text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Una mirada hacia un posible futuro: un escenario global para sistemas de educación superior

      
Esta constante búsqueda de identidad lleva a la realización de ejercicios prospectivos, que no siempre dibujan los mismos escenarios. En este artículo, John A. Douglass, investigador del Centro de Estudios de Educación Superior de la Universidad de California-Berkeley, nos presenta su visión particular sobre este desarrollo desde una postura enriquecedora y quizá provocativa. <br/><br/> A través de un proceso de identificación de los elementos de un escenario global de la educación superior, se pueden tomar en consideración las acciones que abran visiones alternativas para el futuro.! Los sistemas de educación superior pueden evolucionar en otras direcciones. Enfatizando aún más la importancia de contribuir al desarrollo humano y social, éstos podrían optar por una aproximación cooperativa más que competitiva.<br/><br/> ¿De qué modo economistas e historiadores explican el crecimiento económico a largo plazo de las naciones y la posición competitiva comparativa que ocupan? Se ha llegado a un consenso en este sentido: un factor importante no son tan sólo los índices globales del éxito educativo, sino la vitalidad y madurez de las instituciones de educación superior privadas y públicas de dichas naciones.<br/><br/> En tanto que es el primer país que promovió el concepto de la educación superior de masas, los Estados Unidos esencialmente han ofrecido el terreno de pruebas para desarrollar la simple idea de que el talento, la formación y l! a creatividad de su ciudadanía son tan importantes en calidad de generadores de prosperidad económica como los recursos naturales de un país, o su situación geográfica estratégica, o bien su influencia militar, política o cultural.<br/><br/> Así pues, no es ninguna exageración afirmar, simplemente, que en el mundo moderno el éxito educativo de una población y, cada vez más, un mayor acceso a la educación postsecundaria son factores que, ahora más que nunca, determinarán el destino de las naciones. A raíz de este hecho ampliamente reconocido, se están aunando esfuerzos en todo el mundo orientados a reformar y remodelar los sistemas de educación superior.<br/><br/> Una repercusión que tiene esta iniciativa es que se están debilitando los métodos de economía dirigida para crear y regular la educación superior de masas en muchas partes del mundo. Lo que está surgiendo es lo que he denominado como 'mercado estructurado de oportunidades' en la educación superior, que viene a ser, en cierta manera, una convergencia de los esfuerzos realizados por las naciones estado a fin de crear una red menos regulada y más flexible de instituciones de educación superior públicas.<br/><br/> Los componentes de un mercado estructurado de oportunidades (MEO) no son tanto una realidad en gran parte del mundo como un modelo poderoso que está surgiendo poco a poco, conformado por unas ideas universales sobre lo que resulta más eficaz cuando se trata de lograr un mayor acceso, así como unas universidades y escuelas universitarias productivas y de gran calidad. Las reformas que han llevado a cabo gobiernos e instituciones educativas se ajustan! a las culturas políticas y sociales de cada país; no obstante, están cada vez más influenciados por grandes ideas, y también abiertos a ellas, basadas en los éxitos, y fracasos, que han tenido otras naciones o instituciones como el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), Berkeley o California (esta tuvo la idea pionera del community college).<br/><br/> Algunos se han referido a este fenómeno como la 'americanización' de la educación superior, en parte a causa de las ventajas icónicas y, me atrevería a decir, en cierto modo idealizadas del modelo norteamericano. Aun así, alegaría que esta caracterización no resulta apropiada, básicamente porque algunas de las reformas en la educación superior de más envergadura se están llevando a cabo en otras partes! del mundo y proporcionan los nuevos modelos en campos esenciales tales como el acceso y la financiación. De resultas de ello, está surgiendo un ambiente de transferencia de políticas a escala mundial mucho más dinámico.<br/><br/> El mercado estructurado de oportunidades es mi modo de intentar retener algunos de los aspectos aparentemente universales de este proceso de casi-convergencia en los métodos nacionales de educación superior, siempre teniendo en cuenta que unos métodos amplios similares no darán lugar a un único modelo internacional. La cultura política y los factores socioeconómicos, junto con el legado de la construcción de anteriores instituciones, tienen demasiada influencia e importancia para ello. Al mismo tiempo, las zonas del mundo que son políticamente y económicamente inestables quedarán rezagadas en gran medida y cabe suponer que se mantendrán al margen! del proceso de globalización y, a veces, vehemente opuestas a sus intrusiones políticas y culturales.<br/><br/> Teniendo en mente estas aclaraciones, he de suponer que cada vez más las instituciones y los países desarrollados y en desarrollo y, en algunos casos, entidades supranacionales como la Unión Europea, se inclinarán por la mayoría, si no por todos, los componentes del mercado estructurado de oportunidades; aquellos que no adopten esta postura estarán obligados a ofrecer en los foros nacionales y internacionales una explicación lógica a su actuación por la que no aplican algunos aspectos del modelo.