text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia lidera el proyecto Colegios con Calidad

      
Tal proceso, al frente del cual está la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia en primera instancia, incluye la posibilidad de convocar saberes, invitar disciplinas a pensar la escuela, observar las relaciones y buscar formas de interacción capaces de transformar su sentido.<br/><br/> Y lo es la Facultad de Educación, no sólo por su trayectoria reconocida y bien ganada, sino también porque ha asumido la coordinación del proyecto Colegios de Calidad.<br/><br/> Nuestro plan de formación incluye modos de pensar la escuela, formas de nombrar y ver la interioridad institucional, para comprender las relaciones y movimientos que se generan en ella. Nuestra apuesta es por la construcción dialógica de los escenarios educativos a partir de la observación y de la palabra, dicen Silvia Janeth González, Mariluz Henao e Hilda Mar Rodríguez, las personas que desde la Facultad apoyan y coordinan la propuesta.<br/><br/> El trabajo invisible que hace posible lo visible, es la expresión que mejor describe la labor que la Facultad de Educación ha realizado, hasta el momento, con las Instituciones Educativas Héctor Abad Gómez y la Independencia Jaider Ramírez, recalcan.<br/><br/> A ellas nos hemos acercado para conocer sus necesidades, compartir sus comprensiones sobre los proyectos, escuchar a los docentes directivos, docentes, estudiantes y comunidad, compartiendo la vida cotidiana de la escuela, porque la calidad de la escuela debe dejarse leer en las prácticas de los sujetos que la habitan y en los contextos que la circundan y la atraviesan –ámbito sociocultural– y en las gramáticas disciplinares, reflexionan.<br/><br/> Además, con los socios (Colegio San José de la Salle, Colegio San José de las Vegas, Comfama, Corporación para la Salud y la Educación Héctor Abad Gómez, Ediarte, Hospital General de Medellín y Fundación Suramericana), las responsables del proyecto por parte de la Facultad han conversado sobre las formas de participación, el intercambio de saberes y el lugar que cada institución tiene en este proyecto respaldado por la Alcaldía de Medellín.<br/><br/> La Facultad de Educación también invitó a participar en el proyecto a todas las facultades e institutos de la Universidad, invitación a la que hasta ahora han correspondido Artes, Ciencias Económicas, Ciencias Exactas y Naturales, Ciencias Sociales y Humanas, Comunicaciones, Derecho y Ciencias Políticas, Educación, Escuela de Nutrición y Dietética, Instituto de Estudios Políticos, Instituto Universitario de Educación Física, y Medicina. La invitación sigue abierta, a la espera de otros participantes interesados en presentar su ojo ilustrado para ver la otra escuela.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Horizonte de expectativas</span><br/> Nuestra aproximación a la escuela –explican– ha sido narrativa, sutil, leve, dialógica, discursiva. Un encuentro que busca construir esperanza, tejer posibilidades y hallar formas de hacer de la escuela un lugar para el pensamiento, la convivencia, la creación y la alegría.<br/><br/> Por eso, comparten que la propuesta es hacer de la educación un acontecimiento capaz de Considerar la pedagogía como una pedagogía del nacimiento, del comienzo y de la esperanza. Del nacimiento, porque la educación tiene que ver con el trato con los que acaban de llegar a nuestro mundo (los recién nacidos), aquellos que expresan la idea de una radical alteridad que se escapa a nuestros poderes. Del comienzo, porque la educación es una acción, lo que significa que de la persona formada cabe esperar lo infinitamente improbable e imprevisible, es decir, el verdadero inicio y la sorpresa, el comienzo de todo. Y de la esperanza, porque todo lo que nace tiene duro deseo de durar que es afín a quien está lleno, un tiempo tensado entre el pasado y el puro porvenir. Hablaremos pues de una pedagogía poética (porque educar es crear, no fabricar o producir, la verdadera novedad) y de una pedagogía utópica. (Bárcena and Mèlich, 2000:15. En: La educación como acontecimiento ético. Natalidad, narración y hospitalidad. Barcelona, Paidós).<br/><br/> La Universidad asumió, pues, el reto de volver a la escuela, para la construcción participativa y consciente de una ruta posible para ésta, a partir de la experiencia hacia el horizonte de las expectativas. <br/><br/>
Tal proceso, al frente del cual está la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia en primera instancia, incluye la posibilidad de convocar saberes, invitar disciplinas a pensar la escuela, observar las relaciones y buscar formas de interacción capaces de transformar su sentido.

