text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista a Álvaro Marchesi

      
Entre otros temas el Secreatrio General de la OEI comenta los cuatro objetivos prioritarios de la OEI: terminar con el analfabetismo en la región, colaborar con la educación en valores en las escuelas, fortalecer la formación técnico profesional y la creación del Centro de Altos Estudios Universitarios.<br/><br/> Álvaro Marchesi Ullastres es catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (España). Asesor ejecutivo del Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) dependiente de la Fundación Santa María y director internacional del Instituto de Evaluación IDEA con sede en Brasil, Chile y México.<br/><br/> En el 2007 fue nombrado Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). La Asociación de Inspectores de Educación ADIDE-Federación, le desea una gestión positiva y exitosa y le da la más cordial enhorabuena.<br/><br/> En primer lugar, en nombre de la Asociación de Inspectores de Educación ADIDE-Federación, le damos la más cordial enhorabuena por su nombramiento como Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Cuál es la principal finalidad de esta organización?</span><br/> La OEI es una organización de los países iberoamericanos para favorecer la cooperación entre ellos en los campos de educación, cultura y ciencia. Tiene ya una larga historia y una fuerte implantación en la mayoría de los países. De hecho, en estos momentos estamos abriendo oficinas en alguno de los que aún no estábamos presente de manera estable: Bolivia, Guatemala y República Dominicana.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Qué supone para España ser miembro de la OEI? Descríbanos las ventajas y, en su caso, los posibles inconvenientes?</span><br/> Hay que reconocer que la preocupación principal de los países es la situación de su propio sistema educativo, los conflictos que tienen en ellos, los cambios que deben realizar, las limitaciones de todo tipo con las que se enfrentan. Ante estos problemas, la OEI puede proporcionarles algunas ayudas: el asesoramiento técnico en sus procesos de reforma, el encuentro entre países para buscar juntos soluciones, la formación de los gestores de las políticas públicas y, de forma más concreta, determinados programas con suficiente financiación para contribuir a la solución de alguno de sus problemas más graves. En este proceso favorecemos la reflexión en común y el apoyo entre los diferentes países, lo que genera una mayor conciencia de que pertenecer a la comunidad iberoamericana de naciones supone una ventaja.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> ¿Cree usted que la OEI debe abrirse a la participación de los hispanos de los Estados Unidos de Norteamérica, aunque no haya presencia orgánica de dicho Estado? ¿Cómo podría articularse esa participación?</span><br/> La OEI es una organización gubernamental y por tanto a quienes representa es a los países del área iberoamericana. Desde esta perspectiva, los inmigrantes están representados por sus gobiernos respectivos. Hay que reconocer, sin embargo, que si bien los inmigrantes latinoamericanos en España tienen un reconocimiento explícito y programas de apoyo específicos tanto por el país receptor como por los países de donde son nativos, y la propia OEI desarrolla iniciativas concretas en su favor, no sucede lo mismo con los hispanos de los Estados Unidos. No cabe duda de que tenemos que plantearnos este tema. Conviene, sin embargo, recordar que existe otra organización, la OEA, que integra a los países Latinoamericanos junto con los países del Norte de América.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Usted fue elegido para el periodo 2007-2010 ¿Qué programación, qué planes, a grandes líneas, se ha marcado la OEI y Vd. Como Secretario General de la misma, para este trienio?</span><br/> Tenemos cuatro objetivos prioritarios. El primero, terminar con el analfabetismo en la región, lo que supone no sólo lograr que 34 millones de personas aprendan a leer y a escribir, sino también conseguir que nuevos colectivos de jóvenes no abandonen la escuela de forma prematura y terminen la educación básica. Hay que tener en cuenta también que ser alfabeto en el sigo XXI es algo más que saber leer y escribir.<br/><br/> El segundo objetivo es colaborar con la educación en valores en las escuelas. Queremos reforzar el sentido democrático, el respeto a la vida y al medio ambiente y el valor del diálogo para contribuir a reducir los conflictos negativos en las escuelas y en las sociedades iberoamericanas. Estamos diseñando nuevas estrategias para alcanzar estas finalidades. Una de ellas es el desarrollo de un proyecto de actividades deportivas en las escuelas que incluye valores tales como el esfuerzo, el trabajo en equipo y el juego limpio; otra iniciativa supone la incorporación del arte y de la música en los colegios para favorecer el reconocimiento y la valoración de todas las culturas por parte de los alumnos.<br/><br/> El tercer objetivo es fortalecer la formación técnico profesional. Nos proponemos colaborar con los países en la definición de un modelo integrado de formación profesional en el que participen los diferentes sectores sociales y los responsables educativos y laborales. Apostamos por una formación profesional que contribuya al desarrollo económico y social de los países y que al mismo tiempo supongo una opción atractiva para millones de jóvenes.<br/><br/> Finalmente queremos crear un Centro de Altos Estudios Universitarios de postgrado de carácter semipresencial que sea capaz de articular una oferta formativa de calidad con las Universidades Iberoamericanas. Para ello necesitamos facilitar la movilidad de estudiantes e investigadores, algo en lo que estamos trabajando en estos momentos. De esta forma crearemos un espacio iberoamericano del conocimiento que servirá para estrechar lazos y relaciones entre los países, sus instituciones y sus ciudadanos.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Qué relación tiene la OEI con otros organismos como la UNESCO o la OEA? </span><br/>Tenemos objetivos en buena parte comunes y por ello mantenemos una estrecha relación. Pero la OEI es Iberoamericana (países con lengua española y portuguesa), la OEA está formada por todos los países americanos y la UNESCO tiene una dimensión mundial.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> ¿Hay alguna publicación de la OEI en el ámbito educativo que, a su juicio, pueda resultar de especial interés para nuestros lectores?</span><br/> La OEI tiene una revista de larga tradición y que está recibiendo un apoyo cada vez mayor, no sólo por el número de lectores sino también por estar situada en los principales lugares de la valoración científica: la Revista Iberoamericana de Educación. Además, tenemos una página web (https://www.oei.es/) que aspira a convertirse en la referencia principal iberoamericana en los temas educativos y culturales. De hecho es una de las más visitadas. Es posible encontrar en ella información científica actualizada, los principales artículos e informes sobre cada tema y las actividades u orientaciones que se dan en cada país. Tenemos un equipo de especialistas educativos e informáticos que la actualizan de forma permanente. Es, sin duda, uno de nuestras apuestas principales para contribuir a la reflexión crítica de las personas interesadas en los campos educativo, científico y cultural.<br/><br/>
Entre otros temas el Secreatrio General de la OEI comenta los cuatro objetivos prioritarios de la OEI: terminar con el analfabetismo en la región, colaborar con la educación en valores en las escuelas, fortalecer la formación técnico profesional y la creación del Centro de Altos Estudios Universitarios.

