text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"Ética de la responsabilidad social en las organizaciones"

      
En la primera jornada del encuentro y con la presencia de la doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación e investigadora, Cristina de la Cruz, de la Universidad de Deusto, España, se dio inicio a una serie de actividades que se encuentran enmarcadas en la articulación de una red nacional e internacional, que desde la academia, dinamice un debate permanente en torno a la responsabilidad social universitaria.<br/><br/> Al auditorio Luis Carlos Galán Sarmiento de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá asistieron alrededor de 100 personas, quienes tuvieron la oportunidad de compartir las reflexiones de la investigadora española, y las de Francisco de Roux, S.J., director de la Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio. <br/>Desde dos perspectivas, ambos conferencistas trataron el tema de la responsabilidad social de la Universidad. La de la profesora que buscó presentar la fundamentación filosófica del tema, y la del S. J. de Roux basada en su propia experiencia de vida comprometida con el contexto de la realidad colombiana, específicamente desde su programa de paz realizado en el Magdalena Medio en los últimos 15 años, demostrando como sólo desde la práctica diaria y la intervención directa en situaciones de crisis es cuando la ética se convierte en responsabilidad.<br/><span style=font-weight: bold;><br/>Cristina de la Cruz: Análisis sobre la ética de la responsabilidad en la educación superior</span><br/> La profesora inició su intervención señalando que su análisis se basa en la investigación que realizó con su Grupo de Investigación de la Universidad de Deusto, España. De entrada planteó que la universidad no es el único ámbito donde se produce este conocimiento, al decir que las universidades no son más que simples instituciones que se adaptan al ámbito social y a un contexto de sociedad. <br/><br/> Aterrizó su discurso sobre la responsabilidad de la universidad en tres momentos para la reflexión claves:<br/> - Ámbito: Educación Superior<br/> - Instituciones: Universidad<br/> - Contexto: Sociedad <br/><br/> Con estas tres premisas lanzó varias preguntas: ¿Cuál es el conocimiento que la sociedad está demandando a la universidad? ¿Cuál es el papel de la universidad en la sociedad? ¿De qué manera quiere estar la universidad involucrada en la sociedad? Explicó que la responsabilidad es la que hace que todas las instituciones, incluida la universidad, se comprometan con lo social o lo critico, entendiendo la responsabilidad como una categoría ética y transformadora, diferente al movimiento de estrategia empresarial que ahora se quiere aplicar al término. Por ello establece como punto de partida de su conferencia que a la universidad le interesa la responsabilidad como una categoría ética. <br/><br/><br/> De la Cruz organizó su exposición en cuatro estaciones, como ella las denominó: <br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> 1ª. Estación: Aplicar la ética</span><br/> Preguntó ¿Qué significa aplicar la ética? Debemos ser críticos frente a la ética instrumentalizada, la ética como receta para solucionar todos los males de la sociedad, ante este escenario se requiere mucha cautela, pues esconde una visión moralizante que cree que la ética sirve para todo y que este todo es igual. Este llamado a la ética oculta el verdadero potencial de la ética aplicada, pues ésta no consiste en dar razones, es un falso alcance y queda como un saber poco eficaz.<br/><br/> La tarea más noble de la ética es una tarea de aclaración conceptual. Consiste en aquello que tanto anhela una sociedad, como un modelo de vida más justo y equitativo. El esclarecimiento nos hace preguntar: ¿Qué significa ser responsables? ¿De qué es responsable la Universidad? ¿Cómo ha de hacerlo? La ética es un robusto pilar en donde se debe construir el nuevo escenario de la universidad.<br/><br/> El alcance de la ética consiste en la igualdad pero ¿para qué?, la equidad pero ¿para qué?. El éxito o fracaso de la ética depende de su fuerza persuasiva y de las practicas sociales con valores y categorías contundentes, ¿Cuándo y en qué es legitimo pedir responsabilidad a la Universidad? ¿Institucionalización responsable de la Ética en la Universidad', es un juego de relaciones entre derechos y deberes, pero surge aquí la necesidad de definir los contornos de la ética en la universidad. <br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> 2ª. Estación: Utilidad de la ética</span><br/> ¿Qué es la Ética?, es inherente a todas nuestras acciones. Debe estar presente en todos los niveles de responsabilidad, en todas las esferas de la vida cotidiana. Es en este contexto donde podemos encontrar evidencias claras de su existencia. Imputación, reparación, compensación, reclamación de daños y de decisiones. <br/><br/> La ética ofrece la posibilidad de tomar decisiones en la vida de las instituciones y la capacidad de ser persuasiva frente a los problemas reales de la sociedad. Para que la ética sea útil, se plantea la posibilidad de pedir responsabilidad a las universidades, pero ¿En qué y cuándo es legítimo pedir esa responsabilidad? ¿Es acaso la institución responsable de la ética?