text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Colombia no es el Israel de América del Sur

      
El diplomático afirmó que seguir peleando y chocando de manera violenta no es una salida, pues los dos lados están cansados del conflicto y quieren buscar una solución, aunque reconoció que no será fácil debido a que ambas naciones para llegar a un pacto se deben juntar en un punto medio y ceder en sus intereses. <br/><br/> Los dos países entramos en un hoyo muy profundo y nos necesitamos uno al otro para salir. La situación es muy compleja porque si en 1947 el estado del mandato británico dividió a Palestina en dos países, uno árabe y uno judío, hoy en día tenemos tres países en esta zona: uno en Franja de Gaza, uno en Israel y otro en Cisjordania, entonces son tres naciones para dos pueblos. <br/><br/> Pero agregó que, aún así, piensa que sí van a encontrar un camino. Este 2008 Israel está celebrando 60 años de independencia y ha llegado el momento de buscar una salida. Y a este propósito, dijo, puede contribuir un cambio de enfoque geopolítico en el que los vecinos entiendan que Israel no es el centro del conflicto en medio oriente, sino quizás la brecha entre el islam chiíta y el islam sunita. <br/><br/> Reuben, quien dictó una conferencia en la Semana del Politólogo que organiza el pregrado en Ciencias Políticas de EAFIT, agregó que tanto del lado israelí como palestino hay gente que quiere ver el fin de este conflicto debido a que es muy difícil vivir tantos años de tensión y ustedes en Colombia pueden entender algo de eso. <br/><br/> Calificó, sin embargo, como una equivocación la afirmación hace algunas semanas del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuando comparó a Colombia e Israel, pese a que hay muchas similitudes buenas, como el crecimiento económico en los últimos años, lo duro que han trabajado para salir adelante y las raíces judías en especial en las zonas de Antioquia y Santander. Pero Colombia no es el Israel de América del Sur ni Israel es la Colombia del Medio Oriente. <br/><br/> Fue precisamente por esa diferencia que el Embajador se mostró aún más optimista frente a la paz en Colombia porque aseguró que, a diferencia de su nación, el conflicto acá no está permeado por la religión. Aunque cueste es otro tipo de solución, que es la política y pueden hacerlo, es el mismo país. Las Farc ganarían mucho más tratando de entrarse en elecciones democráticas que la manera cómo están haciendo las cosas. Para Colombia es más fácil encontrar una salida.
El diplomático afirmó que seguir peleando y chocando de manera violenta no es una salida, pues los dos lados están cansados del conflicto y quieren buscar una solución, aunque reconoció que no será fácil debido a que ambas naciones para llegar a un pacto se deben juntar en un punto medio y ceder en sus intereses.

"Los dos países entramos en un hoyo muy profundo y nos necesitamos uno al otro para salir. La situación es muy compleja porque si en 1947 el estado del mandato británico dividió a Palestina en dos países, uno árabe y uno judío, hoy en día tenemos tres países en esta zona: uno en Franja de Gaza, uno en Israel y otro en Cisjordania, entonces son tres naciones para dos pueblos".

Pero agregó que, aún así, piensa que sí van a encontrar un camino. "Este 2008 Israel está celebrando 60 años de independencia y ha llegado el momento de buscar una salida". Y a este propósito, dijo, puede contribuir un cambio de enfoque geopolítico en el que los vecinos entiendan que Israel no es el centro del conflicto en medio oriente, sino quizás la brecha entre el islam chiíta y el islam sunita.

Reuben, quien dictó una conferencia en la Semana del Politólogo que organiza el pregrado en Ciencias Políticas de EAFIT, agregó que tanto del lado israelí como palestino hay gente que quiere ver el fin de este conflicto debido a que es muy difícil vivir tantos años de tensión y "ustedes en Colombia pueden entender algo de eso".

Calificó, sin embargo, como una equivocación la afirmación hace algunas semanas del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuando comparó a Colombia e Israel, pese a que hay muchas similitudes buenas, como el crecimiento económico en los últimos años, lo duro que han trabajado para salir adelante y las raíces judías en especial en las zonas de Antioquia y Santander. "Pero Colombia no es el Israel de América del Sur ni Israel es la Colombia del Medio Oriente".

Fue precisamente por esa diferencia que el Embajador se mostró aún más optimista frente a la paz en Colombia porque aseguró que, a diferencia de su nación, el conflicto acá no está permeado por la religión. "Aunque cueste es otro tipo de solución, que es la política y pueden hacerlo, es el mismo país. Las Farc ganarían mucho más tratando de entrarse en elecciones democráticas que la manera cómo están haciendo las cosas. Para Colombia es más fácil encontrar una salida".
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.