text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La confianza, la legitimidad y el entendimiento

      
<span style=font-weight: bold;> 1. ¿Cuáles son las tres principales similitudes y diferencias entre los sistemas de garantía de la calidad y de acreditación estadounidense y canadiense? </span><br/>Hay algunas similitudes importantes. En ambos países el sistema se centra en los programas como un fuerte elemento de acreditación. Ambos países tienen buenos procesos y una tradición muy sólida. En este sentido, ha habido un método para revisar los estándares de acreditación a lo largo del tiempo y, si hay discrepancias, pueden resolverse dentro de la estructura de acreditación. El resultado es que personas de ambos países aceptan la acreditación.<br/><br/> Una diferencia entre estos sistemas de acreditación es que en EE. UU., además de centrarnos en la acreditación de programas, también tenemos una fuerte orientación hacia la acreditación institucional, mientras que el sistema canadiense no la tiene. Aunque a veces el de los EE. UU. pueda parecer un proceso redundante, el sistema queda cubierto con ambos enfoques.<br/><br/> A menudo la acreditación institucional se centra en la gestión. En la acreditación institucional es necesario saber si las instituciones tienen buenos procesos de planificación, cómo asignan los recursos y si tienen buena información sobre los resultados para los estudiantes. Son preguntas importantes que no siempre se pue! den abordar si sólo se cuenta con un proceso que cubre programa s uno a uno.<br/><br/> Sin embargo, puede que haya motivos subyacentes al enfoque canadiense. En Canadá, donde el sistema se centra principalmente en los programas, la mayoría de las universidades son pequeñas y las provincias sólo tienen unas pocas instituciones (en algunos casos, sólo una), por tanto, quizá un sistema de acreditación basado en programas se ajusta a este contexto concreto.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> 2. ¿Cuáles son las ventajas a largo plazo de un sistema de acreditación basado en agencias de acreditación no gubernamentales? </span><br/> Bien, es necesario introducir la dimensión política para comprender porqué son importantes las ONG. En un país donde la acreditación forma parte del! ministerio de educación superior, cada vez que hay un cambio en el ejecutivo, el ministro presenta su propia agenda. El nuevo ministro puede decidir que no quiere un sistema de acreditación o que cubrirá un aspecto u otro. Esta situación puede ocasionar una falta de continuidad y de credibilidad. Si eres rector o vicerrector estarás atento y te preguntarás si deberías seguir todas las directrices recibidas o no, porque no sabrás si puede haber otro cambio de ministro a corto plazo. En consecuencia, la credibilidad del proceso a largo plazo puede verse debilitada por la política del gobierno que esté en el poder.<br/><br/> Por otra parte, las ONG tendrán la responsabilidad de planificar el futuro independientemente. Y debemos tener en cuenta que las ONG también tendrán que responder ante el público, como los políticos, pero en este caso hay más continuidad. Esto les confiere m ás confianza. Abogo por las ONG, absolutamente.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> 3. ¿Cómo cree que será el modelo universitario estadounidense en los próximos 10 o 15 años? ¿Cómo será el modelo en el resto del mundo? </span><br/> En EE. UU., puesto que hemos tenido procesos de acreditación durante más de 100 años, se trata de una profesión muy veterana. Y puesto que las personas que trabajan en la acreditación conocen el sistema desde hace más de 20 o 30 años, hay mucha continuidad y el deseo de mantener los mismos procesos. No obstante, habrá cambios.<br/><br/> Un cambio significativo es que en el futuro las universidades presentarán electrónicamente todas las revisiones universitarias. Esto tiene implicaciones, ahora que se pueden presentar documentos electrónicos y hacer vídeo conferencias, será necesario dedicar menos tiempo a la logística para organizar una revisión. Las revisiones pueden tener lugar cada tres meses en lugar de cada cinco años, con menos visitas que ahora.<br/><br/> Otro cambio es que tendremos mejores sistemas para conocer y seguir el progreso de los estudiantes, aspecto que ha sido siempre la parte débil de la acreditación. Por ejemplo, es importante tener mejor información de cuándo un estudiante abandona un programa y cuáles son los problemas en cada etapa del proceso de estudio. En el futuro, la acreditación puede centrarse aún más en el progreso del estudiante; no sólo en lo que ofrece el programa, sino en lo que experimenta el estudiante. Es emocionante. L! a acreditación intenta garantizar que los estudiantes tengan un a buena experiencia y un buen resultado, y no hay nada mejor que esto.