text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Nuevo método para la cicatrización de úlceras plantares

      
Según la Federación Diabetológica Colombiana, esta enfermedad es una de las principales causas de muerte prematura en todo el mundo y se predice que para la próxima década los índices de mortalidad aumentarán en un 25%.<br/><br/> Así mismo, la Organización Mundial de la Salud afirma que la diabetes podría hacer que la esperanza de vida en todo el mundo se reduzca por primera vez en 200 años. La diabetes emerge con rapidez como una de las mayores catástrofes sanitarias que jamás haya visto el mundo. Esta enfermedad desbordará los recursos sanitarios en todas partes a menos que los gobiernos despierten y reaccionen-, dijo el profesor Martín Silink, presidente electo de la Federación Internacional de Diabetes.<br/><br/> Usualmente, un 20% de los pacientes con diabetes desarrollan úlceras plantares en los miembros inferiores de su cuerpo o pie diabético-, como se le denomina comúnmente. Es un síndrome que engloba las variaciones anatómicas y funcionales que ocurren en los pies de las personas con diabetes como consecuencia de su enfermedad metabólica; según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, este tipo de alteración es una de las complicaciones más crónicas y representa también una de las principales causas de morbimortalidad en estos pacientes.<br/><br/> Las lesiones en los pies de las personas con diabetes son consideradas como una patología desagradecida, repetitiva y con mala respuesta a cualquier tratamiento, son casi inevitables y por lo general terminan con la pérdida de la extremidad, independientemente de la actitud que se adopte con el paciente.<br/><br/> Para que se lleve a cabo un buen proceso de cicatrización en los tejidos del cuerpo humano intervienen una serie de factores como el óptimo aporte de oxigeno, nutrientes y factores de crecimiento proporcionados mediante el torrente sanguíneo.<br/><br/> Generalmente en los pacientes diabéticos estos agentes se encuentran comprometidos, lo que hace que se incremente el riesgo de ulceraciones que casi siempre terminan en amputaciones inevitables, por estos motivos un grupo de la Universidad Industrial de Santander (UIS), decidió probar la efectividad de otro método al tratamiento estándar de enfermería, que usualmente se usa para agilizar el proceso de cicatrización en pacientes diabéticos.<br/><br/> El incremento en la incidencia de la diabetes en el país y sus complicaciones, una de ellas la úlcera diabética que genera discapacidad física, y el hecho de comprobar que en Colombia no se utiliza ninguna modalidad física de tratamiento efectivo, nos llevó a considerar que valía la pena evaluar otros métodos para contar con una herramienta adicional de procedimiento para estos pacientes-, afirmó Diana Marina Camargo, docente de la Escuela de Fisioterapia de la UIS e integrante del grupo de investigación.<br/><br/> Cualquier herida en el pie de un diabético, independientemente de su etiología, es una puerta de entrada a la infección, ésta a su vez casi siempre complica la úlcera diabética comprometiendo la viabilidad de la extremidad.<br/><br/> Esta enfermedad puede tener varias causas, de las cuales dependerán las características y la ubicación de las úlceras. La más frecuente es la alteración en la sensibilidad de los tejidos por el compromiso de los nervios (neuropatía), presentándose usualmente en la planta de los pies-, aseguró Esperanza Herrera Villabona, otra investigadora integrante del grupo.<br/><br/> Generalmente, cuando se tiene alguna herida o laceración el tratamiento que se implementa, en relación a estos pacientes con diabetes, es el que se describe en el sistema de clasificación de las intervenciones en enfermería (NIC); este procedimiento consiste en limpiar la herida, humectarla con solución salina, hacer un debridamiento y aplicar un vendaje, también se usan cremas especiales y parches que contienen medicamentos, pero su costo es muy elevado y de difícil acceso para las personas de escasos recursos.<br/><br/> El grupo de investigación de la UIS, quiso comprobar la eficacia de la estimulación eléctrica de alto voltaje y del láser de baja potencia sobre el proceso de cicatrización de úlceras plantares en diabéticos, comparadas con el cuidado estándar de enfermería, con el fin de ampliar las posibilidades terapéuticas que brinda el personal de salud a esta severa complicación derivada de la diabetes y, así mismo, lograr disminuir la frecuencia de amputaciones como recurso final por tratamientos inadecuados o incluso disminuir los índices de mortalidad cuando la situación clínica llega a un deterioro severo.<br/><br/> Para comprobar la efectividad de estas dos modalidades, se escogió un grupo de personas que estuvieran entre los 30 y 75 años con diabetes de tipo I y II, posteriormente se asignaron aleatoriamente a uno de los 3 grupos de intervención: grupo control, que sólo recibía el cuidado de enfermería; el grupo alto voltaje, que además del cuidado de enfermería fue tratado con estimulación eléctrica de alto voltaje y finalmente el grupo láser, que también recibió cuidado de enfermería más láser terapéutico.<br/><br/> Las mediciones de las úlceras se realizaron cada dos semanas y el seguimiento de los participantes se llevó a cabo en 16 semanas o hasta alcanzar el cierre o cicatrización total de la úlcera. Una vez finalizada la intervención, los participantes se evaluaron nuevamente a los 30 y 60 días.<br/><br/> Como resultado se logró demostrar que en relación con el manejo convencional de enfermería, el láser y la estimulación eléctrica de alto voltaje aceleran el proceso de cicatrización en pacientes con úlceras diabéticas; así mismo, se comprobó que los pacientes tratados con láser consiguieron mejorar su calidad de vida en aspectos como la movilidad, el cuidado personal y las actividades usuales de la vida diaria-, aseveró María Cristina Sandoval integrante del grupo de investigación.<br/><br/> Esta investigación no solo ayuda a comprobar la efectividad de adicionar otros métodos para tratar las ulceras plantares sino que además, en caso de ser incluidos por el personal médico, estas modalidades constituirían una técnica más efectiva y económica para prevenir las amputaciones de estos pacientes.<br/><br/>
Según la Federación Diabetológica Colombiana, esta enfermedad es una de las principales causas de muerte prematura en todo el mundo y se predice que para la próxima década los índices de mortalidad aumentarán en un 25%.

