text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Población vulnerable que labora en el departamento del Tolima

      
Una de las grandes fortalezas del proyecto fue contar con un grupo interdisciplinario conformado por médicos especialistas en salud ocupacional, profesionales en salud ocupacional, epidemiólogas, bacteriólogas, psicólogos, en su gran mayoría egresados de la Universidad del Tolima.<br/><br/> Las metas consistieron en caracterizar las condiciones de trabajo y salud de 1020 trabajadores fumigadores de bomba de espalda, orientar actividades educativas para que este grupo de población conozca los factores de riesgo a que están expuestos, diseñar medidas preventivas para minimizar el efecto de estos riesgos, conocer sus condiciones de salud, para así mismo enseñarles estilos de vida saludable y realizar procesos de sensibilización en formas organizativas en busca de protección en el Sistema de Seguridad Social.<br/><br/> Esta población, que se caracteriza por responder a las necesidades propias de cada cosecha y región, es flotante en el sentido que hoy se encuentran en un municipio y mañana los encontramos en otro, pues con un sentido migratorio van de un lugar a otro, de acuerdo a la temporada del año y a la demanda laboral existente.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Resultados</span><br/> Se encontró que un porcentaje importante de los fumigadores objeto de estudio, el 69,8 %, no se encuentra cubierto con el sistema de Seguridad Social; el 28,32% se encuentra en el régimen subsidiado y solo el 1.87% se encuentra en el régimen contributivo.<br/><br/> En cada municipio se levantó el Panorama de Factores de Riesgo o Condiciones de Trabajo, encontrándose que los más relevantes son los factores de riesgo físicos, (como son el ruido, las vibraciones y las radiaciones no ionizantes), Riesgo Químico específicamente los líquidos, polvos, humos y vapores provenientes de los plaguicidas utilizados. Estos factores de riesgo encontrados en el 100% de los 11 municipios estudiados, son consecuentes con el hallazgo en el porcentaje de trabajadores, el 5.2%, que presentaron durante su examen clínico, lesiones de terigios, lo que sugiere un uso inadecuado de gafas y caretas, como elementos protectores a nivel ocular.<br/><br/> Otro factor de riesgo encontrado fue el ergonómico, causado especialmente por las bombas de espalda que no se ajustan a las características antropométricas de los trabajadores colombianos, e igualmente son utilizados con sobrecarga del contenido de plaguicida, con la creencia equivocada por parte del trabajador que de esta forma optimiza el tiempo y cubre una mayor extensión de cultivo.<br/><br/> Haciendo un breve análisis de la información, con respecto a las condiciones de salud, se detectaron dentro de las patologías mas frecuentes las dorsolumbalgias, en un 3,82% de los trabajadores, los terigios y los defectos de refracción ocular que sobrepasan el 9%; Otras enfermedades profesionales, como consecuencia de la labor que realizan en la fumigación son la dermatitis, las hernias y las lesiones pulmonares.<br/><br/> Referente a los accidentes de trabajo, el 82% de los trabajadores reportaron haber tenido accidentes de trabajo con plaguicidas (intoxicaciones), situación que se corrobora al determinar los niveles de colinesterasa a cada uno de los trabajadores, prueba tamiz que permite determinar los niveles de toxicidad en el organismo generados especialmente por plaguicidas que contienen organofosforados y carbamatos.<br/><br/> De los 11 municipios, Ambalema y Lérida, reportaron que cerca del 8% de los trabajadores tiene seria exposición a los plaguicidas. Esta situación es preocupante y refleja condiciones laborales donde los trabajadores no cuentan con las mínimas medidas de protección. Se observó que uno de los momentos donde el trabajador tiene mayor exposición es cuando hace uso de equipos de fumigación como la regleta y el aquilón, donde los miembros inferiores y la zona genital reciben directamente la acción de los plaguicidas sin los elementos de protección laboral adecuados.<br/><br/> Generalmente estas intoxicaciones son manejadas por el mismo trabajador quien utiliza sustancias caseras de conocimiento popular como la leche, el agua chorriada- o se auto medica con Atropina considerando en forma errónea, que estos mecanismos van a minimizar los efectos adversos de los plaguicidas.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Los menores de edad…</span><br/> Otra situación que llama la atención es la presencia de 25 menores de 18 años, es decir el 2.45% de los trabajadores que están desarrollando actividades relacionadas con el manejo de plaguicidas, son menores de edad. La situación preocupa más cuando se encuentra que de estos jóvenes, el 8% son analfabetas y el 12% no ha concluido la primaria. Solo el 20 % de ellos ha terminado su bachillerato.<br/><br/> La Secretaria de Salud del Tolima, esta tomando las medidas de intervención sobre los hallazgos encontrados, especialmente en lo referente a la gestión ante la Nación y los municipios para garantizar la afiliación al Sistema General de Seguridad Social.<br/><br/> En cuanto al manejo inadecuado de los plaguicidas y la situación de los menores trabajadores, se presentaran en conjunto con la Secretaría de Salud del Tolima, los resultados de este estudio ante el Comité Seccional de Salud Ocupacional, y el Comité Departamental para la Erradicación del trabajo infantil y Protección del Trabajo Juvenil, von el fin de poner en conocimiento a las autoridades competentes e iniciar medidas pertinentes al respecto en los 11 municipios estudiados.<br/><br/> Se hace necesario dar continuidad a este proceso, fortalecer en los trabajadores las formas organizativas a través de las cuales puedan mejorar sus condiciones de trabajo y sus condiciones de salud. Solo conociendo sus derechos y deberes dentro del Sistema General de Seguridad Social podrán este grupo exigir y participar activamente en mejorar su calidad de vida.<br/><br/><font size=1><br/><span style=font-weight: bold;>* </span></font><span style=font-style: italic;><font size=1>Sandra Inés Garzón - Secretaría de Salud Departamental y Claudia Susana Castaño G. - Coordinadora de Proyección Social, Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Tolima.<br/></font><br/></span>
Una de las grandes fortalezas del proyecto fue contar con un grupo interdisciplinario conformado por médicos especialistas en salud ocupacional, profesionales en salud ocupacional, epidemiólogas, bacteriólogas, psicólogos, en su gran mayoría egresados de la Universidad del Tolima.