<br/><br/> Para el resto del mundo, las cosas son diferentes. En muchos países del mundo el problema es la falta de confianza en la acreditación. Por ejemplo, el gobierno de algunos países puede anunciar la creación de un nuevo organismo acreditador, pero a menudo el problema es que no hay confianza en él, ni se comprende qué es la acreditación. Por tanto, es necesario que haya un proceso para comprender la acreditación y para desarrollar confianza y legitimidad hacia el proceso de acreditación desde una perspectiva ética. Esto será muy importante para desarrollar la credibilidad.<br/><br/> En muchos países esta situación no deja margen para la innovación en la acreditación, porque no quiere! s confundir a la gente cuando intentas conseguir aceptación. Así, en la primera etapa del proceso es necesario ser muy convencional. Vemos que muchos países pueden creer que están copiando el modelo de otros países. Un profesor de Nigeria habló de personalizar el proceso de Bolonia; en parte, se trata de adoptar la legitimidad del proceso de Bolonia para desarrollar legitimidad dentro del África subsahariana. Es necesario y práctico.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> 4. ¿Cómo pueden las agencias de acreditación influir en las instituciones privadas para garantizar la calidad? </span><br/> Las instituciones privadas desempeñan un papel en el sistema de educación superior, pero debería haber limitaciones. Cualquier universidad que prometa a ! los jóvenes un resultado concreto por estudiar durante un tiempo determinado debería tener la responsabilidad de cumplir este objetivo. Las universidades no deberían tener la libertad de hacer lo que quieran. La garantía de la calidad y una agencia de acreditación deberían poder indicar a una universidad privada la necesidad de tener personal a largo plazo y no sólo personas que trabajan hasta tarde por la noche cuando su jornada de trabajo ha terminado. Algunos países han permitido que las universidades privadas abran programas cerrados, anulen programas o cambien el currículo, sólo porque para ellas tiene sentido. Por otra parte, una universidad debe tener personal que planifique y evalúe los cursos para mejorarlos. Este tipo de estructuras para la calidad debe implantarse en cualquier institución. Sólo porque se trate de una universidad privada, no debe tener libertad total.<br/><br/> * Elaine El-Khawas es profesora de política educativa en la Universidad George Washington (Washington DC). Ha escrito profusamente sobre cuestiones de acreditación y de garantía de la calidad, incluyendo análisis de métodos alternativos para evaluar la calidad, el papel de la revisión por pares y las comparaciones de estrategias internacionales en materia de garantía de la calidad. La Dra. El-Khawas, socióloga, obtuvo sus títulos de master y de doctorado en la Universidad de Chicago. <br/> Ha sido profesora de educación superior en la Universidad de California, Los Angeles; directora del Centro de Recursos de Información sobre Educación Superior (ERIC), y vicepresidenta de análisis e investigación de políticas en el Consejo Americano de Educación. Anteriormente fue presidenta de! la Asociación para el Estudio de la Educación Superior, miembro del Comité Científico Regional de la UNESCO para Europa y América del Norte, vicepresidenta de la Sociedad para la Investigación en Educación Superior (Reino Unido), y forma parte del consejo de varias publicaciones internacionales, como Quality in Higher Education. Ha sido consultora y asesora de la OCDE, la UNESCO, el IIEP, el Banco Mundial y la Asociación de Universidades Africanas.<br/><br/>Este artículo está basado en una conversación mantenida con el Secretariado de la GUNI en noviembre de 2006. No se trata de una trascripción literal de la entrevista. La entrevista completa puede verse en el vídeo que complementa este artículo.<br/><br/>
1. ¿Cuáles son las tres principales similitudes y diferencias entre los sistemas de garantía de la calidad y de acreditación estadounidense y canadiense?
Hay algunas similitudes importantes. En ambos países el sistema se centra en los programas como un fuerte elemento de acreditación. Ambos países tienen buenos procesos y una tradición muy sólida. En este sentido, ha habido un método para revisar los estándares de acreditación a lo largo del tiempo y, si hay discrepancias, pueden resolverse dentro de la estructura de acreditación. El resultado es que personas de ambos países aceptan la acreditación.