<br/><br/> En quince años (2022) o antes, pronostico que la mayoría de los sistemas nacionales incluirán la mayoría de las características MEO siguientes - o ! bien expresarán por qué son la excepción a una regla que está cobrando fuerza. Es una mirada hacia al futuro que hay que reconocer que ya es una realidad en muchas partes del mundo, pero es evidente que no en todas. También es un escenario en lo cual algunas reformas de política que en su momento eran consideradas imposibles en algunos países, tal como cobrar matricula de inscripción, serán aceptables.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Configuración del mercado de educación superior</span><br/> Lo que se está gestando es un sistema decididamente más dirigido por los consumidores de gestión de las matrículas, si bien presenta varias limitaciones estructurales y presupuestarias, entre las que se incluyen:<br/><br/> - Instaurar o ampliar un proveedor de acceso abierto. En general, en la mayoría de los países instituciones bastante jóvenes intentan cerrar la distancia entre la secundaria y el a veces muy selectivo y elite sector universitario. <br/><br/> - Fomentar una mayor diferenciación de misiones entre las instituciones de educación ya existentes y las futuras. A su vez, la diferenciación de misiones inducida por el mercado y el gobierno:<br/> - Contribuye a ajustar las aptitudes e intereses del estudiantado a los programas académicos.<br/> - Contribuye al hecho de que las instituciones se centren en su papel en un sistema de educación superior más amplio en teoría y en un reconocimiento de que no todas las universidades pueden o deberían ser grandes instituciones de investigación de primera línea.<br/> - Junto con la función de transferencia/matrículas (ver abajo), contribuye a racionalizar la inversión en universidades públicas altamente selectivas, que forman parte de un sistema de educación superior de masas lógicamente más amplio y coherente.<br/><br/> - Facilitar una autonomía institucional significativa para las instituciones de educación superior públicas a fin de gestionar los asuntos económicos y académicos, y es probable que se demuestre que determinar cuáles son las mejores formas de interactuar con la sociedad y el sector privado sea un factor decisivo para que las naciones estado construyan universidades de primera calidad.<br/><br/> - Permitir la existencia de un sector privado lucrativo y no lucrativo bien regula! Do. Las naciones que no disponen de una institución con y sin ánimo de lucro de calidad sugieren que acusan una falta tanto de flexibilidad como de comprensión del valor que poseen una serie de proveedores de educación superior. Por otro lado, las naciones estado donde han proliferado las instituciones de educación superior con ánimo de lucro suelen acusar una falta de esfuerzos significativos dirigidos a construir sus sistemas de educación superior de masas públicos.<br/><br/> - Apoyar la experimentación institucional y regional, lo que es también un componente vital para las naciones estado.<br/><br/> - Especialmente en las universidades públicas muy selectivas, existe un esfuerzo cada vez mayor orientado a alguna forma de acción afirmativa, con el propósito de explicar los factores raciales y socioeconómicos que se tienen en consideración en las admisiones y de aumentar el número de estudiantes menos favorecidos y minoritarios.<br/><br/> - La mayoría de los esfuerzos que realizarán las naciones estado para potenciar la vitalidad de los sistemas de educación superior incluirán un papel coordinado para matricular a estudiantes internacionales y buscar formas creativas de retener lo mejor y lo más destacado en sus propias economías nacionales después de la graduación.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Reforma curricular</span><br/> Las capacidades académicas y sociales del estudiantado varían en gran medida. Ello requiere diferentes tipos de instituciones y, para evitar la distribución del estudiantado según el nivel socioecónomico, es preciso algún tipo de vínculo curricular que lo ayude a entrar y salir de un sistema de educación superior, dependiendo de su madurez y aspiraciones. En parte de estas razones, se observa lo siguiente:<br/><br/> - Esfuerzos dirigidos a buscar una cierta compatibilidad de titulaciones, de acuerdo con el proceso de Bolonia. Diferentes métodos aplicados al ámbito nacional e incluso institucional para unificar la duración y el grado de utilidad de las titulaciones están dando lugar a una cierta estandardización internacional.<br/><br/> - La posibilidad de que el estudiantado obtenga créditos bancarios. Ello hace compatibles las titulaciones con los créditos bancarios, junto con la diferenciación de las misiones.<br/><br/> - Los incipientes planes para desempeñar una función de transferencia/matriculas entre diferentes tipos de instituciones (suele ser un programa académico de universidad de entre dos y tres o cuatro años, pero no de forma exclusiva).<br/><br/> - La revisión del plan de estudios y del programa educativo para obtener una titulación, lo que comprende algunas iniciativas de envergadura para proporcionar una educación general incluso en programas de grado de tres años especializados en un ámbito concreto.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Financiación y acceso a la educación superior</span><br/> En la financiación de la educación superior, la creatividad es extremadamente importante. Además, quizá es, de hecho, un factor determinante en la vitalidad y eficacia que los sistemas de educación superior tengan en el futuro, así como todas las clases de instituciones postsecundarias.