<br/><br/> ¿Es esta la responsabilidad que queremos dar a la universidad? A la Universidad le corresponde comprender, aplicar, analizar críticamente y desarrollar el conocimiento. Misión Universitaria es un agente de transmisión de valores y un agente humanizador a través de valores. <br/><br/> La incorporación del sentido ético al ámbito universitario lleva a preguntarse: <br/> ¿Qué tipo de instituciones promueve la Universidad?<br/> ¿Qué competencias está interesada en formar?<br/> ¿Qué investigación realiza y para quién?<br/> ¿Con quién de la sociedad se relaciona?<br/> ¿Qué tipo de urgencias atiende las laborales o las sociales?<br/> ¿Qué ciudadanos forma?<br/> ¿Cómo reacciona la universidad ante un contexto de marginalidad predominante? ¿Cómo reacciona ante la vulnerabilidad social?<br/> ¿Qué tipo de racionalidad tienen los gestores universitarios?<br/> Así podremos entender cómo y cuánto son responsables las universidades. Actuar con responsabilidad en estas esferas de la vida cotidiana tiene alcances a escala global. En la suma entramos todos y la práctica de la responsabilidad de las universidades tiene escala mundial. <br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> 3ª. Estación. Valor de la responsabilidad</span><br/> La responsabilidad se puede mirar en tres escenarios: el macro, el mezo y el micro. Macro: Análisis ético de la Educación superior. Enfoque critico para analizar el estado de la cuestión de la educación superior. Mezo: Análisis ético de las Instituciones de educación superior, específicamente de la Universidad. Micro: Análisis de los comportamientos y relaciones de los individuos en el ámbito universitario.<br/><br/> El escenario que debemos concretar para la responsabilidad social de la Educación superior se enmarca en los siguientes aspectos: estar atenta a las demandas de la sociedad; el tipo de respuesta que da a estas demandas; absorción de sus intereses por parte del mercado; respuestas demasiado unilaterales. De esta manera vemos como el mercado laboral absorbe los productos universitarios: profesores, egresados y la investigación. De manera imprescindible el mercado laboral solo demanda competencias y habilidades. El conocimiento se vuelve un valor de uso en el mercado. <br/><br/> Por ello éste es el que da la prioridad de las áreas del conocimiento que debe privilegiar la universidad. De acuerdo con su conveniencia solo le sirven las que forman en competencias técnicas, la filosofía sirve en la medida en que produce libros de autoayuda. Se busca así vínculos artificiales con formas de conocimiento utilitaristas. Sacarle partido económico y no social al conocimiento. El enfoque que predomina es el de las competencias y no el del conocimiento. Hacer transferible el conocimiento en términos de habilidades y competencias útiles al mercado. <br/><br/> ¿Qué debe hacer la universidad para mejorar la sociedad? ¿De qué es responsable la universidad ante la sociedad? ¿Cómo debe estar y ser la Universidad en un proceso de transformación de la sociedad? ¿Transformar la manera cómo ésta se presenta', ¿Es una herramienta útil de transformación de la sociedad desde la Justicia social y no desde la Cohesión social? ¿Cuál es la política de inclusión social de la Universidad?, ¿Qué mano de obra debe preparar? ¿Debe la universidad formar toda la mano de obra de un país? ¿Ofrece recursos a los ciudadanos menos favorecidos? ¿Determina su impacto como agente de desarrollo social, cultural y económico? Este es el enfoque concreto que se requiere motivar en las universidades. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> 4ª. Estación: Educación Superior </span><br/> Después de analizar estas cuatro estaciones, la doctora de la Cruz dejó en el tapete varias peguntas sobre el papel que debe seguir la universidad para mejorar la sociedad que la acoge y cuál es el modelo de ciudadanía que debe promover una universidad responsable. <br/><br/>
En la primera jornada del encuentro y con la presencia de la doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación e investigadora, Cristina de la Cruz, de la Universidad de Deusto, España, se dio inicio a una serie de actividades que se encuentran enmarcadas en la articulación de una red nacional e internacional, que desde la academia, dinamice un debate permanente en torno a la responsabilidad social universitaria.

