text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Académicos de Uninorte analizan a Colombia frente al nuevo presidente de los Estados Unidos

      
Pero Turbaco es sólo un pequeño punto del planeta en los que se recibió con alegría la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca. Editoriales de los principales diarios a nivel mundial, expertos y distintos sectores de la opinión han estado en sintonía con el discurso del demócrata desde que competía con Hillary Clinton por la candidatura de su partido. <br/><br/> Las razones son varias, entre ellas hay una que parece prevalecer: El gobierno del actual presidente, el Republicano George Bush, ha sido catalogado, por los medios y expertos como uno de los más impopulares de la historia de Estados Unidos. Bush recibió al país del norte en uno de sus mejores momentos y lo devuelve con dos guerras no resueltas y hundido en la peor crisis financiera desde la depresión de 1929. <br/><br/> Obama, además, ha traído consigo un mensaje que, como lo mencionó en muchos de sus discursos, representa el final de una era y el comienzo de otra. A todos aquellos que nos ven esta noche desde más allá de nuestras costas, desde parlamentos y palacios, a aquellos que se juntan alrededor de las radios en los rincones olvidados del mundo, nuestras historias son diversas, pero nuestro destino es compartido, y llega un nuevo amanecer, así lo expresó el pasado 4 de noviembre en su discurso luego de saberse ganador. <br/><br/> El nuevo presidente electo es, además, según dicen ciertos sectores de la opinión, la representación de la diversidad cultural y de ciertos sectores sociales y étnicos considerados minorías en esa nación. Muestra de ello está en otro de los apartes de su discurso como presidente: Es la respuesta pronunciada por los jóvenes y los ancianos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, indígenas, homosexuales, heterosexuales, discapacitados o no discapacitados. <br/><br/><b>Obama y Colombia </b><br/><br/>En América Latina, durante los últimos años, Colombia ha sido vista como el aliado número uno de Estados Unidos. De un tiempo acá, muchos gobiernos de la región dieron un giro a la izquierda en el timón político, y Bush no fue muy bien recibido por vecinos como Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales. <br/><br/> Con la llegada de Obama al poder hay quienes ven que las puertas del país del norte podrían cerrarse un poco para los intereses colombianos. En declaraciones entregadas al Grupo de Prensa, algunos académicos de la Universidad del Norte comentaron sobre cómo podría influir el gobierno de Barack Obama en nuestro país. <br/><br/> Alexandra García, coordinadora del Programa de Ciencias Políticas y Gobierno, piensa que la llegada del Demócrata podría influir en el tratamiento del conflicto armado. García dice que Obama, a diferencia de Bush, apoyará mucho más las opciones de diálogo y negociación que las militares. Agrega, en este contexto, que las prioridades del Plan Colombia puedan cambiar.<br/><br/> García explica que con la llegada del nuevo Presidente estadounidense, al Gobierno nacional le tocará replantear toda su política exterior. Según comenta la experta, es probable que los funcionarios colombianos deban entenderse con 7 u 8 mil nuevos trabajadores que vendrán con la era Obama a ocupar distintas posiciones en el gobierno estadounidense. <br/><br/> Con respecto al tratamiento de los temas económicos, César Corredor, director del Departamento de Economía, dice que muy probablemente las ayudas económicas que actualmente tiene Estados Unidos dirigidas a Colombia se reducirán, y esto pasará, no precisamente porque sea Obama el presidente, pues igual si fuese McCain, será la crisis financiera la que hará que Washintong deba apretarse el cinturón. <br/><br/> Algunos analistas, incluso el mismo Embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, han dicho que después de que Obama asuma el poder en enero las puertas al Tratado de Libre Comercio se abrirán para el país, pues, ya las carreras por los votos habrán quedado atrás y los dos países tienen intereses muy fuertes en ese sentido. <br/><br/> Con respecto a ese tema, Corredor tiene un punto de vista muy distinto. Para él, la misma crisis financiera hará que Estados Unidos se cierre temporalmente a tratados de este tipo para precisamente proteger su sistema y evitar el escape de capitales. El experto agrega que muy probablemente el Gobierno estadounidense sí mantenga las preferencias arancelarias para los productos colombianos que entran a ese país, para compensar los intereses colombianos. <br/><br/> Con respecto al tema de los derechos humanos, que tanto suena por estos días en Colombia, Alexandra García expresó que el Gobierno colombiano muy probablemente moderará su discurso en este sentido. El Gobierno tiene que ser más respetuoso, más calmado, dijo García, refiriéndose a las intervenciones del Presidente en las que arremetía contra organismos internacionales -Human Rights Watch y Amnistía Internacional- por los informes sobre derechos que hicieron de Colombia. <br/><br/> Barack Obama ha llenado al mundo de esperanza. Ciudadanos en todas las esquinas del planeta esperaban que el candidato demócrata fuese elegido Presidente de Estados Unidos el 4 de noviembre. Con la llegada de Obama al poder hay quienes ven que las puertas del país del norte podrían cerrarse un poco para los intereses colombianos. Algunos expertos de la Universidad comentaron sobre cómo podría influir este nuevo gobierno en Colombia. <br/><br/>
Pero Turbaco es sólo un pequeño punto del planeta en los que se recibió con alegría la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca. Editoriales de los principales diarios a nivel mundial, expertos y distintos sectores de la opinión han estado en sintonía con el discurso del demócrata desde que competía con Hillary Clinton por la candidatura de su partido.

