text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Otra opción para los estudiantes

      
Por mucho tiempo el modelo académico implementado por la mayoría de las universidades se ha caracterizado porque en un mismo semestre los estudiantes desarrollan los programas de seis o siete materias de manera simultánea, todas encaminadas, en conjunto, a su formación pero que no necesariamente tienen alguna relación entre sí en el momento en que se estudian pero que posteriormente se complementan.<br/><br/> Sin embargo, algunas universidades se han salido de ese esquema tradicional y tras estudiar modelos empleados en el exterior han visto ventajas en un sistema diferente que propone núcleos temáticos con varios énfasis durante un periodo de tiempo estipulado, lo que para ellos es ventajoso por varias razones y una de ellas es la disminución del número de años para realizar los estudios y la posibilidad de una doble titulación.<br/><br/> Si bien se afirma que este modelo es bastante exitoso y que trae consigo muchos aspectos positivos, algunos prefieren el modelo tradicional debido a que consideran que ver un solo núcleo temático por un tiempo puede ser monótono y agotador.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> Pioneros en Colombia</span><br/><br/> Juan Guillermo Velásquez, decano de la Escuela de Administración, explica que "la base de la estructura curricular de los programas se fundamenta en los núcleos temáticos y problémicos, definidos dentro de los procesos curriculares de la institución, como la unidad básica y dinámica de análisis, planeación, organización, integración y construcción continua y mejorada de conocimientos, relacionados con la solución de los problemas propios de las organizaciones", además aclara que el núcleo temático no es una suma de contenidos, ni un agregado de materias o un listado de temas para alcanzar unos objetivos; deberá entenderse como el concurso de varias disciplinas, de diferentes procesos, procedimientos y metodologías, que abordan un problema en forma simultánea o sucesiva, reuniendo saberes y experiencias capaces de dar una solución adecuada al problema en cuestión y de desarrollar en los estudiantes competencias de diferente naturaleza y niveles, para apropiarse de él en forma responsable y competente.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> Cambio de sistema</span><br/><br/> Por su parte, Eafit tras implementar por varios años el sistema tradicional le ha dado paso a este modelo con el fin de reducir los tiempos de estudio sin restarle calidad a sus programas y brindando la posibilidad de la doble titulación. Este tránsito del que se viene hablando desde el año pasado, en este primer semestre de 2008 es un hecho para los nuevos estudiantes y para los antiguos que se acogieron a él.<br/><br/> En este modelo se habla de ciclos que inicialmente buscan fortalecer elementos básicos y que posteriormente a través de las líneas de énfasis tienen como propósito generar una profundización en campos de acción y que se articulan de manera especial con programas de posgrados.<br/><br/> Con respecto al tema Félix Londoño, Director de Investigación y Docencia de Eafit, afirma que este modelo con su flexibilidad y posibilidades de desarrollo permite formar no sólo desde el aula sino desde otras actividades y que fue implementado en dicha universidad por ser más potente y arrojar mejores resultados, además de estar de acuerdo con los requerimientos del contexto global y la situación del medio y las necesidades de las organizaciones.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> Los núcleos temáticos</span><br/><br/> En la Universidad Ceipa, que emplea esta metodología desde 1998, los núcleos temáticos son definidos como un sistema de educación moderno en el cual el estudiante se concentra en una sola área del conocimiento durante un periodo de tiempo especifico, lo que trae consigo muchas ventajas frente al modelo tradicional como es que permite aprovechar más las actividades de clase, ya que bajo el sistema tradicional muchas veces el estudiante deja de hacer actividades de una materia para dedicarse a actividades de otra.<br/><br/> La concentración que brinda este sistema hace que el alumno aprenda no sólo más rápido, sino de una manera más profunda, pues al estar concentrado en una sola área del conocimiento, toda su atención esta centrada y no pierde tiempo mientras 'retoma' temas todos los días. Este sistema es mejor para todo tipo de alumno, pero en especial para personas que combinan el estudio con el trabajo o que estudian bajo metodologías como la 100% virtual, ya que necesitan concentrarse en una sola área al tiempo.<br/><br/>
Por mucho tiempo el modelo académico implementado por la mayoría de las universidades se ha caracterizado porque en un mismo semestre los estudiantes desarrollan los programas de seis o siete materias de manera simultánea, todas encaminadas, en conjunto, a su formación pero que no necesariamente tienen alguna relación entre sí en el momento en que se estudian pero que posteriormente se complementan.