Y lo es la Facultad de Educación, no sólo por su trayectoria reconocida y bien ganada, sino también porque ha asumido la coordinación del proyecto Colegios de Calidad.

"Nuestro plan de formación incluye modos de pensar la escuela, formas de nombrar y ver la interioridad institucional, para comprender las relaciones y movimientos que se generan en ella. Nuestra apuesta es por la construcción dialógica de los escenarios educativos a partir de la observación y de la palabra", dicen Silvia Janeth González, Mariluz Henao e Hilda Mar Rodríguez, las personas que desde la Facultad apoyan y coordinan la propuesta.

El trabajo invisible que hace posible lo visible, es la expresión que mejor describe la labor que la Facultad de Educación ha realizado, hasta el momento, con las Instituciones Educativas Héctor Abad Gómez y la Independencia "Jaider Ramírez", recalcan.

"A ellas nos hemos acercado para conocer sus necesidades, compartir sus comprensiones sobre los proyectos, escuchar a los docentes directivos, docentes, estudiantes y comunidad, compartiendo la vida cotidiana de la escuela, porque la calidad de la escuela debe dejarse leer en las prácticas de los sujetos que la habitan y en los contextos que la circundan y la atraviesan –ámbito sociocultural– y en las gramáticas disciplinares", reflexionan.

Además, con los socios (Colegio San José de la Salle, Colegio San José de las Vegas, Comfama, Corporación para la Salud y la Educación Héctor Abad Gómez, Ediarte, Hospital General de Medellín y Fundación Suramericana), las responsables del proyecto por parte de la Facultad han conversado sobre las formas de participación, el intercambio de saberes y el lugar que cada institución tiene en este proyecto respaldado por la Alcaldía de Medellín.

La Facultad de Educación también invitó a participar en el proyecto a todas las facultades e institutos de la Universidad, invitación a la que hasta ahora han correspondido Artes, Ciencias Económicas, Ciencias Exactas y Naturales, Ciencias Sociales y Humanas, Comunicaciones, Derecho y Ciencias Políticas, Educación, Escuela de Nutrición y Dietética, Instituto de Estudios Políticos, Instituto Universitario de Educación Física, y Medicina. La invitación sigue abierta, a la espera de otros participantes interesados en presentar su "ojo ilustrado" para ver la otra escuela.


Horizonte de expectativas
"Nuestra aproximación a la escuela –explican– ha sido narrativa, sutil, leve, dialógica, discursiva. Un encuentro que busca construir esperanza, tejer posibilidades y hallar formas de hacer de la escuela un lugar para el pensamiento, la convivencia, la creación y la alegría".

Por eso, comparten que la propuesta es hacer de la educación un acontecimiento capaz de "Considerar la pedagogía como una pedagogía del nacimiento, del comienzo y de la esperanza. Del nacimiento, porque la educación tiene que ver con el trato con los que acaban de llegar a nuestro mundo (los recién nacidos), aquellos que expresan la idea de una radical alteridad que se escapa a nuestros poderes. Del comienzo, porque la educación es una acción, lo que significa que de la persona formada cabe esperar lo infinitamente improbable e imprevisible, es decir, el verdadero inicio y la sorpresa, el comienzo de todo. Y de la esperanza, porque todo lo que nace tiene duro deseo de durar que es afín a quien está lleno, un tiempo tensado entre el pasado y el puro porvenir. Hablaremos pues de una pedagogía poética (porque educar es crear, no fabricar o producir, la verdadera novedad) y de una pedagogía utópica". (Bárcena and Mèlich, 2000:15. En: "La educación como acontecimiento ético. Natalidad, narración y hospitalidad". Barcelona, Paidós).

La Universidad asumió, pues, el reto de volver a la escuela, para la construcción participativa y consciente de una ruta posible para ésta, a partir de la experiencia hacia el horizonte de las expectativas.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.