text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estados Unidos es el que promueve la caída del dólar, dice profesor de la U. Nacional

      
Bonilla, docente de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Colombia, dijo que el proceso de devaluación del dólar es un fenómeno mundial que está siendo promovido desde la Casa Blanca.<br/><br/>De acuerdo con el analista, esta medida del ejecutivo estadounidense también ha tenido como objetivo frenar la fuerte presencia de China en los mercados del mundo y no perder su competitividad global.<br/><br/>Cuando un país devalúa su moneda está abaratando sus exportaciones y encareciendo las importaciones. Este es un mecanismo de defensa monetario para restringir las compras externas y para mejorar sus ventas al exterior, agregó el profesor. <br/><br/>Bonilla explicó que la fluctuación negativa del precio de la moneda estadounidense, que se viene presentando desde hace varios meses, le ha permitido a las monedas de otros países ganar terreno frente al dólar, como el caso del euro, cuya cotización ha pasado en los últimos tiempos de 1,25 a 1,46.<br/><br/>A los citados factores externos que han provocado la reiterada caída del dólar, Bonilla González agrega dos causas internas del mercado colombiano que motivan esta situación. La primera está relacionada con las altas tasas de interés, que incentivan la inversión extranjera y con ella el mercado local se inunda de divisas.<br/><br/>Por esta razón hay un serio movimiento para pedirle al Banco de la República que no siga subiendo las tasas de interés y que, en el peor de los casos, las mantengan estables o, en el mejor de los casos, las comience a bajar, explicó.<br/><br/>El segundo factor que causa la devaluación del dólar, según Bonilla, es el lavado de dinero, que produce el ingreso masivo al país de dinero, producto de actividades ilícitas. <br/><br/>No es por azar que se hayan encontrado dos maletas y otros alijos en los que hay fuerte cantidad de dólares que no tienen dueño. Buena parte de este dinero busca entrar al mercado colombiano para comercializarse en el mercado paralelo de las divisas, dijo.<br/><br/>Dicho mercado es atractivo, según el profesor de la UN, por la alta rentabilidad del negocio con esa moneda. Comenta que mientras la tasa representativa del mercado está en 1.910 pesos, en muchas casas de cambio este valor está en 1.800 y en algunas ciudades llega a 1.600, lo que según el profesor financia el contrabando.<br/><br/>Bonilla dijo que la devaluación del dólar trae como consecuencia cotidiana el encarecimiento de las exportaciones y el abaratamiento de las importaciones, lo que implica para el sector productivo colombiano recibir menor cantidad de dinero por las ventas al exterior.<br/><br/>Indicó que los sectores cafetero y petrolero estarían menos perjudicados por la fluctuación negativa del dólar debido a las cotizaciones internacionales de los precios de estos productos. <br/><br/>En contraste, aseguró que la otra cara de la moneda del fenómeno de devaluación lo viven los industriales y el consumidor. El primero porque el momento es propicio para emprender una renovación de maquinaria a bajos precios y el segundo porque encuentra productos importados baratos. <br/><br/>Finalmente, el profesor de la UN señaló los escenarios que pueden condicionar este fenómeno. El primero es la confirmación o no de la recesión de la economía estadounidense, que podría conocerse luego de ser divulgados los informes financieros del primer trimestre. <br/><br/>El segundo y último escenario es del ámbito local y está relacionado con el manejo que le dé el Emisor al tema de las tasas de interés frente a fenómenos como la inflación o la tasa de cambio.<br/>
Bonilla, docente de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Colombia, dijo que el proceso de devaluación del dólar es un fenómeno mundial que "está siendo promovido" desde la Casa Blanca.

De acuerdo con el analista, esta medida del ejecutivo estadounidense también ha tenido como objetivo frenar la fuerte presencia de China en los mercados del mundo y no perder su competitividad global.

"Cuando un país devalúa su moneda está abaratando sus exportaciones y encareciendo las importaciones. Este es un mecanismo de defensa monetario para restringir las compras externas y para mejorar sus ventas al exterior", agregó el profesor.

Bonilla explicó que la fluctuación negativa del precio de la moneda estadounidense, que se viene presentando desde hace varios meses, le ha permitido a las monedas de otros países ganar terreno frente al dólar, como el caso del euro, cuya cotización ha pasado en los últimos tiempos de 1,25 a 1,46.

A los citados factores externos que han provocado la reiterada caída del dólar, Bonilla González agrega dos causas internas del mercado colombiano que motivan esta situación. La primera está relacionada con las altas tasas de interés, que incentivan la inversión extranjera y con ella el mercado local se inunda de divisas.

"Por esta razón hay un serio movimiento para pedirle al Banco de la República que no siga subiendo las tasas de interés y que, en el peor de los casos, las mantengan estables o, en el mejor de los casos, las comience a bajar", explicó.

El segundo factor que causa la devaluación del dólar, según Bonilla, es el lavado de dinero, que produce el ingreso masivo al país de dinero, producto de actividades ilícitas.

"No es por azar que se hayan encontrado dos maletas y otros alijos en los que hay fuerte cantidad de dólares que no tienen dueño. Buena parte de este dinero busca entrar al mercado colombiano para comercializarse en el mercado paralelo de las divisas", dijo.

Dicho mercado es atractivo, según el profesor de la UN, por la alta rentabilidad del negocio con esa moneda. Comenta que mientras la tasa representativa del mercado está en 1.910 pesos, en muchas casas de cambio este valor está en 1.800 y en algunas ciudades llega a 1.600, lo que según el profesor financia el contrabando.

Bonilla dijo que la devaluación del dólar trae como consecuencia cotidiana el encarecimiento de las exportaciones y el abaratamiento de las importaciones, lo que implica para el sector productivo colombiano recibir menor cantidad de dinero por las ventas al exterior.

Indicó que los sectores cafetero y petrolero estarían menos perjudicados por la fluctuación negativa del dólar debido a las cotizaciones internacionales de los precios de estos productos.

En contraste, aseguró que la otra cara de la moneda del fenómeno de devaluación lo viven los industriales y el consumidor. El primero porque el momento es propicio para emprender una renovación de maquinaria a bajos precios y el segundo porque encuentra productos importados baratos.

Finalmente, el profesor de la UN señaló los escenarios que pueden condicionar este fenómeno. El primero es la confirmación o no de la recesión de la economía estadounidense, que podría conocerse luego de ser divulgados los informes financieros del primer trimestre.

El segundo y último escenario es del ámbito local y está relacionado con el manejo que le dé el Emisor al tema de las tasas de interés frente a fenómenos como la inflación o la tasa de cambio.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.