text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Outsourcing: Nuevas presiones para quedarse en casa, viejas razones para salir de ella

      
Ese proceso tal vez tuviera sentido para las <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/multinacionales/ target=_blank><strong>multinacionales </strong></a>americanas que necesitaban competir con empresas localizadas en aquellos países donde el coste de producción era bajo, y con multinacionales de otros países que hacían negocios allí. La<strong><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2008/12/15/239482/crisis-economica-oportunidad-innovacion-disruptiva.html target=_blank>subcontratación</a></strong>u outsourcing bajó los costes de muchos productos.<br/><br/> Sin embargo, se convirtió también en símbolo de los inconvenientes de la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/globalizaci%C3%B3n/ target=_blank><strong>globalización </strong></a>y es ampliamente condenada como uno de los principales factores de las elevadas tasas de desempleo actuales. En las últimas elecciones legislativas del Congreso americano, candidatos de ambos partidos, demócratas y republicanos, intentaron atraer al elector acusando a sus adversarios políticos de apoyar políticas que facilitan la "exportación de <a href=https://empleos.universia.net.co/ target=_blank><strong>empleos</strong></a>" por las empresas —en otras palabras, criticaron el outsourcing.<br/><br/> ¿Será posible revertir la marea contraria al outsourcing sin aprobar leyes que sean proteccionistas y contrarias a los intereses del comercio? ¿Ese giro ya estaría teniendo lugar en algunos sectores? ¿O sería irreal esperar que se produzca? <br/><br/> Lea el artículo completo en <a href=https://www.wharton.universia.net/index.cfm?fa=viewArticle&ID=2001 target=_blank><strong>Universia Knowledge@Wharton</strong></a>. <br/><br/>
Ese proceso tal vez tuviera sentido para las multinacionales americanas que necesitaban competir con empresas localizadas en aquellos países donde el coste de producción era bajo, y con multinacionales de otros países que hacían negocios allí. Lasubcontrataciónu outsourcing bajó los costes de muchos productos.

Sin embargo, se convirtió también en símbolo de los inconvenientes de la globalización y es ampliamente condenada como uno de los principales factores de las elevadas tasas de desempleo actuales. En las últimas elecciones legislativas del Congreso americano, candidatos de ambos partidos, demócratas y republicanos, intentaron atraer al elector acusando a sus adversarios políticos de apoyar políticas que facilitan la "exportación de empleos" por las empresas —en otras palabras, criticaron el outsourcing.

¿Será posible revertir la marea contraria al outsourcing sin aprobar leyes que sean proteccionistas y contrarias a los intereses del comercio? ¿Ese giro ya estaría teniendo lugar en algunos sectores? ¿O sería irreal esperar que se produzca?

Lea el artículo completo en Universia Knowledge@Wharton.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.