Álvaro Marchesi Ullastres es catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (España). Asesor ejecutivo del Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) dependiente de la Fundación Santa María y director internacional del Instituto de Evaluación IDEA con sede en Brasil, Chile y México.

En el 2007 fue nombrado Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). La Asociación de Inspectores de Educación ADIDE-Federación, le desea una gestión positiva y exitosa y le da la más cordial enhorabuena.

En primer lugar, en nombre de la Asociación de Inspectores de Educación ADIDE-Federación, le damos la más cordial enhorabuena por su nombramiento como Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

¿Cuál es la principal finalidad de esta organización?
La OEI es una organización de los países iberoamericanos para favorecer la cooperación entre ellos en los campos de educación, cultura y ciencia. Tiene ya una larga historia y una fuerte implantación en la mayoría de los países. De hecho, en estos momentos estamos abriendo oficinas en alguno de los que aún no estábamos presente de manera estable: Bolivia, Guatemala y República Dominicana.

¿Qué supone para España ser miembro de la OEI? Descríbanos las ventajas y, en su caso, los posibles inconvenientes?
Hay que reconocer que la preocupación principal de los países es la situación de su propio sistema educativo, los conflictos que tienen en ellos, los cambios que deben realizar, las limitaciones de todo tipo con las que se enfrentan. Ante estos problemas, la OEI puede proporcionarles algunas ayudas: el asesoramiento técnico en sus procesos de reforma, el encuentro entre países para buscar juntos soluciones, la formación de los gestores de las políticas públicas y, de forma más concreta, determinados programas con suficiente financiación para contribuir a la solución de alguno de sus problemas más graves. En este proceso favorecemos la reflexión en común y el apoyo entre los diferentes países, lo que genera una mayor conciencia de que pertenecer a la comunidad iberoamericana de naciones supone una ventaja.