Así mismo, la Organización Mundial de la Salud afirma que la diabetes podría hacer que la esperanza de vida en todo el mundo se reduzca por primera vez en 200 años. "La diabetes emerge con rapidez como una de las mayores catástrofes sanitarias que jamás haya visto el mundo. Esta enfermedad desbordará los recursos sanitarios en todas partes a menos que los gobiernos despierten y reaccionen-, dijo el profesor Martín Silink, presidente electo de la Federación Internacional de Diabetes.

Usualmente, un 20% de los pacientes con diabetes desarrollan úlceras plantares en los miembros inferiores de su cuerpo o "pie diabético-, como se le denomina comúnmente. Es un síndrome que engloba las variaciones anatómicas y funcionales que ocurren en los pies de las personas con diabetes como consecuencia de su enfermedad metabólica; según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, este tipo de alteración es una de las complicaciones más crónicas y representa también una de las principales causas de morbimortalidad en estos pacientes.

Las lesiones en los pies de las personas con diabetes son consideradas como una patología desagradecida, repetitiva y con mala respuesta a cualquier tratamiento, son casi inevitables y por lo general terminan con la pérdida de la extremidad, independientemente de la actitud que se adopte con el paciente.

Para que se lleve a cabo un buen proceso de cicatrización en los tejidos del cuerpo humano intervienen una serie de factores como el óptimo aporte de oxigeno, nutrientes y factores de crecimiento proporcionados mediante el torrente sanguíneo.

