text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Lo que hacen los profesores antes de iniciar una clase

      
Cuando uno pregunta a profesores catalogados como "buenos docentes", por las formas de trabajos y las estrategias que utilizan en sus clases para motivar a sus estudiantes y realizar una docencia de calidad, siempre aparece con un alto significado ese encuentro inicial, denominado el "primer día de clases", incluso aun cuando ya se haya tenido clases con ese mismo grupo y los estudiantes con ese profesor.<br/><br/> Cuando realicé en esta Universidad la investigación sobre los mejores profesores y tuve la oportunidad de interactuar en detalle en las entrevistas con todos ellos, me mostraron, con orgullo, la manera minuciosa como preparaban su docencia, como seleccionaban las lecturas, los ejercicios y cómo desde el inicio de las clases los estudiantes sabían, porque eran bien informados, que era lo que ellos debían aprender y por qué ello era importante para su formación profesional.<br/><br/> Incluso algunas universidades en sus manuales de apoyo a la docencia lo indican explícitamente para enseñarles a los profesores la importancia emocional y la alta carga de ansiedad, entre los jóvenes profesores, en especial pero no únicamente, que implica la preparación y el encuentro en esa primera clase.<br/><br/> El libro de Ken Bain (4) detalla en una investigación que duró 15 años en la universidad de Harvard, una variedad de docentes catalogados como los mejores profesores de la Universidad, la importancia que le daban a este primer día, independiente de si era una clase de historia, de medicina, de sociología o de diseño.<br/><br/> Cuando he trabajado con estudiantes del Programa de Monitores de la Javeriana de Cali (5) en donde dirijo un Módulo sobre la Planificación de la docencia en la universidad-, algunos estudiantes me han preguntado que les indique cómo vencer esa ansiedad, ese cierto temor que produce enfrentarse a un grupo de estudiantes, que son sus pares, en el primer día de clases. Les he respondido que la manera como se puede enfrentar esta situación en ellos, lo monitores, y que se puede extender a los profesores, es sentirse seguros en el conocimiento que van a impartir en donde la preparación previa y la claridad en las relaciones docentes iniciales adquieren una gran importancia.<br/><br/> Parto entonces de considerar que, antes de ese primer día, el profesor ha realizado una planificación de su trabajo que incluye: <br/> - Una recuperación desde su propia formación disciplinaria o profesional e incluso de experiencias docentes anteriores lo que debería incluir sus propias fortalezas y dificultades frente a ese saber.<br/> - La lectura e interpretación de su asignatura en el Plan curricular en el cual la desarrollará (número de créditos, y momento de su desarrollo, si es al comienzo de la carrera o al final, o al final de un ciclo). <br/> - La consideración del lugar que en el Plan curricular tiene la asignatura (si es del núcleo de formación básica, del núcleo de énfasis, es una electiva, o forma parte de una opción complementaria).<br/> - La determinación del papel y el lugar que esa asignatura tiene en términos de la intencionalidad formativa que se propone con ese grupo de estudiantes (lo que estará fuertemente vinculado con la evaluación del curso).<br/> - La selección de las estrategias, los instrumentos y las técnicas de trabajo que utilizará como herramientas de aprendizaje tanto dentro como afuera de la clase.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Algunas preguntas previas fundamentales</span><br/><br/>Una característica que identifica la práctica de los mejores docentes, universitarios es que ellos planifican la docencia de atrás hacia adelante, es decir inician preguntándose por los resultados, los aprendizajes y competencias que pretenden desarrollar con sus asignaturas, para luego ir regresando hacia las condiciones preliminares para que ello se de, es decir, la propuesta de programa que van a desarrollar.<br/><br/> Ello permite, entre otras cosas seleccionar las estrategias, los medios, las técnicas pertinentes y diseñar evaluaciones que ayuden a los estudiantes en su proceso constructivo en la universidad.<br/> Un listado inicial de preguntas pertinentes con la docencia debería abarcar por lo menos las siguientes cuestiones: <br/><br/> - ¿Qué asuntos ayudará este curso a responder a los estudiantes?<br/> - ¿Cómo los entusiasmaré por el estudio en este curso?<br/> - ¿Cómo ayudaré a los estudiantes a aprender en este curso?<br/> - ¿Cómo les explicaré y haré comprender los estándares profesionales que este curso ayudará a construir y que necesitan aprender?