<br/><br/> - La búsqueda de una mayor diversidad de fuentes de financiación, y no depender simplemente del gobierno para la obtención de la gran mayoría de los fondos, puesto que la etapa inicial de construcción de la mayoría de los sistemas de educación superior de masas está generalmente considerada un nuevo desarrollo fundamental para la mayor parte de las instituciones de educación superior y, en especial, las universidades de investigación.<br/><br/> - La mayoría de las naciones estado buscarán o están buscando ya un modelo de grandes ayudas económicas y tasas moderadas, basado en el concepto fundamental de que las tasas de matrícula y otras tasas constituyen un medio de redistribuir los ingresos y ayudar a los estudiantes con rentas más bajas y a otros procedentes de medios desfavorecidos. La mayor parte de lo que las instituciones gravan al estudiantado y a sus familias representa entre un 10 y un 30 por ciento (o más) de los ingresos totales de una institución. En la discusión y el análisis que supone la aplicación de unas tasas, o de su aumento, se debería tomar siempre en consideración su posible uso para sufragar en gran parte los costes del estudiantado más desfavorecido y otros grupos de población específicos.<br/><br/> - Finalmente, un componente clave para conseguir una mayor diversidad de las fuentes de financiación, y una inyección de fondos para el aumento de matrículas y programas, son unas políticas fiscales que beneficien al estudiantado y a las instituciones de educación superior más liberales. Los créditos individuales y de empresa para financiar las actividades de investigación y la construcción de capital, así como para dotaciones, formarán parte cada vez más de una amplia cartera de fuentes de financiación de las instituciones.<br/><br/> Esto no es una declaración de lo que debería ser, sino de lo que probablemente ocurra. La mayoría de los gobiernos de países con economías desarrolladas y cada vez más los de aquellos con economías en desarrollo parece que tiendan hacia la mayor parte de estos elementos que constituyen este mercado estructurado de oportunidades, o al menos son objeto de debate, en el camino que los lleva a hacer realidad su compromiso manifiesto de facilitar el acceso a la educación superior y satisfacer sus demandas, que son cada vez más exigentes. ¿Por qué motivo?<br/><br/> Al final, las razones van más allá de las necesidades inmediatas o incluso a largo plazo del mercado laboral o de la aceptación de que la mayoría de los trabajadores cambiarán de empleo numerosas ocasiones a lo largo de su vida laboral y de que a menudo deberán realizar cursos de reciclaje, enmascarados bajo la denominación de aprendizaje permanente. La razón primordial es el deseo de promover una cultura de aspiración, que a su vez influye en la movilidad socioeconómica y fomenta el talento y el carácter emprendedor de la población, alimenta la esperanza de crear una sociedad más próspera, y al final potencia la competitividad global.<br/><br/> Existe otra razón. Varios elementos que integran el mercado estructurado de oportunidades se refieren a un esfuerzo coordinado para propiciar no tan solo un talento innato, sino para retener al estudiantado más válido que cada vez tiene más opciones a escala internacional y reconoce que las instituciones de calidad poseen un alto nivel de autonomía y libertad académica y en muchos casos mayores recursos económicos y puntos en común con universidades de 'marca' internacional. Naciones estados que no tienen un agrupamiento de instituciones con estas características perderán los mejores y mas listos.<br/><br/> Al mismo tiempo, el talento internacional, tanto desde el punto de vista del estudiantado como desde el del profesorado, evaluará cada vez más la vitalidad no tan solo de universidades de investigación que emplean un procedimiento selectivo para la admisión de alumnos, sino también la calidad de los sistemas nacionales de educación superior, que es muy importante para saber hacia dónde se dirigen. Todos estos factores y el interés continuo en las reformas de educación superior de los competidores, nos a llevado, sea justa o no, a una discusión sobre lo que funciona mejor.<br/><br/> * John Douglass es senior research fellow del Centro de Estudios de Educación Superior de la Universidad de California-Berkeley y acaba de publicar el libro The Conditions for Admission. Sus investigaciones actuales están centradas en la experiencia de los estudiantes en universidades de investigación, el rol de las universidades en el desarrollo economico, las ciencias politicas como un elemento de política económica nacional y multinacional, el rol emergente de la educación superior de m! asas en la sociedad y la influencia de la globalización.<br/> Fue director adjunto del Centro de Estudios de Educación Superior entre 1999 y 2002 y es el editor de los Research and Occasional Papers Series del Centro.<br/><br/>
Esta constante búsqueda de identidad lleva a la realización de ejercicios prospectivos, que no siempre dibujan los mismos escenarios. En este artículo, John A. Douglass, investigador del Centro de Estudios de Educación Superior de la Universidad de California-Berkeley, nos presenta su visión particular sobre este desarrollo desde una postura enriquecedora y quizá provocativa.

