text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Área Andina, una región llena de oportunidades

      
Jaramillo es ingeniero electricista de la Universidad Nacional de Colombia y lleva 26 años de labor ininterrumpida en esta multinacional de las telecomunicaciones. Se ha desempeñado, además, como vicepresidente de la división de generación, transmisión y distribución de energía para la Región Andina, razón por la que considera esta zona de vital importancia para los intereses la compañía.<br/><br/> Sostiene además que en este campo existen múltiples posibilidades. Entre ellas, la exploración de mercados, la investigación y desarrollo de nuevas fuentes de energía.<br/><br/> Destacó también la importancia de las relaciones entre la empresa y la academia e hizo énfasis en que ésta última debe someterse a algunos cambios para poder adaptarse a los requerimientos de un mundo cada vez más globalizado.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Cómo funciona Siemens en el Área Andina?</span><br/> Mario Jaramillo Restrepo: Nuestra participación contempla diferentes frentes. Entre ellos, infraestructura eléctrica, sistemas de comunicación e información, transporte masivo, electromedicina y telecomunicaciones. Estas divisiones han tenido como propósito el máximo desarrollo en cada uno de los países, para ampliarlo al contexto de la región andina. De este modo, los conocimientos especializados que se generan en un país pueden ser aprovechados en un contexto más global.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿En qué áreas desea enfocar su gestión?</span><br/> MJR: Mi interés principal es intensificar la cultura del servicio al cliente, para asegurar el futuro como empresa. En cuanto a tecnología, Siemens es una de las empresas más importantes del mundo, pero la diferencia con nuestros más fuertes competidores en algunos casos es mínima. Es importante manejar los nuevos conceptos de argumentación de venta, que no es técnica, es estética. En productos como los teléfonos móviles, muchas veces es más importante el diseño que las especificaciones.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Qué otros campos del mercado han pensado en explorar?</span><br/> MJR: Hemos incursionado en el tema de los servicios de valor agregado, donde es posible penetrar en nichos de mercado que no están necesariamente relacionados con nuestros equipos y sistemas. Esto tiene que ver con los servicios de asesoría profesional que brinda la empresa. En el área andina, hay temas de gran importancia: la industria del gas, el petróleo y la minera. Estos son sectores a los que nuestro portafolio de productos puede llegar para brindar soluciones integrales.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> Colombia, a diferencia de Venezuela, podría enfrentar problemas para generar energía por falta de petróleo, ¿Siemens está en posibilidad de ofrecer una nueva alternativa?</span><br/> MJR: A nivel mundial estamos trabajando en el desarrollo de energías renovables, que a su vez son más benévolas con el medio ambiente. Este es el caso de la energía eólica, que busca derivar la energía eléctrica de la cinética que produce el viento. Esta tecnología cuenta con mucha difusión en países desarrollados, como Alemania y España, que son líderes y pioneros a nivel mundial. En Estados Unidos se está desarrollando con una pujanza extraordinaria. En Colombia ya existe un parque experimental en la Guajira. Nosotros estamos estudiando los países con proyectos más ambiciosos. En Colombia la energía eólica es una muy buena alternativa.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿La academia le brindó las herramientas para desenvolverse en la multinacional?</span><br/> MJR: Desde luego que sí. Hace veinticinco años el perfil que se requería era el del ingeniero que manejaba a la perfección los problemas de su área. En mi caso, mientras llevaba acabo la etapa de estudio, no me enfoqué sólo en lo académico. Por el contrario, busqué una formación más integral. Eso me abrió las puertas.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Hacia dónde debe dirigir sus esfuerzos la academia?</span><br/> MJR: El pénsum debe ser enriquecido con disciplinas que permitan competir en un entorno más exigente y demandante, como el actual. Hoy en día hay que tener capacidad no sólo de producir, sino de llegarles a los clientes con un mensaje claro. La economía en este momento es globalizada y todas las barreras comerciales y arancelarias de ese antiguo mercado parroquial ya no existen. Las fronteras se han abierto al comercio internacional. Por eso es necesario contar con competencias diferentes a las técnicas.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Qué tan importante es la relación empresa-academia?</span><br/> MJR: Esta relación es primordial. En los países de primer mundo ha quedado demostrado que la sociedad empresa-academia se ha convertido en la principal fuente de desarrollo, pero este vínculo debe significar una relación en la que la dos partes se comprometan. Las grandes investigaciones que se dan en la universidad deben ser auspiciadas por la empresa privada, pero esto, a su vez, es necesario que se vea reflejado de manera productiva para las dos partes. Siemens en Colombia hace parte del comité Empresa Universidad que tiene como objetivo generar una relación estrecha y fructífera entre las instituciones.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Qué resultados ha generado este comité?</span><br/> MJR: Lo más importante de este proceso es cómo se ha reconocido la necesidad real de trabajar de una forma más estrecha y cercana, en la que la empresa no cumple sólo la función de auspiciar las investigaciones, sino que realmente esta relación debe traducirse en desarrollo.<br/><br/><br/>
Jaramillo es ingeniero electricista de la Universidad Nacional de Colombia y lleva 26 años de labor ininterrumpida en esta multinacional de las telecomunicaciones. Se ha desempeñado, además, como vicepresidente de la división de generación, transmisión y distribución de energía para la Región Andina, razón por la que considera esta zona de vital importancia para los intereses la compañía.