Al auditorio Luis Carlos Galán Sarmiento de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá asistieron alrededor de 100 personas, quienes tuvieron la oportunidad de compartir las reflexiones de la investigadora española, y las de Francisco de Roux, S.J., director de la Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio.
Desde dos perspectivas, ambos conferencistas trataron el tema de la responsabilidad social de la Universidad. La de la profesora que buscó presentar la fundamentación filosófica del tema, y la del S. J. de Roux basada en su propia experiencia de vida comprometida con el contexto de la realidad colombiana, específicamente desde su programa de paz realizado en el Magdalena Medio en los últimos 15 años, demostrando como sólo desde la práctica diaria y la intervención directa en situaciones de crisis es cuando la ética se convierte en responsabilidad.

Cristina de la Cruz: "Análisis sobre la ética de la responsabilidad en la educación superior"

La profesora inició su intervención señalando que su análisis se basa en la investigación que realizó con su Grupo de Investigación de la Universidad de Deusto, España. De entrada planteó que la universidad no es el único ámbito donde se produce este conocimiento, al decir que "las universidades no son más que simples instituciones que se adaptan al ámbito social y a un contexto de sociedad".

Aterrizó su discurso sobre la responsabilidad de la universidad en tres momentos para la reflexión claves:
- Ámbito: Educación Superior
- Instituciones: Universidad
- Contexto: Sociedad

Con estas tres premisas lanzó varias preguntas: ¿Cuál es el conocimiento que la sociedad está demandando a la universidad? ¿Cuál es el papel de la universidad en la sociedad? ¿De qué manera quiere estar la universidad involucrada en la sociedad? Explicó que la responsabilidad es la que hace que todas las instituciones, incluida la universidad, se comprometan con lo social o lo critico, entendiendo la responsabilidad como una categoría ética y transformadora, diferente al movimiento de estrategia empresarial que ahora se quiere aplicar al término. Por ello establece como punto de partida de su conferencia que a la universidad le interesa la responsabilidad como una categoría ética.


De la Cruz organizó su exposición en cuatro estaciones, como ella las denominó:

1ª. Estación: Aplicar la ética
Preguntó ¿Qué significa aplicar la ética? Debemos ser críticos frente a la ética instrumentalizada, la ética como receta para solucionar todos los males de la sociedad, ante este escenario se requiere mucha cautela, pues esconde una visión moralizante que cree que la ética sirve para todo y que este todo es igual. Este llamado a la ética oculta el verdadero potencial de la ética aplicada, pues ésta no consiste en dar razones, es un falso alcance y queda como un saber poco eficaz.

La tarea más noble de la ética es una tarea de aclaración conceptual. Consiste en aquello que tanto anhela una sociedad, como un modelo de vida más justo y equitativo. El esclarecimiento nos hace preguntar: ¿Qué significa ser responsables? ¿De qué es responsable la Universidad? ¿Cómo ha de hacerlo? La ética es un robusto pilar en donde se debe construir el nuevo escenario de la universidad.

El alcance de la ética consiste en la igualdad pero ¿para qué?, la equidad pero ¿para qué?". El éxito o fracaso de la ética depende de su fuerza persuasiva y de las practicas sociales con valores y categorías contundentes, ¿Cuándo y en qué es legitimo pedir responsabilidad a la Universidad? ¿Institucionalización responsable de la Ética en la Universidad', es un juego de relaciones entre derechos y deberes, pero surge aquí la necesidad de definir los contornos de la ética en la universidad.