<br/> - ¿Cómo les ayudaré a valorar su propio aprendizaje en la asignatura?<br/> - ¿Cómo ayudaré a los estudiantes que presentan dificultades?<br/> - ¿Cómo, para realizar una docencia de calidad, ayudaré a construir en el desarrollo de mi asignatura un ambiente crítico de aprendizaje? <br/><br/> En resumen, el principio fundamental de la planeación de la docencia es que Usted profesor, Usted profesora, diseñe su curso con el propósito fundamental de que sus estudiantes aprendan.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> El primer día de clases</span><br/><br/>Es el momento del primer encuentro y hay aquí un aspecto importante a considerar: en general los estudiantes llegan al primer día de clases con deseos de aprender, con curiosidad (alguien dijo que los humanos somos animales curiosos) con ganas de ser ilustrado- por sus profesores, a quienes la sociedad los considera los representantes de un saber especial, el saber académico.<br/><br/> He aquí un conjunto de sugerencias para el importantísimo trabajo de ese primer día:<br/><br/> - Sea puntual según lo acordado con el director de la carrera y los horarios que previamente le asignaron. Recuerde que Usted regula las relaciones cotidianas entre la Universidad (que ahí, en ese momento es Usted) y los estudiantes.<br/> - Recuerde que su trabajo académico está enmarcado en una reglamentación interna que prescribe sus acciones y las de los estudiantes. Entérese de los respectivos reglamentos: de estudiantes, de profesores, de la organización académica interna de la Universidad.<br/> - Preséntese e indíquele a los estudiantes quién es Usted y por qué esta allí en ese momento y la razón de que esté a cargo de esa disciplina.<br/> - Muéstreles el plan a seguir en esa asignatura: es la ruta de navegación de ese viaje en que Usted será el capitán. Dedique un buen tiempo a conversar sobre el programa a desarrollar.<br/> - Señáleles sus propias preguntas, interrogantes, identificaciones y posiciones críticas frente a la asignatura que va a trabajar con ellos.<br/> - Describa en detalle cómo se va a distribuir el tiempo entre el trabajo presencial y el trabajo extra clase, diciéndoles con claridad qué deben hacer en especial en el tiempo por fuera de la relación presencial.<br/> - Usted es una persona muy importante en el proceso de construcción del conocimiento de los estudiantes. Quiéralo o no es un modelo de cómo se desempeña un profesional académico de su campo.<br/> - Sea claro en lo que espera que los estudiantes demuestren, diseñen, construyan, presenten, como resultado de haber aprendido su asignatura.<br/> - Recuerde que la evaluación, en especial la primera evaluación de los estudiantes, es un momento importante de su formación como docente: los resultados le muestran la coherencia entre lo programado y lo obtenido ¡y cómo lo entendieron¡<br/> - No olvide que el conocimiento es el resultado de un proceso constructivo. Usted dirige el proceso y por esto las experiencias seleccionadas deben ser pertinentes para lo esperado como aprendizaje, pero son ellos y ellas, los estudiantes, desde sus estilos de aprender, y sus historias cognitivas anteriores, quienes construyen el saber.<br/> - Sitúe la asignatura tanto en un contexto lógico (por qué ella es importante en la formación), en un contexto epistemológico (porque es importante desde el conocimiento que debe tener un profesional) y ante todo, en un contexto histórico (cómo se ha originado y cómo ha evolucionado el saber en esa signatura).<br/><br/> Creo que no sobra reiterar e insistir cómo este primer día de clase, independiente de su experiencia y antigüedad como docente, por el encuentro con sus nuevos- estudiantes y que originará un complejo mundo de relaciones académicas llenas de incertidumbres cognitivas, lo, y la, debe llenar de una ansiedad comprensible, tiene una emoción particular y personal producto del ejercicio responsable de su profesión docente.<br/><br/> Si lo siente así es Usted, o va en camino de serlo, un docente de excelencia académica y humana. Si no, … y como dijo Marc Chagall en referencia al trabajo del artista, Si uno no se estremece, hay que abandonar el oficio-. <br/><br/><font size=1><br/><span style=font-weight: bold;>* </span>Vicerrectoría Académica Universidad Javeriana de Cali</font><span style=font-style: italic;><br/><br/><br/></span>
Cuando uno pregunta a profesores catalogados como "buenos docentes", por las formas de trabajos y las estrategias que utilizan en sus clases para motivar a sus estudiantes y realizar una docencia de calidad, siempre aparece con un alto significado ese encuentro inicial, denominado el "primer día de clases", incluso aun cuando ya se haya tenido clases con ese mismo grupo y los estudiantes con ese profesor.

