text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudie lo que las empresas realmente necesitan

      
Ellos estuvieron en la UNAB para capacitar a un grupo de personas, entre docentes universitarios y de colegios, representantes del sector productivo y empresarios, en el tema de la identificación de perfiles profesionales, para formular nuevos programas técnicos y tecnológicos que respondan a las necesidades reales de las empresas de la región y del país.<br/><br/> De lo que se trata es ver con los empresarios qué es lo que hacen los técnicos en las empresas y a partir de ahí extraer la formación que es necesaria para dar respuesta a ese perfil que necesitan los empresarios, dijo Gil.<br/><br/> Su colega expresó que hay que seguir la evolución de los países desarrollados. Los técnicos y tecnólogos en Europa y en Norteamérica son muy valorados, quizás lo que hace falta en otros países es llegar a un referente común para que cada instituto o universidad no tome sus propios referentes, sino referentes comunes basados principalmente en lo tecnológico y lo social, que todos se enfoquen en lo mismo.<br/><br/> Gil se pregunta qué es lo que busca la gente que va a una universidad a estudiar carreras tradicionales como Medicina, Ingeniería o Arquitectura: ¿Es lo que llamamos formación profesional? ¿Estudiar para luego conseguir un empleo? La sociedad actual lo que busca es que las personas que tengan un nivel técnico, tecnológico o profesional, tengan posibilidades de empleo y para lograrlo no se les puede formar en lo que tradicionalmente se conoce, sino en lo que los empleadores necesitan.<br/><br/> Aquí es donde juega un papel importante la formación por competencias –apunta Rodríguez–. Una vez que se ha definido sobre qué sectores se enfocará y qué funciones realizará el futuro técnico o tecnólogo, a ese estudiante hay que dotarlo de parámetros que consigan darle una polivalencia técnica, que lo doten de especialización, que sus conocimientos le permitan ser transferibles a otros sectores. Exagerando, si yo a alguien le enseño a hacer agujeros con un taladro, él debe ser competente en hacer agujeros con cualquier taladro, en cualquier tipo de superficie y me da lo mismo si está en Colombia, Argentina o España.<br/><br/> Gil concluyó: La universidad no podrá evadir su responsabilidad de que sus sistemas educativos den respuestas a las exigencias de sus alumnos y además que tengan empleabilidad, es decir, que den respuesta a las necesidades de las empresas, si no la tienen, pues estarían creando carreras de desempleados.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>Apoyo del Ministerio de Educación</span><br/><br/>La visita de los expertos españoles Gil y Rodríguez, forma parte del Proyecto para el fortalecimiento de la educación media técnica, media profesional y tecnológica en el área de tecnologías de la información y la comunicación, que promueve el Ministerio de Educación Nacional.<br/><br/> Conformamos una alianza de la que hacen parte además de la UNAB, los gremios económicos, entes gubernamentales, colegios de educación media técnica, el sector productivo de las tecnologías de la información y las comunicaciones de la región, para participar en la convocatoria que se abrió en diciembre de 2005 y en julio del año pasado fuimos seleccionados nueve alianzas del país entre 88 que se presentaron, explicó Yaneth Rocío Orellana Hernández, directora de UNAB Tecnológica.<br/><br/> Orellana explicó que el proyecto busca además de diseñar nuevos programas, capacitar docentes, estudiar experiencias exitosas de otros países, adquirir equipos, bibliografía e invertir en innovación tecnológica.<br/><br/> El proyecto, que se ejecutará en tres años, tiene un costo de 2.500 millones de pesos, de los cuales 1.500 millones los aporta el Gobierno Nacional y los mil millones restantes la alianza.<br/><br/>
Ellos estuvieron en la UNAB para capacitar a un grupo de personas, entre docentes universitarios y de colegios, representantes del sector productivo y empresarios, en el tema de la identificación de perfiles profesionales, para formular nuevos programas técnicos y tecnológicos que respondan a las necesidades reales de las empresas de la región y del país.

"De lo que se trata es ver con los empresarios qué es lo que hacen los técnicos en las empresas y a partir de ahí extraer la formación que es necesaria para dar respuesta a ese perfil que necesitan los empresarios", dijo Gil.

Su colega expresó que hay que seguir la evolución de los países desarrollados. "Los técnicos y tecnólogos en Europa y en Norteamérica son muy valorados, quizás lo que hace falta en otros países es llegar a un referente común para que cada instituto o universidad no tome sus propios referentes, sino referentes comunes basados principalmente en lo tecnológico y lo social, que todos se enfoquen en lo mismo".

Gil se pregunta qué es lo que busca la gente que va a una universidad a estudiar carreras tradicionales como Medicina, Ingeniería o Arquitectura: "¿Es lo que llamamos "formación profesional"? ¿Estudiar para luego conseguir un empleo? La sociedad actual lo que busca es que las personas que tengan un nivel técnico, tecnológico o profesional, tengan posibilidades de empleo y para lograrlo no se les puede formar en lo que tradicionalmente se conoce, sino en lo que los empleadores necesitan".

"Aquí es donde juega un papel importante la formación por competencias –apunta Rodríguez–. Una vez que se ha definido sobre qué sectores se enfocará y qué funciones realizará el futuro técnico o tecnólogo, a ese estudiante hay que dotarlo de parámetros que consigan darle una polivalencia técnica, que lo doten de especialización, que sus conocimientos le permitan ser transferibles a otros sectores. Exagerando, si yo a alguien le enseño a hacer agujeros con un taladro, él debe ser competente en hacer agujeros con cualquier taladro, en cualquier tipo de superficie y me da lo mismo si está en Colombia, Argentina o España".

Gil concluyó: "La universidad no podrá evadir su responsabilidad de que sus sistemas educativos den respuestas a las exigencias de sus alumnos y además que tengan empleabilidad, es decir, que den respuesta a las necesidades de las empresas, si no la tienen, pues estarían creando carreras de desempleados".


Apoyo del Ministerio de Educación


La visita de los expertos españoles Gil y Rodríguez, forma parte del "Proyecto para el fortalecimiento de la educación media técnica, media profesional y tecnológica en el área de tecnologías de la información y la comunicación", que promueve el Ministerio de Educación Nacional.

"Conformamos una alianza de la que hacen parte además de la UNAB, los gremios económicos, entes gubernamentales, colegios de educación media técnica, el sector productivo de las tecnologías de la información y las comunicaciones de la región, para participar en la convocatoria que se abrió en diciembre de 2005 y en julio del año pasado fuimos seleccionados nueve alianzas del país entre 88 que se presentaron", explicó Yaneth Rocío Orellana Hernández, directora de UNAB Tecnológica.

Orellana explicó que el proyecto busca además de diseñar nuevos programas, capacitar docentes, estudiar experiencias exitosas de otros países, adquirir equipos, bibliografía e invertir en innovación tecnológica.

El proyecto, que se ejecutará en tres años, tiene un costo de 2.500 millones de pesos, de los cuales 1.500 millones los aporta el Gobierno Nacional y los mil millones restantes la alianza.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.