text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Colombia tendrá programa para proteger las lenguas nativas

      
Este Programa busca implementar una política pública para la protección y el fomento de las lenguas nativas presentes en el país. <br/><br/>El próximo 13 y 14 de febrero se realizará en Bogotá el primer Encuentro Nacional de Lingüistas, que tiene como objetivo reunir a académicos y representantes de comunidades indígenas de todo el país para empezar a trabajar en la implementación del programa. <br/><br/>La política de un Estado hacia las lenguas es de estímulo, de apoyo y busca generar conciencia. Hay que concientizar a la opinión pública nacional de que este es un problema mundial y que la diversidad de las lenguas está amenazada por la homogenización de la civilización occidental, aseguró la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno Zapata. <br/><br/>Este año el Ministerio de Cultura destinará mil millones de pesos para el lanzamiento del programa. Jon Landaburu, fundador del Magíster en Etnolingüística de la Universidad de los Andes y PhD en lingüística de la Universidad de París-Sorbona, será el encargado de liderar este nuevo programa.<br/><br/>La diversidad de las lenguas nativas colombianas es extrema. Hay en el país 65 lenguas indígenas que pertenecen a 21 estirpes lingüísticas, mientras que en Europa existen sólo 3 estirpes. Es deber de las autoridades ayudar a preservarlas  y a fomentar su uso, pues estas lenguas no son un lastre sino una riqueza para todos, asegura Landaburu. <br/><br/>A finales de febrero, la Ministra de Cultura viajará al País Vasco para firmar un Convenio de Cooperación Técnica entre ambos países. <br/><br/>El problema de fondo es lograr que la modernización pueda coexistir con el mantenimiento de las lenguas tradicionales. Eso es lo que han hecho en el País Vasco y por eso a través del convenio recibiremos apoyo de expertos que han trabajado en el diagnóstico del estado de las lenguas, dijo Landaburu. <br/><br/>Se calcula que desde el periodo de la Conquista se han perdido entre 100 y 200 lenguas en Colombia.  Actualmente, están por desaparecer el nonuya, de la familia Huitoto (Putumayo); el carijona, de la familia Caribe (Bajo Caquetá); el totoro, de la familia Barbacoa (Cauca); el tinigua, una lengua independiente, es decir que no pertenece a ninguna familia, y que se hablaba en la Sierra de la Macarena (el último reporte es de sólo dos hablantes mayores); el pisamira, de la familia Tukano (Vaupés). <br/><br/>Una lengua es la memoria viva de un pueblo. La multiplicidad de lenguas es la cara de la diversidad de un país. Todos los colombianos debemos velar para que este patrimonio inmaterial de la Nación continúe vigente, aseguró la ministra.<br/>
Este Programa busca implementar una política pública para la protección y el fomento de las lenguas nativas presentes en el país.

El próximo 13 y 14 de febrero se realizará en Bogotá el primer Encuentro Nacional de Lingüistas, que tiene como objetivo reunir a académicos y representantes de comunidades indígenas de todo el país para empezar a trabajar en la implementación del programa.

"La política de un Estado hacia las lenguas es de estímulo, de apoyo y busca generar conciencia. Hay que concientizar a la opinión pública nacional de que este es un problema mundial y que la diversidad de las lenguas está amenazada por la homogenización de la civilización occidental", aseguró la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno Zapata.

Este año el Ministerio de Cultura destinará mil millones de pesos para el lanzamiento del programa. Jon Landaburu, fundador del Magíster en Etnolingüística de la Universidad de los Andes y PhD en lingüística de la Universidad de París-Sorbona, será el encargado de liderar este nuevo programa.

"La diversidad de las lenguas nativas colombianas es extrema. Hay en el país 65 lenguas indígenas que pertenecen a 21 estirpes lingüísticas, mientras que en Europa existen sólo 3 estirpes. Es deber de las autoridades ayudar a preservarlas  y a fomentar su uso, pues estas lenguas no son un lastre sino una riqueza para todos", asegura Landaburu.

A finales de febrero, la Ministra de Cultura viajará al País Vasco para firmar un Convenio de Cooperación Técnica entre ambos países.

"El problema de fondo es lograr que la modernización pueda coexistir con el mantenimiento de las lenguas tradicionales. Eso es lo que han hecho en el País Vasco y por eso a través del convenio recibiremos apoyo de expertos que han trabajado en el diagnóstico del estado de las lenguas", dijo Landaburu.

Se calcula que desde el periodo de la Conquista se han perdido entre 100 y 200 lenguas en Colombia.  Actualmente, están por desaparecer el nonuya, de la familia Huitoto (Putumayo); el carijona, de la familia Caribe (Bajo Caquetá); el totoro, de la familia Barbacoa (Cauca); el tinigua, una lengua independiente, es decir que no pertenece a ninguna familia, y que se hablaba en la Sierra de la Macarena (el último reporte es de sólo dos hablantes mayores); el pisamira, de la familia Tukano (Vaupés).

"Una lengua es la memoria viva de un pueblo. La multiplicidad de lenguas es la cara de la diversidad de un país. Todos los colombianos debemos velar para que este patrimonio inmaterial de la Nación continúe vigente", aseguró la ministra.
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.