¿Cree usted que la OEI debe abrirse a la participación de los hispanos de los Estados Unidos de Norteamérica, aunque no haya presencia orgánica de dicho Estado? ¿Cómo podría articularse esa participación?
La OEI es una organización gubernamental y por tanto a quienes representa es a los países del área iberoamericana. Desde esta perspectiva, los inmigrantes están representados por sus gobiernos respectivos. Hay que reconocer, sin embargo, que si bien los inmigrantes latinoamericanos en España tienen un reconocimiento explícito y programas de apoyo específicos tanto por el país receptor como por los países de donde son nativos, y la propia OEI desarrolla iniciativas concretas en su favor, no sucede lo mismo con los hispanos de los Estados Unidos. No cabe duda de que tenemos que plantearnos este tema. Conviene, sin embargo, recordar que existe otra organización, la OEA, que integra a los países Latinoamericanos junto con los países del Norte de América.


Usted fue elegido para el periodo 2007-2010 ¿Qué programación, qué planes, a grandes líneas, se ha marcado la OEI y Vd. Como Secretario General de la misma, para este trienio?
Tenemos cuatro objetivos prioritarios. El primero, terminar con el analfabetismo en la región, lo que supone no sólo lograr que 34 millones de personas aprendan a leer y a escribir, sino también conseguir que nuevos colectivos de jóvenes no abandonen la escuela de forma prematura y terminen la educación básica. Hay que tener en cuenta también que ser alfabeto en el sigo XXI es algo más que saber leer y escribir.

El segundo objetivo es colaborar con la educación en valores en las escuelas. Queremos reforzar el sentido democrático, el respeto a la vida y al medio ambiente y el valor del diálogo para contribuir a reducir los conflictos negativos en las escuelas y en las sociedades iberoamericanas. Estamos diseñando nuevas estrategias para alcanzar estas finalidades. Una de ellas es el desarrollo de un proyecto de actividades deportivas en las escuelas que incluye valores tales como el esfuerzo, el trabajo en equipo y el juego limpio; otra iniciativa supone la incorporación del arte y de la música en los colegios para favorecer el reconocimiento y la valoración de todas las culturas por parte de los alumnos.

El tercer objetivo es fortalecer la formación técnico profesional. Nos proponemos colaborar con los países en la definición de un modelo integrado de formación profesional en el que participen los diferentes sectores sociales y los responsables educativos y laborales. Apostamos por una formación profesional que contribuya al desarrollo económico y social de los países y que al mismo tiempo supongo una opción atractiva para millones de jóvenes.

Finalmente queremos crear un Centro de Altos Estudios Universitarios de postgrado de carácter semipresencial que sea capaz de articular una oferta formativa de calidad con las Universidades Iberoamericanas. Para ello necesitamos facilitar la movilidad de estudiantes e investigadores, algo en lo que estamos trabajando en estos momentos. De esta forma crearemos un espacio iberoamericano del conocimiento que servirá para estrechar lazos y relaciones entre los países, sus instituciones y sus ciudadanos.

¿Qué relación tiene la OEI con otros organismos como la UNESCO o la OEA?
Tenemos objetivos en buena parte comunes y por ello mantenemos una estrecha relación. Pero la OEI es Iberoamericana (países con lengua española y portuguesa), la OEA está formada por todos los países americanos y la UNESCO tiene una dimensión mundial.

¿Hay alguna publicación de la OEI en el ámbito educativo que, a su juicio, pueda resultar de especial interés para nuestros lectores?
La OEI tiene una revista de larga tradición y que está recibiendo un apoyo cada vez mayor, no sólo por el número de lectores sino también por estar situada en los principales lugares de la valoración científica: la Revista Iberoamericana de Educación. Además, tenemos una página web (https://www.oei.es/) que aspira a convertirse en la referencia principal iberoamericana en los temas educativos y culturales. De hecho es una de las más visitadas. Es posible encontrar en ella información científica actualizada, los principales artículos e informes sobre cada tema y las actividades u orientaciones que se dan en cada país. Tenemos un equipo de especialistas educativos e informáticos que la actualizan de forma permanente. Es, sin duda, uno de nuestras apuestas principales para contribuir a la reflexión crítica de las personas interesadas en los campos educativo, científico y cultural.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.