text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Periodismo electrónico: Nuevas tendencias para la producción y el consumo de contenidos

      
Todos los días, cuando sale de su casa, usted asume un proceso de relación personal con las noticias que le ofrecen los medios informativos. Tanto los periódicos impresos, los programas de televisión más novedosos, como las noticias del mundo y sus protagonistas le rondan la cabeza, lo rodean insistentemente y le plantean muchas preguntas.<br/><br/> El papel del periodismo, tal y como lo conocemos, cambió en los últimos diez años. A comienzos de la década del 90, la tendencia más debida en los foros internacionales de periodismo informativo tenía que ver con la idea de la personalización: recibir únicamente las noticias o secciones que usted le interesaran. Como era de esperarse, las personalización jamás logró consolidarse como un propuesta coherente y, en su lugar, tomó fuerza la idea de la segmentación de públicos o de audiencias, concepto que sigue vigente hasta hoy.<br/><br/> Por otra parte, los periodistas en ejercicio trataron de introducir diferentes modelos de innovación a sus actividades cotidianas, abordando las entrevistas informativas con otro carácter, escribiendo las noticias con algunas licencias literarias y, en suma, pensando en un nuevo lector.<br/><br/> Las novedades<br/> Al hablar de nuevos lectores, hubo que pensar en las nuevas tendencias. Casi sin darse cuenta, los periodistas comenzaron a verse afectados por los medios electrónicos, también conocidos como medios virtuales. Por sus características y formatos de producción, los mecanismos informativos basados en la recién llegada red de Internet (1993) ganaron fuerza y reconocimiento, pues ofrecía ventajas tecnológicas que los periódicos tradicionales no podría igualar. <br/><br/> Con este panorama, el periodismo se vio forzado a conocer y explorar los alcances del entorno tecnológico existente para facilitar la edición de las noticias y la publicación de las mismas. En estos procesos de aprendizaje y producción, los periódicos y sus periodistas pasaron algunos explorando lo bueno y deshaciendo lo malo, para llegar a conclusiones importantes:<br/> 1. El periodismo informativo preservó sus métodos para generar información, pero cambió la manera de publicarlos.<br/> 2. Los mecanismos de publicación de contenidos virtuales resultaron muy amigables, flexibles y fáciles de usar, tanto por los periodistas y sus editores como por los lectores de las noticias.<br/> 3. Las innovaciones del diseño gráfico pudieron aplicarse más fácilmente a los medios informativos electrónicos.<br/><br/> Lo que sigue<br/> Finalmente, el periodismo logró consolidar una tendencia sostenida, con al menos un lustro de trayectoria, en materia de mecanismos y formatos para la producción y publicación de mensajes. Con la introducción del concepto de contenidos informacionales, los periódicos de hoy no son más los que alguna vez conocimos: son lugares en los que se integran las palabras escritas, los sonidos, las voces y las imágenes fotográficas y de video de un acontecimiento o de una situación que, a juicio del periodista o de sus lectores, debería publicarse. Hoy se habla de prensa virtual, participativa y orientada ala combinación armónica de recursos informativos, en torno a una comunidad virtual de ciberlectores que, a cualquier hora, establecen canales y vínculos de intercambio y participación directa con los periodistas y sus editores.<br/><br/> Ser periodista en el siglo XXI es una tarea mucho más compleja que inevitablemente requiere de una preparación científica, intelectual y tecnológica centrada en las personas y sus entornos. Por encima de todas las tendencias informativas, actuales o pasadas, el periodismo permanece asociado, íntima e inexorablemente, a la esencia misma del ser humano, amante de la verdad y buscador incansable del conocimiento, sin importar si accede a las noticias por medio del teléfono celular, conectado a una red Wifi o WiMax, o sentado plácidamente bajo la sombra de un árbol, en medio de un parque, con el viejo periódico entre las manos.<br/><br/><br/>
Todos los días, cuando sale de su casa, usted asume un proceso de relación personal con las noticias que le ofrecen los medios informativos. Tanto los periódicos impresos, los programas de televisión más novedosos, como las noticias del mundo y sus protagonistas le rondan la cabeza, lo rodean insistentemente y le plantean muchas preguntas.

El papel del periodismo, tal y como lo conocemos, cambió en los últimos diez años. A comienzos de la década del 90, la tendencia más debida en los foros internacionales de periodismo informativo tenía que ver con la idea de la personalización: recibir únicamente las noticias o secciones que usted le interesaran. Como era de esperarse, las personalización jamás logró consolidarse como un propuesta coherente y, en su lugar, tomó fuerza la idea de la segmentación de públicos o de audiencias, concepto que sigue vigente hasta hoy.

Por otra parte, los periodistas en ejercicio trataron de introducir diferentes modelos de innovación a sus actividades cotidianas, abordando las entrevistas informativas con otro carácter, escribiendo las noticias con algunas licencias literarias y, en suma, pensando en un nuevo lector.

Las novedades
Al hablar de nuevos lectores, hubo que pensar en las nuevas tendencias. Casi sin darse cuenta, los periodistas comenzaron a verse afectados por los medios electrónicos, también conocidos como medios virtuales. Por sus características y formatos de producción, los mecanismos informativos basados en la recién llegada red de Internet (1993) ganaron fuerza y reconocimiento, pues ofrecía ventajas tecnológicas que los periódicos tradicionales no podría igualar.

Con este panorama, el periodismo se vio forzado a conocer y explorar los alcances del entorno tecnológico existente para facilitar la edición de las noticias y la publicación de las mismas. En estos procesos de aprendizaje y producción, los periódicos y sus periodistas pasaron algunos explorando lo bueno y deshaciendo lo malo, para llegar a conclusiones importantes:
1. El periodismo informativo preservó sus métodos para generar información, pero cambió la manera de publicarlos.
2. Los mecanismos de publicación de contenidos virtuales resultaron muy amigables, flexibles y fáciles de usar, tanto por los periodistas y sus editores como por los lectores de las noticias.
3. Las innovaciones del diseño gráfico pudieron aplicarse más fácilmente a los medios informativos electrónicos.

Lo que sigue
Finalmente, el periodismo logró consolidar una tendencia sostenida, con al menos un lustro de trayectoria, en materia de mecanismos y formatos para la producción y publicación de mensajes. Con la introducción del concepto de contenidos informacionales, los periódicos de hoy no son más los que alguna vez conocimos: son lugares en los que se integran las palabras escritas, los sonidos, las voces y las imágenes fotográficas y de video de un acontecimiento o de una situación que, a juicio del periodista o de sus lectores, debería publicarse. Hoy se habla de prensa virtual, participativa y orientada ala combinación armónica de recursos informativos, en torno a una comunidad virtual de ciberlectores que, a cualquier hora, establecen canales y vínculos de intercambio y participación directa con los periodistas y sus editores.

Ser periodista en el siglo XXI es una tarea mucho más compleja que inevitablemente requiere de una preparación científica, intelectual y tecnológica centrada en las personas y sus entornos. Por encima de todas las tendencias informativas, actuales o pasadas, el periodismo permanece asociado, íntima e inexorablemente, a la esencia misma del ser humano, amante de la verdad y buscador incansable del conocimiento, sin importar si accede a las noticias por medio del teléfono celular, conectado a una red Wifi o WiMax, o sentado plácidamente bajo la sombra de un árbol, en medio de un parque, con el viejo periódico entre las manos.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.