Una diferencia entre estos sistemas de acreditación es que en EE. UU., además de centrarnos en la acreditación de programas, también tenemos una fuerte orientación hacia la acreditación institucional, mientras que el sistema canadiense no la tiene. Aunque a veces el de los EE. UU. pueda parecer un proceso redundante, el sistema queda cubierto con ambos enfoques.

A menudo la acreditación institucional se centra en la gestión. En la acreditación institucional es necesario saber si las instituciones tienen buenos procesos de planificación, cómo asignan los recursos y si tienen buena información sobre los resultados para los estudiantes. Son preguntas importantes que no siempre se pue! den abordar si sólo se cuenta con un proceso que cubre programa s uno a uno.

Sin embargo, puede que haya motivos subyacentes al enfoque canadiense. En Canadá, donde el sistema se centra principalmente en los programas, la mayoría de las universidades son pequeñas y las provincias sólo tienen unas pocas instituciones (en algunos casos, sólo una), por tanto, quizá un sistema de acreditación basado en programas se ajusta a este contexto concreto.

2. ¿Cuáles son las ventajas a largo plazo de un sistema de acreditación basado en agencias de acreditación no gubernamentales?
Bien, es necesario introducir la dimensión política para comprender porqué son importantes las ONG. En un país donde la acreditación forma parte del! ministerio de educación superior, cada vez que hay un cambio en el ejecutivo, el ministro presenta su propia agenda. El nuevo ministro puede decidir que no quiere un sistema de acreditación o que cubrirá un aspecto u otro. Esta situación puede ocasionar una falta de continuidad y de credibilidad. Si eres rector o vicerrector estarás atento y te preguntarás si deberías seguir todas las directrices recibidas o no, porque no sabrás si puede haber otro cambio de ministro a corto plazo. En consecuencia, la credibilidad del proceso a largo plazo puede verse debilitada por la política del gobierno que esté en el poder.

Por otra parte, las ONG tendrán la responsabilidad de planificar el futuro independientemente. Y debemos tener en cuenta que las ONG también tendrán que responder ante el público, como los políticos, pero en este caso hay más continuidad. Esto les confiere m ás confianza. Abogo por las ONG, absolutamente.

3. ¿Cómo cree que será el modelo universitario estadounidense en los próximos 10 o 15 años? ¿Cómo será el modelo en el resto del mundo?
En EE. UU., puesto que hemos tenido procesos de acreditación durante más de 100 años, se trata de una profesión muy veterana. Y puesto que las personas que trabajan en la acreditación conocen el sistema desde hace más de 20 o 30 años, hay mucha continuidad y el deseo de mantener los mismos procesos. No obstante, habrá cambios.

Un cambio significativo es que en el futuro las universidades presentarán electrónicamente todas las revisiones universitarias. Esto tiene implicaciones, ahora que se pueden presentar documentos electrónicos y hacer vídeo conferencias, será necesario dedicar menos tiempo a la logística para organizar una revisión. Las revisiones pueden tener lugar cada tres meses en lugar de cada cinco años, con menos visitas que ahora.