2ª. Estación: Utilidad de la ética
¿Qué es la Ética?, es inherente a todas nuestras acciones. Debe estar presente en todos los niveles de responsabilidad, en todas las esferas de la vida cotidiana. Es en este contexto donde podemos encontrar evidencias claras de su existencia. Imputación, reparación, compensación, reclamación de daños y de decisiones.

La ética ofrece la posibilidad de tomar decisiones en la vida de las instituciones y la capacidad de ser persuasiva frente a los problemas reales de la sociedad". Para que la ética sea útil, se plantea la posibilidad de pedir responsabilidad a las universidades, pero ¿En qué y cuándo es legítimo pedir esa responsabilidad? ¿Es acaso la institución responsable de la ética?

¿Es esta la responsabilidad que queremos dar a la universidad? A la Universidad le corresponde comprender, aplicar, analizar críticamente y desarrollar el conocimiento. Misión Universitaria es un agente de transmisión de valores y un agente humanizador a través de valores.

La incorporación del sentido ético al ámbito universitario lleva a preguntarse:
¿Qué tipo de instituciones promueve la Universidad?
¿Qué competencias está interesada en formar?
¿Qué investigación realiza y para quién?
¿Con quién de la sociedad se relaciona?
¿Qué tipo de urgencias atiende las laborales o las sociales?
¿Qué ciudadanos forma?
¿Cómo reacciona la universidad ante un contexto de marginalidad predominante? ¿Cómo reacciona ante la vulnerabilidad social?
¿Qué tipo de racionalidad tienen los gestores universitarios?
Así podremos entender cómo y cuánto son responsables las universidades. Actuar con responsabilidad en estas esferas de la vida cotidiana tiene alcances a escala global. En la suma entramos todos y la práctica de la responsabilidad de las universidades tiene escala mundial.

3ª. Estación. Valor de la responsabilidad
"La responsabilidad se puede mirar en tres escenarios: el macro, el mezo y el micro. Macro: Análisis ético de la Educación superior. Enfoque critico para analizar el estado de la cuestión de la educación superior. Mezo: Análisis ético de las Instituciones de educación superior, específicamente de la Universidad. Micro: Análisis de los comportamientos y relaciones de los individuos en el ámbito universitario.

El escenario que debemos concretar para la responsabilidad social de la Educación superior se enmarca en los siguientes aspectos: estar atenta a las demandas de la sociedad; el tipo de respuesta que da a estas demandas; absorción de sus intereses por parte del mercado; respuestas demasiado unilaterales. De esta manera vemos como el mercado laboral absorbe los productos universitarios: profesores, egresados y la investigación. De manera imprescindible el mercado laboral solo demanda competencias y habilidades. El conocimiento se vuelve un valor de uso en el mercado.

Por ello éste es el que da la prioridad de las áreas del conocimiento que debe privilegiar la universidad. De acuerdo con su conveniencia solo le sirven las que forman en competencias técnicas, la filosofía sirve en la medida en que produce libros de autoayuda. Se busca así vínculos artificiales con formas de conocimiento utilitaristas. Sacarle partido económico y no social al conocimiento. El enfoque que predomina es el de las competencias y no el del conocimiento. Hacer transferible el conocimiento en términos de habilidades y competencias útiles al mercado.

¿Qué debe hacer la universidad para mejorar la sociedad? ¿De qué es responsable la universidad ante la sociedad? ¿Cómo debe estar y ser la Universidad en un proceso de transformación de la sociedad? ¿Transformar la manera cómo ésta se presenta', ¿Es una herramienta útil de transformación de la sociedad desde la Justicia social y no desde la Cohesión social? ¿Cuál es la política de inclusión social de la Universidad?, ¿Qué mano de obra debe preparar? ¿Debe la universidad formar toda la mano de obra de un país? ¿Ofrece recursos a los ciudadanos menos favorecidos? ¿Determina su impacto como agente de desarrollo social, cultural y económico? Este es el enfoque concreto que se requiere motivar en las universidades.

4ª. Estación: Educación Superior
Después de analizar estas cuatro estaciones, la doctora de la Cruz dejó en el tapete varias peguntas sobre el papel que debe seguir la universidad para mejorar la sociedad que la acoge y cuál es el modelo de ciudadanía que debe promover una universidad responsable.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.