A través de un proceso de identificación de los elementos de un escenario global de la educación superior, se pueden tomar en consideración las acciones que abran visiones alternativas para el futuro.! Los sistemas de educación superior pueden evolucionar en otras direcciones. Enfatizando aún más la importancia de contribuir al desarrollo humano y social, éstos podrían optar por una aproximación cooperativa más que competitiva.

¿De qué modo economistas e historiadores explican el crecimiento económico a largo plazo de las naciones y la posición competitiva comparativa que ocupan? Se ha llegado a un consenso en este sentido: un factor importante no son tan sólo los índices globales del éxito educativo, sino la vitalidad y madurez de las instituciones de educación superior privadas y públicas de dichas naciones.

En tanto que es el primer país que promovió el concepto de la educación superior de masas, los Estados Unidos esencialmente han ofrecido el terreno de pruebas para desarrollar la simple idea de que el talento, la formación y l! a creatividad de su ciudadanía son tan importantes en calidad de generadores de prosperidad económica como los recursos naturales de un país, o su situación geográfica estratégica, o bien su influencia militar, política o cultural.

Así pues, no es ninguna exageración afirmar, simplemente, que en el mundo moderno el éxito educativo de una población y, cada vez más, un mayor acceso a la educación postsecundaria son factores que, ahora más que nunca, determinarán el destino de las naciones. A raíz de este hecho ampliamente reconocido, se están aunando esfuerzos en todo el mundo orientados a reformar y remodelar los sistemas de educación superior.

