text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

De freelancers a teletrabajadores: Fórmula de éxito para el nuevo mundo del trabajo en solitario

      
Freelancers, teletrabajadores y parados que se mantienen como pueden a base de trabajos temporales engrosan cada vez más las listas de americanos que trabajan ahora en un rincón de su propia casa, en un espacio del garaje e incluso en la mesa de la cafetería más próxima.<br/><br/> Para algunos, es un sueño hecho realidad. Pero la transición no es tan sencilla para todos. "Es más fácil tener predisposición para <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/trabajar/ target=_blank><strong>trabajar</strong></a> cuando todo el mundo a tu alrededor está trabajando", dice Maurice Schweitzer, profesor de Gestión de la Información y de las Operaciones de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Universia-Knowledge@Wharton/ target=_blank><strong>Wharton</strong></a>. Sin una oficina, "las personas están obligadas a crear por cuenta propia toda la estructura física del lugar".<br/><br/> Para el <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/trabajador/ target=_blank><strong>trabajador</strong></a> solitario, recrear el lugar de trabajo va más allá de comprar un teléfono y un portátil. El trabajador solitario tendrá también que correr con la responsabilidad mayor de ocuparse de su imagen profesional, las oportunidades de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Empresarios_networking/ target=_blank><strong>networking</strong></a>, entrenamiento y motivación diaria, observan los profesores de Wharton y especialistas de otras instituciones. De lo contrario, corren el riesgo de perder contactos sociales importantes e incluso la oportunidad de crecer. Las empresas deberían preocuparse por esa laguna. A pesar del aparente ahorro de costes que el trabajador proporciona cuando ejecuta sus actividades fuera de la empresa, las relaciones remotas pueden tener como resultado fallos de comunicación y poner en riesgo la<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Productividad/ target=_blank><strong> productividad</strong></a> a largo plazo.<br/><br/> No se sabe a ciencia cierta cuantos americanos trabajan de forma aislada. Según Freelancers Union, sindicato de trabajadores freelancers de Nueva York, los trabajadores independientes suman aproximadamente un 30% de la fuerza de trabajo de EEUU, aunque ese número no incluya a los teletrabajadores, que son<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/empleados/ target=_blank><strong> empleados</strong></a> de la empresa, pero trabajan en casa. Además, muchos de esos trabajadores independientes —freelancers, trabajadores a tiempo parcial, consultores, prestadores de servicios, profesionales que trabajan por proyecto, temporales y autónomos— trabajan en lugares donde hay otros trabajadores en actividad.<br/><br/> Lea el artículo completo <a href=https://www.wharton.universia.net/index.cfm?fa=viewArticle&id=2085 target=_blank>Universia-Knowledge@Wharton</a>.<br/><br/>
Freelancers, teletrabajadores y parados que se mantienen como pueden a base de trabajos temporales engrosan cada vez más las listas de americanos que trabajan ahora en un rincón de su propia casa, en un espacio del garaje e incluso en la mesa de la cafetería más próxima.

Para algunos, es un sueño hecho realidad. Pero la transición no es tan sencilla para todos. "Es más fácil tener predisposición para trabajar cuando todo el mundo a tu alrededor está trabajando", dice Maurice Schweitzer, profesor de Gestión de la Información y de las Operaciones de Wharton. Sin una oficina, "las personas están obligadas a crear por cuenta propia toda la estructura física del lugar".

Para el trabajador solitario, recrear el lugar de trabajo va más allá de comprar un teléfono y un portátil. El trabajador solitario tendrá también que correr con la responsabilidad mayor de ocuparse de su imagen profesional, las oportunidades de networking, entrenamiento y motivación diaria, observan los profesores de Wharton y especialistas de otras instituciones. De lo contrario, corren el riesgo de perder contactos sociales importantes e incluso la oportunidad de crecer. Las empresas deberían preocuparse por esa laguna. A pesar del aparente ahorro de costes que el trabajador proporciona cuando ejecuta sus actividades fuera de la empresa, las relaciones remotas pueden tener como resultado fallos de comunicación y poner en riesgo la productividad a largo plazo.

No se sabe a ciencia cierta cuantos americanos trabajan de forma aislada. Según Freelancers Union, sindicato de trabajadores freelancers de Nueva York, los trabajadores independientes suman aproximadamente un 30% de la fuerza de trabajo de EEUU, aunque ese número no incluya a los teletrabajadores, que son empleados de la empresa, pero trabajan en casa. Además, muchos de esos trabajadores independientes —freelancers, trabajadores a tiempo parcial, consultores, prestadores de servicios, profesionales que trabajan por proyecto, temporales y autónomos— trabajan en lugares donde hay otros trabajadores en actividad.

Lea el artículo completo Universia-Knowledge@Wharton.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.