text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cuando el deporte es pasión

      
Ahora, con 30 años, dos medallas olímpicas y otras más como campeona de Estado Unidos, no nada en competencias ni entrena doce veces a la semana como hacía antes. El agua y las piscinas se convirtieron en el escenario para mostrarles a los nuevos deportistas sobre su vida, sus metas, su experiencia y dedicación.<br/><br/> La semana pasada la mayoría del público que la escuchó y con quien entrenó no sobrepasaba los 18 años y en sus ojos se veía el deseo de tener colgadas en sus cuellos unas brillantes medallas como las de Teuscher, la curiosidad con la que escuchaban y la ansiedad de meterse en las piscinas del Complejo Acuático Simón Bolívar.<br/><br/> Es bueno compartir la experiencia de otros profesionales, de gente que ha alcanzado altas metas, dijo el entrenador Manuel Ruiz. Varios nadadores contaron que esta es la primera vez que asisten a una charla sobre deporte porque acá sólo se entrena, pero no se miran los libros ni actividades de este estilo.<br/><br/> Y es que Teuscher hace parte de las grandes nadadoras del mundo. Su carrera profesional empezó a los doce años, tras seis años de competencias colegiales y nueve años de entrenamiento. En seis ocasiones fue campeona nacional de Estados Unidos, obtuvo una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y una de bronce en Sydney 2000; entre otros triunfos obtenidos.<br/><br/> Durante su carrera tuvo altas y bajas, momentos en los que pensó que no podría seguir, alegrías que la motivaban y muchas más experiencias que la formaron como persona y la hicieron reconocida como deportista. Teuscher dice que hay tres claves para triunfar: la pasión, las metas que elijas y el sobrepasar a los fracasos. <br/><br/> Su entrenador fue un pilar en su formación, ella recuerda la frase con que la recibió a los 12 años y que la convenció de esforzarse y exigirse: No vamos a ser peces grandes en un lago chico. Me voy a acordar de tu nombre cuando valga la pena, y durante varios meses la llamaba Cindy, para hacerle notar que debía mejorar. <br/><br/> Varios nadadores bogotanos hacen parte del equipo nacional que participarán en los olímpicos y que busca posicionarse entre los mejores puestos del ranking mundial. El IDRD está apoyando a los deportistas del distrito para que hagan una buena representación. Universia también colaboró con este semillero de competidores.
Ahora, con 30 años, dos medallas olímpicas y otras más como campeona de Estado Unidos, no nada en competencias ni entrena doce veces a la semana como hacía antes. El agua y las piscinas se convirtieron en el escenario para mostrarles a los nuevos deportistas sobre su vida, sus metas, su experiencia y dedicación.

La semana pasada la mayoría del público que la escuchó y con quien entrenó no sobrepasaba los 18 años y en sus ojos se veía el deseo de tener colgadas en sus cuellos unas brillantes medallas como las de Teuscher, la curiosidad con la que escuchaban y la ansiedad de meterse en las piscinas del Complejo Acuático Simón Bolívar.

"Es bueno compartir la experiencia de otros profesionales, de gente que ha alcanzado altas metas", dijo el entrenador Manuel Ruiz. Varios nadadores contaron que esta es la primera vez que asisten a una charla sobre deporte porque "acá sólo se entrena, pero no se miran los libros ni actividades de este estilo".

Y es que Teuscher hace parte de las grandes nadadoras del mundo. Su carrera profesional empezó a los doce años, tras seis años de competencias colegiales y nueve años de entrenamiento. En seis ocasiones fue campeona nacional de Estados Unidos, obtuvo una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y una de bronce en Sydney 2000; entre otros triunfos obtenidos.

Durante su carrera tuvo altas y bajas, momentos en los que pensó que no podría seguir, alegrías que la motivaban y muchas más experiencias que la formaron como persona y la hicieron reconocida como deportista. Teuscher dice que "hay tres claves para triunfar: la pasión, las metas que elijas y el sobrepasar a los fracasos".

Su entrenador fue un pilar en su formación, ella recuerda la frase con que la recibió a los 12 años y que la convenció de esforzarse y exigirse: "No vamos a ser peces grandes en un lago chico. Me voy a acordar de tu nombre cuando valga la pena", y durante varios meses la llamaba Cindy, para hacerle notar que debía mejorar.

Varios nadadores bogotanos hacen parte del equipo nacional que participarán en los olímpicos y que busca posicionarse entre los mejores puestos del ranking mundial. El IDRD está apoyando a los deportistas del distrito para que hagan una buena representación. Universia también colaboró con este semillero de competidores.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.