Una repercusión que tiene esta iniciativa es que se están debilitando los métodos de economía dirigida para crear y regular la educación superior de masas en muchas partes del mundo. Lo que está surgiendo es lo que he denominado como 'mercado estructurado de oportunidades' en la educación superior, que viene a ser, en cierta manera, una convergencia de los esfuerzos realizados por las naciones estado a fin de crear una red menos regulada y más flexible de instituciones de educación superior públicas.

Los componentes de un mercado estructurado de oportunidades (MEO) no son tanto una realidad en gran parte del mundo como un modelo poderoso que está surgiendo poco a poco, conformado por unas ideas universales sobre lo que resulta más eficaz cuando se trata de lograr un mayor acceso, así como unas universidades y escuelas universitarias productivas y de gran calidad. Las reformas que han llevado a cabo gobiernos e instituciones educativas se ajustan! a las culturas políticas y sociales de cada país; no obstante, están cada vez más influenciados por grandes ideas, y también abiertos a ellas, basadas en los éxitos, y fracasos, que han tenido otras naciones o instituciones como el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), Berkeley o California (esta tuvo la idea pionera del community college).

Algunos se han referido a este fenómeno como la 'americanización' de la educación superior, en parte a causa de las ventajas icónicas y, me atrevería a decir, en cierto modo idealizadas del modelo norteamericano. Aun así, alegaría que esta caracterización no resulta apropiada, básicamente porque algunas de las reformas en la educación superior de más envergadura se están llevando a cabo en otras partes! del mundo y proporcionan los nuevos modelos en campos esenciales tales como el acceso y la financiación. De resultas de ello, está surgiendo un ambiente de transferencia de políticas a escala mundial mucho más dinámico.

El mercado estructurado de oportunidades es mi modo de intentar retener algunos de los aspectos aparentemente universales de este proceso de casi-convergencia en los métodos nacionales de educación superior, siempre teniendo en cuenta que unos métodos amplios similares no darán lugar a un único modelo internacional. La cultura política y los factores socioeconómicos, junto con el legado de la construcción de anteriores instituciones, tienen demasiada influencia e importancia para ello. Al mismo tiempo, las zonas del mundo que son políticamente y económicamente inestables quedarán rezagadas en gran medida y cabe suponer que se mantendrán al margen! del proceso de globalización y, a veces, vehemente opuestas a sus intrusiones políticas y culturales.

Teniendo en mente estas aclaraciones, he de suponer que cada vez más las instituciones y los países desarrollados y en desarrollo y, en algunos casos, entidades supranacionales como la Unión Europea, se inclinarán por la mayoría, si no por todos, los componentes del mercado estructurado de oportunidades; aquellos que no adopten esta postura estarán obligados a ofrecer en los foros nacionales y internacionales una explicación lógica a su actuación por la que no aplican algunos aspectos del modelo.

En quince años (2022) o antes, pronostico que la mayoría de los sistemas nacionales incluirán la mayoría de las características MEO siguientes - o ! bien expresarán por qué son la excepción a una regla que está cobrando fuerza. Es una mirada hacia al futuro que hay que reconocer que ya es una realidad en muchas partes del mundo, pero es evidente que no en todas. También es un escenario en lo cual algunas reformas de política que en su momento eran consideradas imposibles en algunos países, tal como cobrar matricula de inscripción, serán aceptables.


Configuración del mercado de educación superior
Lo que se está gestando es un sistema decididamente más dirigido por los consumidores de gestión de las matrículas, si bien presenta varias limitaciones estructurales y presupuestarias, entre las que se incluyen:

- Instaurar o ampliar un proveedor de acceso abierto. En general, en la mayoría de los países instituciones bastante jóvenes intentan cerrar la distancia entre la secundaria y el a veces muy selectivo y elite sector universitario.