Las razones son varias, entre ellas hay una que parece prevalecer: El gobierno del actual presidente, el Republicano George Bush, ha sido catalogado, por los medios y expertos como uno de los más impopulares de la historia de Estados Unidos. Bush recibió al país del norte en uno de sus mejores momentos y lo devuelve con dos guerras no resueltas y hundido en la peor crisis financiera desde la depresión de 1929.

Obama, además, ha traído consigo un mensaje que, como lo mencionó en muchos de sus discursos, representa el final de una era y el comienzo de otra. "A todos aquellos que nos ven esta noche desde más allá de nuestras costas, desde parlamentos y palacios, a aquellos que se juntan alrededor de las radios en los rincones olvidados del mundo, nuestras historias son diversas, pero nuestro destino es compartido, y llega un nuevo amanecer", así lo expresó el pasado 4 de noviembre en su discurso luego de saberse ganador.

El nuevo presidente electo es, además, según dicen ciertos sectores de la opinión, la representación de la diversidad cultural y de ciertos sectores sociales y étnicos considerados minorías en esa nación. Muestra de ello está en otro de los apartes de su discurso como presidente: "Es la respuesta pronunciada por los jóvenes y los ancianos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, indígenas, homosexuales, heterosexuales, discapacitados o no discapacitados".

Obama y Colombia

En América Latina, durante los últimos años, Colombia ha sido vista como el aliado número uno de Estados Unidos. De un tiempo acá, muchos gobiernos de la región dieron un giro a la izquierda en el timón político, y Bush no fue muy bien recibido por vecinos como Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales.

Con la llegada de Obama al poder hay quienes ven que las puertas del país del norte podrían cerrarse un poco para los intereses colombianos. En declaraciones entregadas al Grupo de Prensa, algunos académicos de la Universidad del Norte comentaron sobre cómo podría influir el gobierno de Barack Obama en nuestro país.

Alexandra García, coordinadora del Programa de Ciencias Políticas y Gobierno, piensa que la llegada del Demócrata podría influir en el tratamiento del conflicto armado. García dice que Obama, a diferencia de Bush, apoyará mucho más las opciones de diálogo y negociación que las militares. Agrega, en este contexto, que las prioridades del Plan Colombia puedan cambiar.

García explica que con la llegada del nuevo Presidente estadounidense, al Gobierno nacional le tocará replantear toda su política exterior. Según comenta la experta, es probable que los funcionarios colombianos deban entenderse con 7 u 8 mil nuevos trabajadores que vendrán con la era Obama a ocupar distintas posiciones en el gobierno estadounidense.

Con respecto al tratamiento de los temas económicos, César Corredor, director del Departamento de Economía, dice que muy probablemente las ayudas económicas que actualmente tiene Estados Unidos dirigidas a Colombia se reducirán, y esto pasará, no precisamente porque sea Obama el presidente, pues igual si fuese McCain, será la crisis financiera la que hará que Washintong deba apretarse el cinturón.

Algunos analistas, incluso el mismo Embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, han dicho que después de que Obama asuma el poder en enero las puertas al Tratado de Libre Comercio se abrirán para el país, pues, ya las carreras por los votos habrán quedado atrás y los dos países tienen intereses muy fuertes en ese sentido.

Con respecto a ese tema, Corredor tiene un punto de vista muy distinto. Para él, la misma crisis financiera hará que Estados Unidos se cierre temporalmente a tratados de este tipo para precisamente proteger su sistema y evitar el escape de capitales. El experto agrega que muy probablemente el Gobierno estadounidense sí mantenga las preferencias arancelarias para los productos colombianos que entran a ese país, para compensar los intereses colombianos.

Con respecto al tema de los derechos humanos, que tanto suena por estos días en Colombia, Alexandra García expresó que el Gobierno colombiano muy probablemente moderará su discurso en este sentido. "El Gobierno tiene que ser más respetuoso, más calmado", dijo García, refiriéndose a las intervenciones del Presidente en las que arremetía contra organismos internacionales -Human Rights Watch y Amnistía Internacional- por los informes sobre derechos que hicieron de Colombia.

Barack Obama ha llenado al mundo de esperanza. Ciudadanos en todas las esquinas del planeta esperaban que el candidato demócrata fuese elegido Presidente de Estados Unidos el 4 de noviembre. Con la llegada de Obama al poder hay quienes ven que las puertas del país del norte podrían cerrarse un poco para los intereses colombianos. Algunos expertos de la Universidad comentaron sobre cómo podría influir este nuevo gobierno en Colombia.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.