text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudiantes de la ECI quieren vender la telaraña como hilo para suturas

      
El hilo de seda de Oro podría ser otra puerta para el desarrollo de la biomedicina, porque es una nueva fibra biodegradable y biocompatible, ya que ella misma desaparece en el cuerpo. <br/><br/> Estudios indican que las cualidades antisépticas y coagulantes de este producto ayudarían más a la cicatrización de una llaga en el cuerpo, pues en comunidades indígenas y ancestrales cogen el tejido y lo aplican a la herida sin que existan registros por problemas de infección. <br/><br/> Los impulsores de la idea son Ángela de la Pava, Sebastián Castañeda y Camilo Díaz, quienes encontraron en el llamado Hilo de Oro de la Araña Tejedora Dorada su propuesta industrial y comercial. <br/><br/> Basaron la evidencia en las investigaciones realizadas en México, y en la utilidad industrial de las redes de seda de esta araña en prendas de uso humano. También, en el hecho de que este tejido es uno de los materiales de origen animal más fibroso y de mayor resistencia. <br/><br/> El grupo de emprendedores cree que el uso en la medicina del hilo de seda dorado sería el resultado de una cadena productiva donde participarían muchos actores, todos encaminados a la salud como primera línea de responsabilidad social. <br/><br/> "En toda mi carrera existe una línea de emprendimiento en la que aplicamos las materias que sirven de base para conformar nuestra propia empresa y desarrollar nuestros productos o servicios. Muy seguramente Maculata tendrá vida y será punta de lanza de una pyme por las bondades clínicas. Nuestro proceso de desarrollo productivo depende de nuevas investigaciones en tecnologías biomédicas que vayan surgiendo en el área de la salud y así industrializar una sutura quirúrgica natural, oriunda de la Araña Tejedora Dorada", manifiesta Ángela. <br/><br/> Y es que el espíritu empresarial motiva a reinventar la competitividad personal, profesional y empresarial como una herramienta para el desarrollo social. Así surgen ideas de negocios que concursan en muestras empresariales, como la realizada por la facultad de Administración con énfasis en Negocios y Finanzas Internacionales de la Escuela Colombiana de Ingeniería, en la que exhibieron más de 20 proyectos pyme. <br/><br/> Más información en la Oficina de Prensa de la Escuela, cuyo teléfono es (1) 6683600, extensión 160; 6683626, y 3102918993.
El hilo de seda de Oro podría ser otra puerta para el desarrollo de la biomedicina, porque es una nueva fibra biodegradable y biocompatible, ya que ella misma desaparece en el cuerpo.

Estudios indican que las cualidades antisépticas y coagulantes de este producto ayudarían más a la cicatrización de una llaga en el cuerpo, pues en comunidades indígenas y ancestrales cogen el tejido y lo aplican a la herida sin que existan registros por problemas de infección.

Los impulsores de la idea son Ángela de la Pava, Sebastián Castañeda y Camilo Díaz, quienes encontraron en el llamado Hilo de Oro de la Araña Tejedora Dorada su propuesta industrial y comercial.

Basaron la evidencia en las investigaciones realizadas en México, y en la utilidad industrial de las redes de seda de esta araña en prendas de uso humano. También, en el hecho de que este tejido es uno de los materiales de origen animal más fibroso y de mayor resistencia.

El grupo de emprendedores cree que el uso en la medicina del hilo de seda dorado sería el resultado de una cadena productiva donde participarían muchos actores, todos encaminados a la salud como primera línea de responsabilidad social.

"En toda mi carrera existe una línea de emprendimiento en la que aplicamos las materias que sirven de base para conformar nuestra propia empresa y desarrollar nuestros productos o servicios. Muy seguramente Maculata tendrá vida y será punta de lanza de una pyme por las bondades clínicas. Nuestro proceso de desarrollo productivo depende de nuevas investigaciones en tecnologías biomédicas que vayan surgiendo en el área de la salud y así industrializar una sutura quirúrgica natural, oriunda de la Araña Tejedora Dorada", manifiesta Ángela.

Y es que el espíritu empresarial motiva a reinventar la competitividad personal, profesional y empresarial como una herramienta para el desarrollo social. Así surgen ideas de negocios que concursan en muestras empresariales, como la realizada por la facultad de Administración con énfasis en Negocios y Finanzas Internacionales de la Escuela Colombiana de Ingeniería, en la que exhibieron más de 20 proyectos pyme.

Más información en la Oficina de Prensa de la Escuela, cuyo teléfono es (1) 6683600, extensión 160; 6683626, y 3102918993.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.