Sostiene además que en este campo existen múltiples posibilidades. Entre ellas, la exploración de mercados, la investigación y desarrollo de nuevas fuentes de energía.

Destacó también la importancia de las relaciones entre la empresa y la academia e hizo énfasis en que ésta última debe someterse a algunos cambios para poder adaptarse a los requerimientos de un mundo cada vez más globalizado.

¿Cómo funciona Siemens en el Área Andina?
Mario Jaramillo Restrepo: Nuestra participación contempla diferentes frentes. Entre ellos, infraestructura eléctrica, sistemas de comunicación e información, transporte masivo, electromedicina y telecomunicaciones. Estas divisiones han tenido como propósito el máximo desarrollo en cada uno de los países, para ampliarlo al contexto de la región andina. De este modo, los conocimientos especializados que se generan en un país pueden ser aprovechados en un contexto más global.

¿En qué áreas desea enfocar su gestión?
MJR: Mi interés principal es intensificar la cultura del servicio al cliente, para asegurar el futuro como empresa. En cuanto a tecnología, Siemens es una de las empresas más importantes del mundo, pero la diferencia con nuestros más fuertes competidores en algunos casos es mínima. Es importante manejar los nuevos conceptos de argumentación de venta, que no es técnica, es estética. En productos como los teléfonos móviles, muchas veces es más importante el diseño que las especificaciones.

¿Qué otros campos del mercado han pensado en explorar?
MJR: Hemos incursionado en el tema de los servicios de valor agregado, donde es posible penetrar en nichos de mercado que no están necesariamente relacionados con nuestros equipos y sistemas. Esto tiene que ver con los servicios de asesoría profesional que brinda la empresa. En el área andina, hay temas de gran importancia: la industria del gas, el petróleo y la minera. Estos son sectores a los que nuestro portafolio de productos puede llegar para brindar soluciones integrales.

Colombia, a diferencia de Venezuela, podría enfrentar problemas para generar energía por falta de petróleo, ¿Siemens está en posibilidad de ofrecer una nueva alternativa?
MJR: A nivel mundial estamos trabajando en el desarrollo de energías renovables, que a su vez son más benévolas con el medio ambiente. Este es el caso de la energía eólica, que busca derivar la energía eléctrica de la cinética que produce el viento. Esta tecnología cuenta con mucha difusión en países desarrollados, como Alemania y España, que son líderes y pioneros a nivel mundial. En Estados Unidos se está desarrollando con una pujanza extraordinaria. En Colombia ya existe un parque experimental en la Guajira. Nosotros estamos estudiando los países con proyectos más ambiciosos. En Colombia la energía eólica es una muy buena alternativa.

¿La academia le brindó las herramientas para desenvolverse en la multinacional?
MJR: Desde luego que sí. Hace veinticinco años el perfil que se requería era el del ingeniero que manejaba a la perfección los problemas de su área. En mi caso, mientras llevaba acabo la etapa de estudio, no me enfoqué sólo en lo académico. Por el contrario, busqué una formación más integral. Eso me abrió las puertas.

¿Hacia dónde debe dirigir sus esfuerzos la academia?
MJR: El pénsum debe ser enriquecido con disciplinas que permitan competir en un entorno más exigente y demandante, como el actual. Hoy en día hay que tener capacidad no sólo de producir, sino de llegarles a los clientes con un mensaje claro. La economía en este momento es globalizada y todas las barreras comerciales y arancelarias de ese antiguo mercado parroquial ya no existen. Las fronteras se han abierto al comercio internacional. Por eso es necesario contar con competencias diferentes a las técnicas.

¿Qué tan importante es la relación empresa-academia?
MJR: Esta relación es primordial. En los países de primer mundo ha quedado demostrado que la sociedad empresa-academia se ha convertido en la principal fuente de desarrollo, pero este vínculo debe significar una relación en la que la dos partes se comprometan. Las grandes investigaciones que se dan en la universidad deben ser auspiciadas por la empresa privada, pero esto, a su vez, es necesario que se vea reflejado de manera productiva para las dos partes. Siemens en Colombia hace parte del comité Empresa Universidad que tiene como objetivo generar una relación estrecha y fructífera entre las instituciones.

¿Qué resultados ha generado este comité?
MJR: Lo más importante de este proceso es cómo se ha reconocido la necesidad real de trabajar de una forma más estrecha y cercana, en la que la empresa no cumple sólo la función de auspiciar las investigaciones, sino que realmente esta relación debe traducirse en desarrollo.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.