text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Novela gótica española, en la Cervantes

      
La novela gótica surgió en la literatura <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/inglesa/ target=_blank><strong>inglesa</strong></a> de la segunda mitad del XVIII con la publicación de El castillo de Otranto, de Horace Walpole, y su principal exponente fue Ann Radcliffe (1764-1823), autora de Los misterios de Udolfo (1794), entre otros títulos célebres.<br/><br/> Los paisajes sombríos, los edificios en ruinas, los castillos lúgubres y las presencias sobrenaturales son protagonistas en la ambientación característica de este género, que se expandió por otros países europeos, entre ellos <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Espa%C3%B1a/ target=_blank><strong>España</strong></a>, donde comenzó a suscitar interés a finales de ese mismo siglo y a popularizarse entre escritores, lectores y editores.<br/><br/> El nuevo espacio de la<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/cervantes-virtual/ target=_blank><strong> Cervantes</strong></a>, dirigido por Miriam López Santos (Universidad de León), pretende dar a conocer un género complejo y rescatar para el gran público sus títulos más representativos. Para su desarrollo se ha realizado un ejercicio de arqueología literaria con el fin de sacar a la luz obras que han permanecido durante casi dos siglos sin reedición.<br/><br/> La sección ofrece traducciones (Los Barones de Felsheim, del francés Pigault-Lebrun, y Óscar y Amanda o Los descendientes de la abadía, de la inglesa Regina-Maria Roche, entre otras), textos originales (como la Galería fúnebre de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/historias/ target=_blank><strong>historias </strong></a>trágicas, espectros y sombras ensangrentadas, en 12 volúmenes, de Agustín Pérez Zaragoza Godínez) y una selección de estudios sobre el género. <br/><br/>
La novela gótica surgió en la literatura inglesa de la segunda mitad del XVIII con la publicación de El castillo de Otranto, de Horace Walpole, y su principal exponente fue Ann Radcliffe (1764-1823), autora de Los misterios de Udolfo (1794), entre otros títulos célebres.

Los paisajes sombríos, los edificios en ruinas, los castillos lúgubres y las presencias sobrenaturales son protagonistas en la ambientación característica de este género, que se expandió por otros países europeos, entre ellos España, donde comenzó a suscitar interés a finales de ese mismo siglo y a popularizarse entre escritores, lectores y editores.

El nuevo espacio de la Cervantes, dirigido por Miriam López Santos (Universidad de León), pretende dar a conocer un género complejo y rescatar para el gran público sus títulos más representativos. Para su desarrollo se ha realizado un ejercicio de arqueología literaria con el fin de sacar a la luz obras que han permanecido durante casi dos siglos sin reedición.

La sección ofrece traducciones (Los Barones de Felsheim, del francés Pigault-Lebrun, y Óscar y Amanda o Los descendientes de la abadía, de la inglesa Regina-Maria Roche, entre otras), textos originales (como la Galería fúnebre de historias trágicas, espectros y sombras ensangrentadas, en 12 volúmenes, de Agustín Pérez Zaragoza Godínez) y una selección de estudios sobre el género.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.