- Fomentar una mayor diferenciación de misiones entre las instituciones de educación ya existentes y las futuras. A su vez, la diferenciación de misiones inducida por el mercado y el gobierno:
- Contribuye a ajustar las aptitudes e intereses del estudiantado a los programas académicos.
- Contribuye al hecho de que las instituciones se centren en su papel en un sistema de educación superior más amplio en teoría y en un reconocimiento de que no todas las universidades pueden o deberían ser grandes instituciones de investigación de primera línea.
- Junto con la función de transferencia/matrículas (ver abajo), contribuye a racionalizar la inversión en universidades públicas altamente selectivas, que forman parte de un sistema de educación superior de masas lógicamente más amplio y coherente.

- Facilitar una autonomía institucional significativa para las instituciones de educación superior públicas a fin de gestionar los asuntos económicos y académicos, y es probable que se demuestre que determinar cuáles son las mejores formas de interactuar con la sociedad y el sector privado sea un factor decisivo para que las naciones estado construyan universidades de primera calidad.

- Permitir la existencia de un sector privado lucrativo y no lucrativo bien regula! Do. Las naciones que no disponen de una institución con y sin ánimo de lucro de calidad sugieren que acusan una falta tanto de flexibilidad como de comprensión del valor que poseen una serie de proveedores de educación superior. Por otro lado, las naciones estado donde han proliferado las instituciones de educación superior con ánimo de lucro suelen acusar una falta de esfuerzos significativos dirigidos a construir sus sistemas de educación superior de masas públicos.

- Apoyar la experimentación institucional y regional, lo que es también un componente vital para las naciones estado.

- Especialmente en las universidades públicas muy selectivas, existe un esfuerzo cada vez mayor orientado a alguna forma de acción afirmativa, con el propósito de explicar los factores raciales y socioeconómicos que se tienen en consideración en las admisiones y de aumentar el número de estudiantes menos favorecidos y minoritarios.

- La mayoría de los esfuerzos que realizarán las naciones estado para potenciar la vitalidad de los sistemas de educación superior incluirán un papel coordinado para matricular a estudiantes internacionales y buscar formas creativas de retener lo mejor y lo más destacado en sus propias economías nacionales después de la graduación.


Reforma curricular
Las capacidades académicas y sociales del estudiantado varían en gran medida. Ello requiere diferentes tipos de instituciones y, para evitar la distribución del estudiantado según el nivel socioecónomico, es preciso algún tipo de vínculo curricular que lo ayude a entrar y salir de un sistema de educación superior, dependiendo de su madurez y aspiraciones. En parte de estas razones, se observa lo siguiente:

- Esfuerzos dirigidos a buscar una cierta compatibilidad de titulaciones, de acuerdo con el proceso de Bolonia. Diferentes métodos aplicados al ámbito nacional e incluso institucional para unificar la duración y el grado de utilidad de las titulaciones están dando lugar a una cierta estandardización internacional.

- La posibilidad de que el estudiantado obtenga créditos bancarios. Ello hace compatibles las titulaciones con los créditos bancarios, junto con la diferenciación de las misiones.

- Los incipientes planes para desempeñar una función de transferencia/matriculas entre diferentes tipos de instituciones (suele ser un programa académico de universidad de entre dos y tres o cuatro años, pero no de forma exclusiva).

- La revisión del plan de estudios y del programa educativo para obtener una titulación, lo que comprende algunas iniciativas de envergadura para proporcionar una educación general incluso en programas de grado de tres años especializados en un ámbito concreto.


Financiación y acceso a la educación superior
En la financiación de la educación superior, la creatividad es extremadamente importante. Además, quizá es, de hecho, un factor determinante en la vitalidad y eficacia que los sistemas de educación superior tengan en el futuro, así como todas las clases de instituciones postsecundarias.

- La búsqueda de una mayor diversidad de fuentes de financiación, y no depender simplemente del gobierno para la obtención de la gran mayoría de los fondos, puesto que la etapa inicial de construcción de la mayoría de los sistemas de educación superior de masas está generalmente considerada un nuevo desarrollo fundamental para la mayor parte de las instituciones de educación superior y, en especial, las universidades de investigación.