Otro cambio es que tendremos mejores sistemas para conocer y seguir el progreso de los estudiantes, aspecto que ha sido siempre la parte débil de la acreditación. Por ejemplo, es importante tener mejor información de cuándo un estudiante abandona un programa y cuáles son los problemas en cada etapa del proceso de estudio. En el futuro, la acreditación puede centrarse aún más en el progreso del estudiante; no sólo en lo que ofrece el programa, sino en lo que experimenta el estudiante. Es emocionante. L! a acreditación intenta garantizar que los estudiantes tengan un a buena experiencia y un buen resultado, y no hay nada mejor que esto.

Para el resto del mundo, las cosas son diferentes. En muchos países del mundo el problema es la falta de confianza en la acreditación. Por ejemplo, el gobierno de algunos países puede anunciar la creación de un nuevo organismo acreditador, pero a menudo el problema es que no hay confianza en él, ni se comprende qué es la acreditación. Por tanto, es necesario que haya un proceso para comprender la acreditación y para desarrollar confianza y legitimidad hacia el proceso de acreditación desde una perspectiva ética. Esto será muy importante para desarrollar la credibilidad.

En muchos países esta situación no deja margen para la innovación en la acreditación, porque no quiere! s confundir a la gente cuando intentas conseguir aceptación. Así, en la primera etapa del proceso es necesario ser muy convencional. Vemos que muchos países pueden creer que están copiando el modelo de otros países. Un profesor de Nigeria habló de personalizar el proceso de Bolonia; en parte, se trata de adoptar la legitimidad del proceso de Bolonia para desarrollar legitimidad dentro del África subsahariana. Es necesario y práctico.

4. ¿Cómo pueden las agencias de acreditación influir en las instituciones privadas para garantizar la calidad?
Las instituciones privadas desempeñan un papel en el sistema de educación superior, pero debería haber limitaciones. Cualquier universidad que prometa a ! los jóvenes un resultado concreto por estudiar durante un tiempo determinado debería tener la responsabilidad de cumplir este objetivo. Las universidades no deberían tener la libertad de hacer lo que quieran. La garantía de la calidad y una agencia de acreditación deberían poder indicar a una universidad privada la necesidad de tener personal a largo plazo y no sólo personas que trabajan hasta tarde por la noche cuando su jornada de trabajo ha terminado. Algunos países han permitido que las universidades privadas abran programas cerrados, anulen programas o cambien el currículo, sólo porque para ellas tiene sentido. Por otra parte, una universidad debe tener personal que planifique y evalúe los cursos para mejorarlos. Este tipo de estructuras para la calidad debe implantarse en cualquier institución. Sólo porque se trate de una universidad privada, no debe tener libertad total.

* Elaine El-Khawas es profesora de política educativa en la Universidad George Washington (Washington DC). Ha escrito profusamente sobre cuestiones de acreditación y de garantía de la calidad, incluyendo análisis de métodos alternativos para evaluar la calidad, el papel de la revisión por pares y las comparaciones de estrategias internacionales en materia de garantía de la calidad. La Dra. El-Khawas, socióloga, obtuvo sus títulos de master y de doctorado en la Universidad de Chicago.
Ha sido profesora de educación superior en la Universidad de California, Los Angeles; directora del Centro de Recursos de Información sobre Educación Superior (ERIC), y vicepresidenta de análisis e investigación de políticas en el Consejo Americano de Educación. Anteriormente fue presidenta de! la Asociación para el Estudio de la Educación Superior, miembro del Comité Científico Regional de la UNESCO para Europa y América del Norte, vicepresidenta de la Sociedad para la Investigación en Educación Superior (Reino Unido), y forma parte del consejo de varias publicaciones internacionales, como Quality in Higher Education. Ha sido consultora y asesora de la OCDE, la UNESCO, el IIEP, el Banco Mundial y la Asociación de Universidades Africanas.

Este artículo está basado en una conversación mantenida con el Secretariado de la GUNI en noviembre de 2006. No se trata de una trascripción literal de la entrevista. La entrevista completa puede verse en el vídeo que complementa este artículo.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.