text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Científicos de tres universidades advierten posible extinción de 49 especies

      
La lista roja fue declarada, a través de un libro, por 16 científicos del Instituto de Ciencias Naturales de las universidades Nacional de Colombia, del Valle y de Antioquia, entre otros centros de investigación.<br/><br/>Las tarántulas y las arañas de todas las especies, tamaños y colores, se encuentran amenazadas por el tráfico ilegal. Así, se denuncia un incremento progresivo de estos ejemplares para ser utilizados, ya sea como mascotas o sacrificados para ser incluidos en resinas como objetos pisapapeles o souvenirs, tanto para el mercado nacional como internacional.<br/><br/>Los alacranes padecen del mismo mal, solo que está agravado con la reducción de su hábitat por efectos de deforestación. Los escarabajos, cucarrones y gorgojos sufren por la tala y el desmonte de los bosques de montaña. En algunas regiones, los escarabajos son víctimas de la cacería. <br/><br/>Algunos, como el popular escarabajo sierra, son preciados por los coleccionistas brasileños que se deslumbran ante su tamaño. En Colombia, son alimento esporádico de indígenas. Entre tanto, los cuernos del escarabajo gigante son el adorno de muchos collares.<br/><br/>A las majestuosas mariposas Morfo anacarada, de la Sierra Nevada, las ha afectado la reducción de su hábitat y la suplantación por cultivos ilícitos. A ello se aúna la fumigación de herbicidas como el glifosato, empleados para la erradicación de las plantas ilegales.<br/><br/>En la lista están las polillas del Chocó, la abeja real acosada por los cazadores de miel y los cangrejos de agua dulce, que terminan en los restaurantes de Bogotá o en casetas, donde preparan jugos afrodisíacos.<br/><br/>En fin, una larga lista de fauna terrestre que aparece en el <span style=font-style: italic;>Libro rojo de los invertebrados terrestres de Colombia</span>, texto que compila un vasto conocimiento biológico de cada una de las especies amenazadas. <br/><br/>Según el entomólogo de la Universidad Nacional Germán Amad, el objetivo de los científicos, que participaron en su edición es llamar la atención sobre los factores que atentan contra este patrimonio biológico del país.<br/>
La lista roja fue declarada, a través de un libro, por 16 científicos del Instituto de Ciencias Naturales de las universidades Nacional de Colombia, del Valle y de Antioquia, entre otros centros de investigación.

Las tarántulas y las arañas de todas las especies, tamaños y colores, se encuentran amenazadas por el tráfico ilegal. Así, se denuncia un incremento progresivo de estos ejemplares para ser utilizados, ya sea como mascotas o sacrificados para ser incluidos en resinas como objetos pisapapeles o souvenirs, tanto para el mercado nacional como internacional.

Los alacranes padecen del mismo mal, solo que está agravado con la reducción de su hábitat por efectos de deforestación. Los escarabajos, cucarrones y gorgojos sufren por la tala y el desmonte de los bosques de montaña. En algunas regiones, los escarabajos son víctimas de la cacería.

Algunos, como el popular escarabajo sierra, son preciados por los coleccionistas brasileños que se deslumbran ante su tamaño. En Colombia, son alimento esporádico de indígenas. Entre tanto, los cuernos del escarabajo gigante son el adorno de muchos collares.

A las majestuosas mariposas Morfo anacarada, de la Sierra Nevada, las ha afectado la reducción de su hábitat y la suplantación por cultivos ilícitos. A ello se aúna la fumigación de herbicidas como el glifosato, empleados para la erradicación de las plantas ilegales.

En la lista están las polillas del Chocó, la abeja real acosada por los cazadores de miel y los cangrejos de agua dulce, que terminan en los restaurantes de Bogotá o en casetas, donde preparan jugos "afrodisíacos".

En fin, una larga lista de fauna terrestre que aparece en el Libro rojo de los invertebrados terrestres de Colombia, texto que compila un vasto conocimiento biológico de cada una de las especies amenazadas.

Según el entomólogo de la Universidad Nacional Germán Amad, el objetivo de los científicos, que participaron en su edición es llamar la atención sobre los factores que atentan contra este patrimonio biológico del país.
  • Fuente:


Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.