text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Laboratorio de Mecatrónica de EAFIT trabaja en un simulador de parapente

      
Como en la mítica historia del vuelo de Ícaro muchos han albergado el deseo de volar y poder experimentar esa sensación máxima de libertad, sin embargo en ocasiones algunas limitantes económicas, riesgos físicos o incluso el temor de enfrentar nuestros propios miedos nos impiden alcanzar ese sueño de emancipación.<br/><br/> Aunque al inicio el proyecto fue concebido como un trabajo de la Especialización en Diseño Mecánico, en la actualidad un equipo multidisciplinario del Laboratorio de Mecatrónica de la Institución busca perfeccionar este sistema para darle diversas aplicaciones y, por qué no, poder comercializarlo. <br/><br/> Alejandro Ruiz, analista técnico del proyecto, explica que este modelo simula de una forma fiel las actividades desarrolladas durante el vuelo, bajo una infraestructura simple, segura y sencilla que busca que los usuarios disfruten de emociones fuertes bajo condiciones de seguridad. <br/><br/> El simulador no solo ofrece variedad de movimientos, también una gran cantidad de estímulos sensoriales a través de una imagen de vuelo, sonido ambiente y música por medio de una tarjeta de sonido envolvente, aspersión de olores y agua, viento multidireccional y cambio de posición y altura, lo que garantiza un mayor grado de realismo y hace la experiencia más auténtica. <br/><br/> Luis Cuéllar, asistente técnico del proyecto y probador de la máquina, o mejor, conejillo de indias como él mismo reconoce, afirma que el simulador es una especie de toro mecánico volador y que aunque falta que los movimientos sean más fluidos es una experiencia vertiginosa. <br/><br/><b><br/>Construcción</b><br/><br/> El primer paso para la construcción del proyecto fue realizar un video de vuelo en el alto de San Félix, con el fin de estudiar los movimientos del parapente y las condiciones que lo afectan para luego poder programarlos en el simulador. Después se construyó la estructura, y para finalizar, se hizo una matriz de movimiento que acoplara el video y los movimientos de la máquina. <br/><br/> Pero faltan algunos aspectos. Los investigadores buscan perfeccionar la propuesta flexibilizando la estructura, mejorando los materiales, afianzando el sistema de seguridad y adecuando la plataforma móvil existente para que se mueva en los tres grados de libertad necesarios para una buena simulación y un nivel elevado de realismo. <br/><br/> También se pretende que sea más interactivo para permitir que quien lo maneje pueda intervenir en el diseño de los movimientos, no a través del monitor sino mediante la manipulación de las bandas. Además se busca ofrecer varias opciones de vuelo con nuevos paisajes y trayectorias, y crear un movimiento más suave para lograr que las personas se sientan inmersas en una experiencia de vuelo más realista, afirma Cuéllar. <br/><br/> Las posibles aplicaciones del simulador serían la divertrónica, es decir, como una atracción mecánica que pueda ser utilizada en parques de diversiones o para la enseñanza y práctica del parapentismo como deporte. <br/><br/><b><br/>Mayores informes</b><br/>Alejandro Ruiz<br/> Laboratorio de Mecatrónica<br/> 2619500 Ext. 489<br/><a href=mailto:aruizgi1@eafit.edu.co target=_blank> aruizgi1@eafit.edu.co</a>
Como en la mítica historia del vuelo de Ícaro muchos han albergado el deseo de volar y poder experimentar esa sensación máxima de libertad, sin embargo en ocasiones algunas limitantes económicas, riesgos físicos o incluso el temor de enfrentar nuestros propios miedos nos impiden alcanzar ese sueño de emancipación.

Aunque al inicio el proyecto fue concebido como un trabajo de la Especialización en Diseño Mecánico, en la actualidad un equipo multidisciplinario del Laboratorio de Mecatrónica de la Institución busca perfeccionar este sistema para darle diversas aplicaciones y, por qué no, poder comercializarlo.

Alejandro Ruiz, analista técnico del proyecto, explica que este modelo simula de una forma fiel las actividades desarrolladas durante el vuelo, bajo una infraestructura simple, segura y sencilla que busca que los usuarios disfruten de emociones fuertes bajo condiciones de seguridad.

El simulador no solo ofrece variedad de movimientos, también una gran cantidad de estímulos sensoriales a través de una imagen de vuelo, sonido ambiente y música por medio de una tarjeta de sonido envolvente, aspersión de olores y agua, viento multidireccional y cambio de posición y altura, lo que garantiza un mayor grado de realismo y hace la experiencia más auténtica.

Luis Cuéllar, asistente técnico del proyecto y probador de la máquina, o mejor, "conejillo de indias" como él mismo reconoce, afirma que el simulador es una especie de toro mecánico volador y que aunque falta que los movimientos sean más fluidos es una experiencia vertiginosa.


Construcción


El primer paso para la construcción del proyecto fue realizar un video de vuelo en el alto de San Félix, con el fin de estudiar los movimientos del parapente y las condiciones que lo afectan para luego poder programarlos en el simulador. Después se construyó la estructura, y para finalizar, se hizo una matriz de movimiento que acoplara el video y los movimientos de la máquina.

Pero faltan algunos aspectos. Los investigadores buscan perfeccionar la propuesta flexibilizando la estructura, mejorando los materiales, afianzando el sistema de seguridad y adecuando la plataforma móvil existente para que se mueva en los tres grados de libertad necesarios para una buena simulación y un nivel elevado de realismo.

También se pretende que sea más interactivo para permitir que quien lo maneje pueda intervenir en el diseño de los movimientos, no a través del monitor sino mediante la manipulación de las bandas. Además se busca ofrecer varias opciones de vuelo con nuevos paisajes y trayectorias, y crear un movimiento más suave para lograr que las personas se sientan inmersas en una experiencia de vuelo más realista, afirma Cuéllar.

Las posibles aplicaciones del simulador serían la divertrónica, es decir, como una atracción mecánica que pueda ser utilizada en parques de diversiones o para la enseñanza y práctica del parapentismo como deporte.


Mayores informes

Alejandro Ruiz
Laboratorio de Mecatrónica
2619500 Ext. 489
aruizgi1@eafit.edu.co
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.