el Campus Palogrande, a la espera de asambleas informativas para discutir la decisión tomada.  En Medellin, estudiantes como Ana Acevedo, de ingeniería biológica, madrugaron a preparar evaluaciones y se encontraron con la noticia del adelanto del período vacacional. Como ella, decenas de alumnos llegaron en forma normal a la Sede Medellín para presentar los últimos trabajos y exámenes del semestre.  <br/><br/>En las otras dos sedes de la universidad afectadas por el paro, Palmira y Manizales, la situación fue de normalidad. Sin embargo, a pocas cuadras de este último campus, se registraron duros enfrentamientos entre la Policía y el último grupo de estudiantes que trataba de impedir el desalojo de la Universidad de Caldas.<br/><br/>En la Uptc, el semestre fue cancelado el lunes, y hasta ayer no había acercamientos entre estudiantes y directivos para encontrar soluciones a la crisis. Ayer incluso hubo una asamblea con padres de familia. Todas las protestas fueron pacíficas.<br/><br/>Otro campus que en días pasados vivió hechos de violencia fue la Tecnológica de Pereira, pero luego de seis días de suspensión de clases, se recobró la normalidad académica en víspera de exámenes finales.<br/>
El vicerrector de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá, Fernando Montenegro, afirmó que las directivas comenzarán a estudiar el calendario para organizar las fechas en que deberán concluir los dos semestres académicos de este año.

Montenegro recordó que en la Universidad se ofrecieron todas las alternativas posibles para la discusión de sus problemas, sin dejar de lado las clases, pero que un grupo de estudiantes impidió el normal desarrollo académico bloqueando edificios de la Sede. 

Por esta razón, las directivas tomaron la decisión de adelantar las vacaciones. Estas iniciaron ayer e irán hasta el 10 de julio, día en que se retornarán las clases. Según Montenegro, esta decisión busca salvar el calendario académico de este año.

Pero la decisión no tardó en tener respuesta de los movimientos estudiantiles. En el campus de Bogotá hubo enfrentamientos con la Fuerza Pública en horas de la mañana, cuando un grupo de alumnos trató de entrar a la fuerza a las aulas. El hecho no dejó heridos.

En la sede Manizales algunos estudiantes hicieron presencia, en el Campus Palogrande, a la espera de asambleas informativas para discutir la decisión tomada.  En Medellin, estudiantes como Ana Acevedo, de ingeniería biológica, madrugaron a preparar evaluaciones y se encontraron con la noticia del adelanto del período vacacional. Como ella, decenas de alumnos llegaron en forma normal a la Sede Medellín para presentar los últimos trabajos y exámenes del semestre.  

En las otras dos sedes de la universidad afectadas por el paro, Palmira y Manizales, la situación fue de normalidad. Sin embargo, a pocas cuadras de este último campus, se registraron duros enfrentamientos entre la Policía y el último grupo de estudiantes que trataba de impedir el desalojo de la Universidad de Caldas.

En la Uptc, el semestre fue cancelado el lunes, y hasta ayer no había acercamientos entre estudiantes y directivos para encontrar soluciones a la crisis. Ayer incluso hubo una asamblea con padres de familia. Todas las protestas fueron pacíficas.

Otro campus que en días pasados vivió hechos de violencia fue la Tecnológica de Pereira, pero luego de seis días de suspensión de clases, se recobró la normalidad académica en víspera de exámenes finales.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.