- La mayoría de las naciones estado buscarán o están buscando ya un modelo de grandes ayudas económicas y tasas moderadas, basado en el concepto fundamental de que las tasas de matrícula y otras tasas constituyen un medio de redistribuir los ingresos y ayudar a los estudiantes con rentas más bajas y a otros procedentes de medios desfavorecidos. La mayor parte de lo que las instituciones gravan al estudiantado y a sus familias representa entre un 10 y un 30 por ciento (o más) de los ingresos totales de una institución. En la discusión y el análisis que supone la aplicación de unas tasas, o de su aumento, se debería tomar siempre en consideración su posible uso para sufragar en gran parte los costes del estudiantado más desfavorecido y otros grupos de población específicos.

- Finalmente, un componente clave para conseguir una mayor diversidad de las fuentes de financiación, y una inyección de fondos para el aumento de matrículas y programas, son unas políticas fiscales que beneficien al estudiantado y a las instituciones de educación superior más liberales. Los créditos individuales y de empresa para financiar las actividades de investigación y la construcción de capital, así como para dotaciones, formarán parte cada vez más de una amplia cartera de fuentes de financiación de las instituciones.

Esto no es una declaración de lo que debería ser, sino de lo que probablemente ocurra. La mayoría de los gobiernos de países con economías desarrolladas y cada vez más los de aquellos con economías en desarrollo parece que tiendan hacia la mayor parte de estos elementos que constituyen este mercado estructurado de oportunidades, o al menos son objeto de debate, en el camino que los lleva a hacer realidad su compromiso manifiesto de facilitar el acceso a la educación superior y satisfacer sus demandas, que son cada vez más exigentes. ¿Por qué motivo?

Al final, las razones van más allá de las necesidades inmediatas o incluso a largo plazo del mercado laboral o de la aceptación de que la mayoría de los trabajadores cambiarán de empleo numerosas ocasiones a lo largo de su vida laboral y de que a menudo deberán realizar cursos de reciclaje, enmascarados bajo la denominación de aprendizaje permanente. La razón primordial es el deseo de promover una cultura de aspiración, que a su vez influye en la movilidad socioeconómica y fomenta el talento y el carácter emprendedor de la población, alimenta la esperanza de crear una sociedad más próspera, y al final potencia la competitividad global.

Existe otra razón. Varios elementos que integran el mercado estructurado de oportunidades se refieren a un esfuerzo coordinado para propiciar no tan solo un talento innato, sino para retener al estudiantado más válido que cada vez tiene más opciones a escala internacional y reconoce que las instituciones de calidad poseen un alto nivel de autonomía y libertad académica y en muchos casos mayores recursos económicos y puntos en común con universidades de 'marca' internacional. Naciones estados que no tienen un agrupamiento de instituciones con estas características perderán los mejores y mas listos.

Al mismo tiempo, el talento internacional, tanto desde el punto de vista del estudiantado como desde el del profesorado, evaluará cada vez más la vitalidad no tan solo de universidades de investigación que emplean un procedimiento selectivo para la admisión de alumnos, sino también la calidad de los sistemas nacionales de educación superior, que es muy importante para saber hacia dónde se dirigen. Todos estos factores y el interés continuo en las reformas de educación superior de los competidores, nos a llevado, sea justa o no, a una discusión sobre lo que funciona mejor.

* John Douglass es senior research fellow del Centro de Estudios de Educación Superior de la Universidad de California-Berkeley y acaba de publicar el libro The Conditions for Admission. Sus investigaciones actuales están centradas en la experiencia de los estudiantes en universidades de investigación, el rol de las universidades en el desarrollo economico, las ciencias politicas como un elemento de política económica nacional y multinacional, el rol emergente de la educación superior de m! asas en la sociedad y la influencia de la globalización.
Fue director adjunto del Centro de Estudios de Educación Superior entre 1999 y 2002 y es el editor de los Research and Occasional Papers Series del Centro.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.