Cuando realicé en esta Universidad la investigación sobre los mejores profesores y tuve la oportunidad de interactuar en detalle en las entrevistas con todos ellos, me mostraron, con orgullo, la manera minuciosa como preparaban su docencia, como seleccionaban las lecturas, los ejercicios y cómo desde el inicio de las clases los estudiantes sabían, porque eran bien informados, que era lo que ellos debían aprender y por qué ello era importante para su formación profesional.

Incluso algunas universidades en sus manuales de apoyo a la docencia lo indican explícitamente para enseñarles a los profesores la importancia emocional y la alta carga de ansiedad, entre los jóvenes profesores, en especial pero no únicamente, que implica la preparación y el encuentro en esa primera clase.

El libro de Ken Bain (4) detalla en una investigación que duró 15 años en la universidad de Harvard, una variedad de docentes catalogados como los mejores profesores de la Universidad, la importancia que le daban a este primer día, independiente de si era una clase de historia, de medicina, de sociología o de diseño.

Cuando he trabajado con estudiantes del Programa de Monitores de la Javeriana de Cali (5) en donde dirijo un Módulo sobre la "Planificación de la docencia en la universidad-, algunos estudiantes me han preguntado que les indique cómo vencer esa ansiedad, ese cierto temor que produce enfrentarse a un grupo de estudiantes, que son sus pares, en el primer día de clases. Les he respondido que la manera como se puede enfrentar esta situación en ellos, lo monitores, y que se puede extender a los profesores, es sentirse seguros en el conocimiento que van a impartir en donde la preparación previa y la claridad en las relaciones docentes iniciales adquieren una gran importancia.

Parto entonces de considerar que, antes de ese primer día, el profesor ha realizado una planificación de su trabajo que incluye:
- Una recuperación desde su propia formación disciplinaria o profesional e incluso de experiencias docentes anteriores lo que debería incluir sus propias fortalezas y dificultades frente a ese saber.
- La lectura e interpretación de su asignatura en el Plan curricular en el cual la desarrollará (número de créditos, y momento de su desarrollo, si es al comienzo de la carrera o al final, o al final de un ciclo).
- La consideración del lugar que en el Plan curricular tiene la asignatura (si es del núcleo de formación básica, del núcleo de énfasis, es una electiva, o forma parte de una opción complementaria).
- La determinación del papel y el lugar que esa asignatura tiene en términos de la intencionalidad formativa que se propone con ese grupo de estudiantes (lo que estará fuertemente vinculado con la evaluación del curso).
- La selección de las estrategias, los instrumentos y las técnicas de trabajo que utilizará como herramientas de aprendizaje tanto dentro como afuera de la clase.


Algunas preguntas previas fundamentales

Una característica que identifica la práctica de los mejores docentes, universitarios es que ellos planifican la docencia de atrás hacia adelante, es decir inician preguntándose por los resultados, los aprendizajes y competencias que pretenden desarrollar con sus asignaturas, para luego ir regresando hacia las condiciones preliminares para que ello se de, es decir, la propuesta de programa que van a desarrollar.

