text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La Nacional lleva la biotecnología a los colegios

      
Lo que nosotros hacemos es desarrollar modelos para que los colegios trabajen de manera teórico-práctica líneas especificas y generen su propia didáctica, dijo Alfredo Gutiérrez, uno de los investigadores y coordinadores del Proyecto de Bioeducación. <br/><br/> Más de 30 colegios y 15 localidades que hacen parte de este proceso manejan tres líneas específicas: la primera es el cultivo de tejidos in vitro, que es la obtención de nuevas plantas por el cultivo de alguna parte de ella. <br/><br/> La segunda línea son las granjas escolares, en las que se trabaja la siembra y producción de alimentos. La tercera son los bioprocesos, enfocados a los conocimientos para producir biofertilizantes y bioabonos. <br/><br/> La línea que más se ha trabajado con los colegios en los años que lleva este proyecto es la de tejidos in vitro y es reconocida por el impacto en los niños y jóvenes que cultivan el gusto por las ciencias naturales, dijo Ligia Urbina, investigadora y coordinadora del Proyecto. <br/><br/> El Grupo de Bioeducación adelanta sus proyectos de investigación participativa por convenios de la Universidad Nacional con la Secretaría de Educación del Distrito y con instituciones educativas de los departamentos de Atlántico y Vichada, a través de modelos pedagógicos basados en la agricultura orgánica, el procesamiento de alimentos y la protección de fuentes de agua, dice Urbina. <br/><br/> En el Distrito ya hay ocho colegios con los laboratorios y la infraestructura necesarios para manejar procesos de cultivos in vitro y tecnología de alimentos, que han permitido mostrar los desarrollos tecnológicos a las comunidades educativas y a Colciencias.
"Lo que nosotros hacemos es desarrollar modelos para que los colegios trabajen de manera teórico-práctica líneas especificas y generen su propia didáctica", dijo Alfredo Gutiérrez, uno de los investigadores y coordinadores del Proyecto de Bioeducación.

Más de 30 colegios y 15 localidades que hacen parte de este proceso manejan tres líneas específicas: la primera es el cultivo de tejidos in vitro, que es la obtención de nuevas plantas por el cultivo de alguna parte de ella.

La segunda línea son las granjas escolares, en las que se trabaja la siembra y producción de alimentos. La tercera son los bioprocesos, enfocados a los conocimientos para producir biofertilizantes y bioabonos.

"La línea que más se ha trabajado con los colegios en los años que lleva este proyecto es la de tejidos in vitro y es reconocida por el impacto en los niños y jóvenes que cultivan el gusto por las ciencias naturales", dijo Ligia Urbina, investigadora y coordinadora del Proyecto.

El Grupo de Bioeducación adelanta sus proyectos de investigación participativa por convenios de la Universidad Nacional con la Secretaría de Educación del Distrito y con instituciones educativas de los departamentos de Atlántico y Vichada, a través de modelos pedagógicos basados en la agricultura orgánica, el procesamiento de alimentos y la protección de fuentes de agua, dice Urbina.

En el Distrito ya hay ocho colegios con los laboratorios y la infraestructura necesarios para manejar procesos de cultivos in vitro y tecnología de alimentos, que han permitido mostrar los desarrollos tecnológicos a las comunidades educativas y a Colciencias.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.