Las metas consistieron en caracterizar las condiciones de trabajo y salud de 1020 trabajadores fumigadores de bomba de espalda, orientar actividades educativas para que este grupo de población conozca los factores de riesgo a que están expuestos, diseñar medidas preventivas para minimizar el efecto de estos riesgos, conocer sus condiciones de salud, para así mismo enseñarles estilos de vida saludable y realizar procesos de sensibilización en formas organizativas en busca de protección en el Sistema de Seguridad Social.

Esta población, que se caracteriza por responder a las necesidades propias de cada cosecha y región, es flotante en el sentido que hoy se encuentran en un municipio y mañana los encontramos en otro, pues con un sentido migratorio van de un lugar a otro, de acuerdo a la temporada del año y a la demanda laboral existente.


Resultados
Se encontró que un porcentaje importante de los fumigadores objeto de estudio, el 69,8 %, no se encuentra cubierto con el sistema de Seguridad Social; el 28,32% se encuentra en el régimen subsidiado y solo el 1.87% se encuentra en el régimen contributivo.

En cada municipio se levantó el Panorama de Factores de Riesgo o Condiciones de Trabajo, encontrándose que los más relevantes son los factores de riesgo físicos, (como son el ruido, las vibraciones y las radiaciones no ionizantes), Riesgo Químico específicamente los líquidos, polvos, humos y vapores provenientes de los plaguicidas utilizados. Estos factores de riesgo encontrados en el 100% de los 11 municipios estudiados, son consecuentes con el hallazgo en el porcentaje de trabajadores, el 5.2%, que presentaron durante su examen clínico, lesiones de terigios, lo que sugiere un uso inadecuado de gafas y caretas, como elementos protectores a nivel ocular.

Otro factor de riesgo encontrado fue el ergonómico, causado especialmente por las bombas de espalda que no se ajustan a las características antropométricas de los trabajadores colombianos, e igualmente son utilizados con sobrecarga del contenido de plaguicida, con la creencia equivocada por parte del trabajador que de esta forma optimiza el tiempo y cubre una mayor extensión de cultivo.

Haciendo un breve análisis de la información, con respecto a las condiciones de salud, se detectaron dentro de las patologías mas frecuentes las dorsolumbalgias, en un 3,82% de los trabajadores, los terigios y los defectos de refracción ocular que sobrepasan el 9%; Otras enfermedades profesionales, como consecuencia de la labor que realizan en la fumigación son la dermatitis, las hernias y las lesiones pulmonares.

Referente a los accidentes de trabajo, el 82% de los trabajadores reportaron haber tenido accidentes de trabajo con plaguicidas (intoxicaciones), situación que se corrobora al determinar los niveles de colinesterasa a cada uno de los trabajadores, prueba tamiz que permite determinar los niveles de toxicidad en el organismo generados especialmente por plaguicidas que contienen organofosforados y carbamatos.

De los 11 municipios, Ambalema y Lérida, reportaron que cerca del 8% de los trabajadores tiene seria exposición a los plaguicidas. Esta situación es preocupante y refleja condiciones laborales donde los trabajadores no cuentan con las mínimas medidas de protección. Se observó que uno de los momentos donde el trabajador tiene mayor exposición es cuando hace uso de equipos de fumigación como la regleta y el aquilón, donde los miembros inferiores y la zona genital reciben directamente la acción de los plaguicidas sin los elementos de protección laboral adecuados.

Generalmente estas intoxicaciones son manejadas por el mismo trabajador quien utiliza sustancias caseras de conocimiento popular como la leche, "el agua chorriada- o se auto medica con Atropina considerando en forma errónea, que estos mecanismos van a minimizar los efectos adversos de los plaguicidas.


Los menores de edad…
Otra situación que llama la atención es la presencia de 25 menores de 18 años, es decir el 2.45% de los trabajadores que están desarrollando actividades relacionadas con el manejo de plaguicidas, son menores de edad. La situación preocupa más cuando se encuentra que de estos jóvenes, el 8% son analfabetas y el 12% no ha concluido la primaria. Solo el 20 % de ellos ha terminado su bachillerato.

La Secretaria de Salud del Tolima, esta tomando las medidas de intervención sobre los hallazgos encontrados, especialmente en lo referente a la gestión ante la Nación y los municipios para garantizar la afiliación al Sistema General de Seguridad Social.

En cuanto al manejo inadecuado de los plaguicidas y la situación de los menores trabajadores, se presentaran en conjunto con la Secretaría de Salud del Tolima, los resultados de este estudio ante el Comité Seccional de Salud Ocupacional, y el Comité Departamental para la Erradicación del trabajo infantil y Protección del Trabajo Juvenil, von el fin de poner en conocimiento a las autoridades competentes e iniciar medidas pertinentes al respecto en los 11 municipios estudiados.

Se hace necesario dar continuidad a este proceso, fortalecer en los trabajadores las formas organizativas a través de las cuales puedan mejorar sus condiciones de trabajo y sus condiciones de salud. Solo conociendo sus derechos y deberes dentro del Sistema General de Seguridad Social podrán este grupo exigir y participar activamente en mejorar su calidad de vida.


*
Sandra Inés Garzón - Secretaría de Salud Departamental y Claudia Susana Castaño G. - Coordinadora de Proyección Social, Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Tolima.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.