Generalmente en los pacientes diabéticos estos agentes se encuentran comprometidos, lo que hace que se incremente el riesgo de ulceraciones que casi siempre terminan en amputaciones inevitables, por estos motivos un grupo de la Universidad Industrial de Santander (UIS), decidió probar la efectividad de otro método al tratamiento estándar de enfermería, que usualmente se usa para agilizar el proceso de cicatrización en pacientes diabéticos.

"El incremento en la incidencia de la diabetes en el país y sus complicaciones, una de ellas la úlcera diabética que genera discapacidad física, y el hecho de comprobar que en Colombia no se utiliza ninguna modalidad física de tratamiento efectivo, nos llevó a considerar que valía la pena evaluar otros métodos para contar con una herramienta adicional de procedimiento para estos pacientes-, afirmó Diana Marina Camargo, docente de la Escuela de Fisioterapia de la UIS e integrante del grupo de investigación.

Cualquier herida en el pie de un diabético, independientemente de su etiología, es una puerta de entrada a la infección, ésta a su vez casi siempre complica la úlcera diabética comprometiendo la viabilidad de la extremidad.

"Esta enfermedad puede tener varias causas, de las cuales dependerán las características y la ubicación de las úlceras. La más frecuente es la alteración en la sensibilidad de los tejidos por el compromiso de los nervios (neuropatía), presentándose usualmente en la planta de los pies-, aseguró Esperanza Herrera Villabona, otra investigadora integrante del grupo.

Generalmente, cuando se tiene alguna herida o laceración el tratamiento que se implementa, en relación a estos pacientes con diabetes, es el que se describe en el sistema de clasificación de las intervenciones en enfermería (NIC); este procedimiento consiste en limpiar la herida, humectarla con solución salina, hacer un debridamiento y aplicar un vendaje, también se usan cremas especiales y parches que contienen medicamentos, pero su costo es muy elevado y de difícil acceso para las personas de escasos recursos.

El grupo de investigación de la UIS, quiso comprobar la eficacia de la estimulación eléctrica de alto voltaje y del láser de baja potencia sobre el proceso de cicatrización de úlceras plantares en diabéticos, comparadas con el cuidado estándar de enfermería, con el fin de ampliar las posibilidades terapéuticas que brinda el personal de salud a esta severa complicación derivada de la diabetes y, así mismo, lograr disminuir la frecuencia de amputaciones como recurso final por tratamientos inadecuados o incluso disminuir los índices de mortalidad cuando la situación clínica llega a un deterioro severo.

Para comprobar la efectividad de estas dos modalidades, se escogió un grupo de personas que estuvieran entre los 30 y 75 años con diabetes de tipo I y II, posteriormente se asignaron aleatoriamente a uno de los 3 grupos de intervención: grupo control, que sólo recibía el cuidado de enfermería; el grupo alto voltaje, que además del cuidado de enfermería fue tratado con estimulación eléctrica de alto voltaje y finalmente el grupo láser, que también recibió cuidado de enfermería más láser terapéutico.

Las mediciones de las úlceras se realizaron cada dos semanas y el seguimiento de los participantes se llevó a cabo en 16 semanas o hasta alcanzar el cierre o cicatrización total de la úlcera. Una vez finalizada la intervención, los participantes se evaluaron nuevamente a los 30 y 60 días.

"Como resultado se logró demostrar que en relación con el manejo convencional de enfermería, el láser y la estimulación eléctrica de alto voltaje aceleran el proceso de cicatrización en pacientes con úlceras diabéticas; así mismo, se comprobó que los pacientes tratados con láser consiguieron mejorar su calidad de vida en aspectos como la movilidad, el cuidado personal y las actividades usuales de la vida diaria-, aseveró María Cristina Sandoval integrante del grupo de investigación.

Esta investigación no solo ayuda a comprobar la efectividad de adicionar otros métodos para tratar las ulceras plantares sino que además, en caso de ser incluidos por el personal médico, estas modalidades constituirían una técnica más efectiva y económica para prevenir las amputaciones de estos pacientes.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.