Sin embargo, algunas universidades se han salido de ese esquema tradicional y tras estudiar modelos empleados en el exterior han visto ventajas en un sistema diferente que propone núcleos temáticos con varios énfasis durante un periodo de tiempo estipulado, lo que para ellos es ventajoso por varias razones y una de ellas es la disminución del número de años para realizar los estudios y la posibilidad de una doble titulación.

Si bien se afirma que este modelo es bastante exitoso y que trae consigo muchos aspectos positivos, algunos prefieren el modelo tradicional debido a que consideran que ver un solo núcleo temático por un tiempo puede ser monótono y agotador.

Pioneros en Colombia

Juan Guillermo Velásquez, decano de la Escuela de Administración, explica que "la base de la estructura curricular de los programas se fundamenta en los núcleos temáticos y problémicos, definidos dentro de los procesos curriculares de la institución, como la unidad básica y dinámica de análisis, planeación, organización, integración y construcción continua y mejorada de conocimientos, relacionados con la solución de los problemas propios de las organizaciones", además aclara que el núcleo temático no es una suma de contenidos, ni un agregado de materias o un listado de temas para alcanzar unos objetivos; deberá entenderse como el concurso de varias disciplinas, de diferentes procesos, procedimientos y metodologías, que abordan un problema en forma simultánea o sucesiva, reuniendo saberes y experiencias capaces de dar una solución adecuada al problema en cuestión y de desarrollar en los estudiantes competencias de diferente naturaleza y niveles, para apropiarse de él en forma responsable y competente.

Cambio de sistema

Por su parte, Eafit tras implementar por varios años el sistema tradicional le ha dado paso a este modelo con el fin de reducir los tiempos de estudio sin restarle calidad a sus programas y brindando la posibilidad de la doble titulación. Este tránsito del que se viene hablando desde el año pasado, en este primer semestre de 2008 es un hecho para los nuevos estudiantes y para los antiguos que se acogieron a él.

En este modelo se habla de ciclos que inicialmente buscan fortalecer elementos básicos y que posteriormente a través de las líneas de énfasis tienen como propósito generar una profundización en campos de acción y que se articulan de manera especial con programas de posgrados.

Con respecto al tema Félix Londoño, Director de Investigación y Docencia de Eafit, afirma que este modelo con su flexibilidad y posibilidades de desarrollo permite formar no sólo desde el aula sino desde otras actividades y que fue implementado en dicha universidad por ser más potente y arrojar mejores resultados, además de estar de acuerdo con los requerimientos del contexto global y la situación del medio y las necesidades de las organizaciones.

Los núcleos temáticos

En la Universidad Ceipa, que emplea esta metodología desde 1998, los núcleos temáticos son definidos como un sistema de educación moderno en el cual el estudiante se concentra en una sola área del conocimiento durante un periodo de tiempo especifico, lo que trae consigo muchas ventajas frente al modelo tradicional como es que permite aprovechar más las actividades de clase, ya que bajo el sistema tradicional muchas veces el estudiante deja de hacer actividades de una materia para dedicarse a actividades de otra.

La concentración que brinda este sistema hace que el alumno aprenda no sólo más rápido, sino de una manera más profunda, pues al estar concentrado en una sola área del conocimiento, toda su atención esta centrada y no pierde tiempo mientras 'retoma' temas todos los días. Este sistema es mejor para todo tipo de alumno, pero en especial para personas que combinan el estudio con el trabajo o que estudian bajo metodologías como la 100% virtual, ya que necesitan concentrarse en una sola área al tiempo.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.