text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En la UN crean defensas para que el cuerpo combata la malaria

      
Al modificar un péptido (fragmento) proveniente de una proteína del parásito que causa la enfermedad, una bacterióloga obtuvo nuevos anticuerpos que mostraron alta capacidad de protección contra la infección en ratones.<br/><br/>Según la candidata a Magíster en Microbiología de la Universidad Nacional (UN) dirigida por Manuel  Lozano, profesor asociado del Departamento de Farmacia, los anticuerpos reconocen un péptido (pequeño fragmento de la proteína MSP-2) proveniente del microorganismo Plasmodium falciparum, causante de la malaria.<br/><br/>Los péptidos modificados fueron usados para inmunizar a los ratones, que a su vez generaron anticuerpos contra esos péptidos, asegura Paola Martínez.<br/><br/>El procedimiento implicó la purificación de dichos anticuerpos antes de ser inyectados directamente por vía intravenosa en los animales de experimentación, posteriormente infectados con el agente Plasmodium berghei, causante de malaria en ratones. <br/><br/>El efecto de los anticuerpos arrojó diversos resultados. Entre los que se destaca un efecto protector para algunos de los grupos de experimentación, ya que entre el 80 y el 100 por ciento de los ratones sobrevivió a la infección contra el parásito, explica la investigadora.<br/><br/>Según Martínez, se hicieron ensayos de inhibición in vitro, utilizando los mismos anticuerpos, pero en glóbulos rojos humanos, esta vez empleando Plasmodium falciparum, causante de la malaria en humanos.<br/><br/>Los resultados demostraron que hubo correlación entre el efecto in vivo y el efecto in vitro, para algunos de los anticuerpos empleados. También se determinaron los isotipos (diferentes formas) de los anticuerpos para determinar si había alguna correlación entre el isotipo y el efecto protector.<br/><br/>La investigación concluye que la inmunización pasiva, como se denomina la metodología de inyectar anticuerpos, es una herramienta viable en el desarrollo de nuevas estrategias contra la malaria.<br/><br/>Ningún grupo de investigación en el mundo ha logrado generar una vacuna contra la malaria, pues las que se han desarrollado no logran más del 40 por ciento de protección.
Al modificar un péptido (fragmento) proveniente de una proteína del parásito que causa la enfermedad, una bacterióloga obtuvo nuevos anticuerpos que mostraron alta capacidad de protección contra la infección en ratones.

Según la candidata a Magíster en Microbiología de la Universidad Nacional (UN) dirigida por Manuel  Lozano, profesor asociado del Departamento de Farmacia, los anticuerpos reconocen un péptido (pequeño fragmento de la proteína MSP-2) proveniente del microorganismo Plasmodium falciparum, causante de la malaria.

"Los péptidos modificados fueron usados para inmunizar a los ratones, que a su vez generaron anticuerpos contra esos péptidos", asegura Paola Martínez.

El procedimiento implicó la purificación de dichos anticuerpos antes de ser inyectados directamente por vía intravenosa en los animales de experimentación, posteriormente infectados con el agente Plasmodium berghei, causante de malaria en ratones.

"El efecto de los anticuerpos arrojó diversos resultados. Entre los que se destaca un efecto protector para algunos de los grupos de experimentación, ya que entre el 80 y el 100 por ciento de los ratones sobrevivió a la infección contra el parásito", explica la investigadora.

Según Martínez, se hicieron ensayos de inhibición in vitro, utilizando los mismos anticuerpos, pero en glóbulos rojos humanos, esta vez empleando Plasmodium falciparum, causante de la malaria en humanos.

Los resultados demostraron que hubo correlación entre el efecto in vivo y el efecto in vitro, para algunos de los anticuerpos empleados. También se determinaron los isotipos (diferentes formas) de los anticuerpos para determinar si había alguna correlación entre el isotipo y el efecto protector.

La investigación concluye que la inmunización pasiva, como se denomina la metodología de inyectar anticuerpos, es una herramienta viable en el desarrollo de nuevas estrategias contra la malaria.

Ningún grupo de investigación en el mundo ha logrado generar una vacuna contra la malaria, pues las que se han desarrollado no logran más del 40 por ciento de protección.
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.