text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Jardín Botánico de Cali, reserva natural por conocer

      
Pues entérese, porque más del 80 por ciento de la población mundial depende de las plantas para su cuidado primario en salud, debido a que éstas han proporcionado más de siete mil compuestos diferentes que se usan hoy en día para efectos medicinales. <br/><br/> Anticonceptivos, descongestionantes, anticancerígenos, antibióticos, analgésicos, antidiuréticos, hormonas, cremas para manos, acondicionadores y jabones, son algunos de los productos fabricados a base de plantas en la medicina tradicional y occidental. <br/><br/> Parte de esa riqueza natural, que permite la supervivencia, está resguardada y conservada en el Jardín Botánico de Cali, un escenario donde se desarrollan actividades de investigación, educación ambiental, horticultura y uso sostenible de los recursos naturales. <br/><br/> El Jardín Botánico de Cali, ubicado en la Comuna Uno, en la cuenca media del río Cali, y cuya operación es liderada por la Universidad Autónoma de Occidente, está abierto a la comunidad caleña en general y se constituye en una alternativa educativa en ciencias naturales para los niños en edad escolar. <br/><br/> Aspectos como los mencionados y otras enseñanzas como que la pitaya y la guanábana son originarias del departamento del Valle del Cauca y la badea y la curuba de Colombia, son propiciadas con el recorrido de un sendero ecológico de 800 metros, divididos en 10 etapas. <br/><br/> Las estaciones del río, el arte y la cultura, plantas medicinales, transporte, alimento, construcción y una general sobre plantas y animales del bosque seco tropical, conforman la ruta educativa que, con la orientación de guías expertos, lo conducirá al reconocimiento del legado ambiental vallecaucano. <br/><br/><b><br/>Proyectos</b><br/><br/> En el Jardín Botánico de Cali se desarrollan en la actualidad proyectos fundamentales para la conservación ambiental en la región y el país. <br/><br/> Uno de ellos se denomina Corredor de Conservación del Río Cali, y propone la conservación de mil metros altitudinales comprendidos entre el Jardín Botánico de Cali y el bosque de niebla San Antonio, localizado en la vía al mar, a la altura del kilómetro 18. <br/><br/> La propuesta plantea incrementar en el corredor la cobertura vegetal y promover en las comunidades que residen en el lugar el desarrollo de actividades sostenibles, amigables con el ambiente. <br/><br/> El proyecto, implementado en conjunto con la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC; y Epsa (propietaria de los predios, cedidos al Jardín en comodato), ya terminó su primera fase que incorporó el diseño general del corredor de conservación, la socialización del proyecto con las comunidades para fomentar su articulación a actividades de desarrollo sostenible y de apoyo en la observación de especies, y la reforestación de la parte baja del corredor, en predios de la CVC, con especies nativas. Las actividades de reforestación se realizaron con estudiantes de 10 colegios de la Comuna Uno, aledaña al Jardín Botánico de Cali. <br/><br/> Otro proyecto es de carácter investigativo y formula el estudio del mico nocturno (Aotus lemurinus), una especie amenazada de extinción, encontrada en bosques del corredor, un caso excepcional teniendo en cuenta el nivel de altura de la región y la proximidad con la ciudad de Cali. La propuesta fue elaborada por docentes y egresados del programa de Administración del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales de la Universidad Autónoma de Occidente y fue presentada a Colciencias, con miras a adquirir financiación estatal.
Pues entérese, porque más del 80 por ciento de la población mundial depende de las plantas para su cuidado primario en salud, debido a que éstas han proporcionado más de siete mil compuestos diferentes que se usan hoy en día para efectos medicinales.

Anticonceptivos, descongestionantes, anticancerígenos, antibióticos, analgésicos, antidiuréticos, hormonas, cremas para manos, acondicionadores y jabones, son algunos de los productos fabricados a base de plantas en la medicina tradicional y occidental.

Parte de esa riqueza natural, que permite la supervivencia, está resguardada y conservada en el Jardín Botánico de Cali, un escenario donde se desarrollan actividades de investigación, educación ambiental, horticultura y uso sostenible de los recursos naturales.

El Jardín Botánico de Cali, ubicado en la Comuna Uno, en la cuenca media del río Cali, y cuya operación es liderada por la Universidad Autónoma de Occidente, está abierto a la comunidad caleña en general y se constituye en una alternativa educativa en ciencias naturales para los niños en edad escolar.

Aspectos como los mencionados y otras enseñanzas como que la pitaya y la guanábana son originarias del departamento del Valle del Cauca y la badea y la curuba de Colombia, son propiciadas con el recorrido de un sendero ecológico de 800 metros, divididos en 10 etapas.

Las estaciones del río, el arte y la cultura, plantas medicinales, transporte, alimento, construcción y una general sobre plantas y animales del bosque seco tropical, conforman la ruta educativa que, con la orientación de guías expertos, lo conducirá al reconocimiento del legado ambiental vallecaucano.


Proyectos


En el Jardín Botánico de Cali se desarrollan en la actualidad proyectos fundamentales para la conservación ambiental en la región y el país.

Uno de ellos se denomina "Corredor de Conservación del Río Cali", y propone la conservación de mil metros altitudinales comprendidos entre el Jardín Botánico de Cali y el bosque de niebla San Antonio, localizado en la vía al mar, a la altura del kilómetro 18.

La propuesta plantea incrementar en el corredor la cobertura vegetal y promover en las comunidades que residen en el lugar el desarrollo de actividades sostenibles, amigables con el ambiente.

El proyecto, implementado en conjunto con la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC; y Epsa (propietaria de los predios, cedidos al Jardín en comodato), ya terminó su primera fase que incorporó el diseño general del corredor de conservación, la socialización del proyecto con las comunidades para fomentar su articulación a actividades de desarrollo sostenible y de apoyo en la observación de especies, y la reforestación de la parte baja del corredor, en predios de la CVC, con especies nativas. Las actividades de reforestación se realizaron con estudiantes de 10 colegios de la Comuna Uno, aledaña al Jardín Botánico de Cali.

Otro proyecto es de carácter investigativo y formula el estudio del mico nocturno (Aotus lemurinus), una especie amenazada de extinción, encontrada en bosques del corredor, un caso excepcional teniendo en cuenta el nivel de altura de la región y la proximidad con la ciudad de Cali. La propuesta fue elaborada por docentes y egresados del programa de Administración del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales de la Universidad Autónoma de Occidente y fue presentada a Colciencias, con miras a adquirir financiación estatal.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.