text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La Guerra Fría Chilena: Gabriel González Videla y la Ley Maldita

      
imagen relacionada
La Guerra Fría Chilena: Gabriel González Videla y la Ley Maldita. Foto: Universia
La Guerra Fría Chilena es un documentado estudio de la política anticomunista de Gabriel González Videla, presidente de Chile entre 1946 y 1952. Carlos Huneeus, politólogo que anteriormente había dedicado sus energías a estudiar regímenes militares y transiciones democráticas ocurridas en períodos más recientes, se acerca ahora a este fenómeno histórico interesado, como está, en indagar las consecuencias de dicha política en la calidad de la democracia chilena.

Huneeus argumenta que la cruzada anticomunista del presidente radical González Videla tuvo un efecto altamente negativo en el desarrollo de la institucionalidad democrática. Más aún, sostiene que los orígenes de los factores que llevaron al quiebre de la democracia en 1973 no deben datarse en los turbulentos años sesenta, como los especialistas acostumbran hacerlo, sino en 1947, cuando el gobierno de González Videla le declaró la guerra al comunismo.

Según Huneeus, la guerra contra el comunismo desestabilizó el sistema de partidos, debilitando a las principales tiendas políticas; contagió a los católicos y a los militares, dividiendo a los primeros y llevando a los segundos a intervenir en política; e impidió el normal desarrollo del movimiento sindical, tornando las reivindicaciones laborales en una cuestión de seguridad interna. Al mismo tiempo, el clima anticomunista relegó a un segundo plano problemas estructurales del campo chileno que terminaron por hacer crisis en las décadas siguientes.

Conceptual y metodológicamente, la investigación del profesor Huneeus es una contribución valiosa al conocimiento de un período aún poco estudiado de la historia chilena y, como tal, debe ser bienvenida por los historiadores iberoamericanos, aun cuando el autor se esfuerce en distanciarse de este gremio y, siguiendo a Dankwart Rustow, recalque, algo presuntuosamente, que la historia “es un tópico demasiado importante para ser dejado exclusivamente a los historiadores” (p. 9).

Cientista político formado en Alemania, Huneeus desmenuza las aristas más eminentemente políticas del conflicto. El suyo es un estudio de caso que, si bien recurre a la historia, pretende dialogar con la politología. Su énfasis en la institucionalidad democrática, propio del paradigma disciplinar desde el cual escribe, es novedoso sin ser por ello ajeno a las inquietudes intelectuales de los historiadores, viéndose en este caso enriquecido por su tratamiento del rol jugado por el liderazgo presidencial en un sistema democrático.

Para demostrar su argumento y testear la pertinencia de los conceptos que utiliza, Huneeus reúne un voluminoso corpus documental. Su reconstrucción empírica no tiene nada que extrañarle a la de los mejores practicantes de la disciplina histórica. Hace buen uso de los fondos ministeriales, complementa el relato con información de prensa, precisa ciertos datos en base a entrevistas; se excede, sí, al documentar el debate parlamentario con demasiada minuciosidad. El texto se nutre, además, de los informes del embajador británico, quien ofrece una mirada distante pero sin duda iluminadora.

Continuar leyendo el artículo

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.