text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El ABC de los aspirantes a la Escuela Naval

      
Todo empieza con un corte de pelo, los hombres deben llevarlo como se dice comúnmente 'tuso' y las mujeres en los hombros, por eso la mayoría de ellos llegan a la peluquería, cierran sus ojos y se despiden de sus cabelleras.

Después de este primer paso y de empezar su primera jornada con las cabezas más livianas, reciben de manos de sus guardiamarinas su primer uniforme, quienes para irlos familiarizando con el régimen militar les enseñan de una forma estricta que de ahí en adelante y para siempre en la vida naval-militar afirmativo traduce sí y negativo todo lo contrario.

El uniforme está hecho justo a la medida y muy bien planchado, de este hace parte la gorra que les cubrirá los rostros en los días de sol. Todo este proceso se complica más para las mujeres quienes deben aprender a peinarse perfectamente, esto significa que en una estirada moña no debe asomarse ni un solo pelito y que su mejor aliado para lograr esto es el gel.

Después de estar físicamente listos y con el uniforme correctamente puesto, pasan a su primera formación y como todo aquel que está aprendiendo a caminar en la vida y debe empezar por pararse, ellos aprenden a hacerlo de la forma correcta, primero, sus manos deben estar rectas con el dedo del corazón sobre la costura del pantalón, su mirada debe apuntar hacia un segundo piso imaginario que existe en la mente de cada uno, sacan pecho y esperan que les digan 'adiscreción', su primera posición.

Aprendidos estos primeros pasos los aspirantes juran promesa y con templanza se despiden de sus familias para empezar a vivir alejados de ellas, sus primeros meses en la Escuela Naval de Cadetes.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.