Ello permite, entre otras cosas seleccionar las estrategias, los medios, las técnicas pertinentes y diseñar evaluaciones que ayuden a los estudiantes en su proceso constructivo en la universidad.
Un listado inicial de preguntas pertinentes con la docencia debería abarcar por lo menos las siguientes cuestiones:

- ¿Qué asuntos ayudará este curso a responder a los estudiantes?
- ¿Cómo los entusiasmaré por el estudio en este curso?
- ¿Cómo ayudaré a los estudiantes a aprender en este curso?
- ¿Cómo les explicaré y haré comprender los estándares profesionales que este curso ayudará a construir y que necesitan aprender?
- ¿Cómo les ayudaré a valorar su propio aprendizaje en la asignatura?
- ¿Cómo ayudaré a los estudiantes que presentan dificultades?
- ¿Cómo, para realizar una docencia de calidad, ayudaré a construir en el desarrollo de mi asignatura un ambiente crítico de aprendizaje?

En resumen, el principio fundamental de la planeación de la docencia es que Usted profesor, Usted profesora, diseñe su curso con el propósito fundamental de que sus estudiantes aprendan.


El primer día de clases

Es el momento del primer encuentro y hay aquí un aspecto importante a considerar: en general los estudiantes llegan al primer día de clases con deseos de aprender, con curiosidad (alguien dijo que los humanos somos animales curiosos) con ganas de ser "ilustrado- por sus profesores, a quienes la sociedad los considera los representantes de un saber especial, el saber académico.

He aquí un conjunto de sugerencias para el importantísimo trabajo de ese primer día:

- Sea puntual según lo acordado con el director de la carrera y los horarios que previamente le asignaron. Recuerde que Usted regula las relaciones cotidianas entre la Universidad (que ahí, en ese momento es Usted) y los estudiantes.
- Recuerde que su trabajo académico está enmarcado en una reglamentación interna que prescribe sus acciones y las de los estudiantes. Entérese de los respectivos reglamentos: de estudiantes, de profesores, de la organización académica interna de la Universidad.
- Preséntese e indíquele a los estudiantes quién es Usted y por qué esta allí en ese momento y la razón de que esté a cargo de esa disciplina.
- Muéstreles el plan a seguir en esa asignatura: es la ruta de navegación de ese viaje en que Usted será el capitán. Dedique un buen tiempo a conversar sobre el programa a desarrollar.
- Señáleles sus propias preguntas, interrogantes, identificaciones y posiciones críticas frente a la asignatura que va a trabajar con ellos.
- Describa en detalle cómo se va a distribuir el tiempo entre el trabajo presencial y el trabajo extra clase, diciéndoles con claridad qué deben hacer en especial en el tiempo por fuera de la relación presencial.
- Usted es una persona muy importante en el proceso de construcción del conocimiento de los estudiantes. Quiéralo o no es un modelo de cómo se desempeña un profesional académico de su campo.
- Sea claro en lo que espera que los estudiantes demuestren, diseñen, construyan, presenten, como resultado de haber aprendido su asignatura.
- Recuerde que la evaluación, en especial la primera evaluación de los estudiantes, es un momento importante de su formación como docente: los resultados le muestran la coherencia entre lo programado y lo obtenido ¡y cómo lo entendieron¡
- No olvide que el conocimiento es el resultado de un proceso constructivo. Usted dirige el proceso y por esto las experiencias seleccionadas deben ser pertinentes para lo esperado como aprendizaje, pero son ellos y ellas, los estudiantes, desde sus estilos de aprender, y sus historias cognitivas anteriores, quienes construyen el saber.
- Sitúe la asignatura tanto en un contexto lógico (por qué ella es importante en la formación), en un contexto epistemológico (porque es importante desde el conocimiento que debe tener un profesional) y ante todo, en un contexto histórico (cómo se ha originado y cómo ha evolucionado el saber en esa signatura).

Creo que no sobra reiterar e insistir cómo este primer día de clase, independiente de su experiencia y antigüedad como docente, por el encuentro con sus "nuevos- estudiantes y que originará un complejo mundo de relaciones académicas llenas de incertidumbres cognitivas, lo, y la, debe llenar de una ansiedad comprensible, tiene una emoción particular y personal producto del ejercicio responsable de su profesión docente.

Si lo siente así es Usted, o va en camino de serlo, un docente de excelencia académica y humana. Si no, … y como dijo Marc Chagall en referencia al trabajo del artista, "Si uno no se estremece, hay que abandonar el oficio-.


* Vicerrectoría Académica Universidad Javeriana de Cali



  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.