text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Miguel Hernández, el poeta de la vida

      
Foto: Unimedios
La muestra estará abierta al público hasta el 12 de noviembre en la Biblioteca Efe Gómez
Se trata de una exposición que la comunidad universitaria podrá disfrutar en la Biblioteca Efe Gómez, hasta el 12 de noviembre, y una actividad académica en la que los profesores Raúl Botero Torres, de la UN en Medellín, y Lía Isabel Alvear, de la Universidad de Antioquia, hablaron de la vida y obra de este personaje y su contribución a la literatura y a la historia.

De acuerdo con Botero Torres, Miguel Hernández fue un poeta singular no solo por las características de su obra, sino por los contextos históricos y literarios en los que vivió.

“Los últimos seis años de Hernández, los tres primeros del 36 al 39 abarcan toda la guerra civil española, y los tres últimos son los que llamaríamos la inmediata posguerra, que son particularmente dramáticos en la vida de Miguel Hernández”, explicó Botero.

Esto porque al asumir el poder Francisco Franco en 1939, se dio inicio a una especie de política de limpieza con aquellos que se inclinaban por otras ideologías. “Franco se inscribe políticamente a la corriente fascista, una línea de un nacionalista conservador y católico que se expresa en España por el movimiento de la Falange, fundado por Primo de Rivera y que Franco, cuando llega al gobierno, institucionaliza”.
-
Sin embargo, Hernández no manifestó explícitamente convicciones políticas. Según el profesor Botero, a través de sus poemas se podían percibir algunas expresiones de corte político, por ejemplo sus creaciones Vientos del pueblo y Para la libertad, “expresan poéticamente su postura política (…) no creo que haya un interés consciente, lo que hay es una postura ante la vida que por supuesto termina siendo política”, explicó.

En algunos de sus escritos, Miguel Hernández se apropia de una voz colectiva que habla a través de una voz individual. “Es un poeta campesino autodidacta, que logra captar la sensibilidad de los que tradicionalmente han estado dominados, en su caso hay una expresión poética de los problemas sociales”.

Una sensibilidad que aún hoy refleja la cercanía y autenticidad de su obra y que transmite profundos sentimientos y sentires de vida. Miguel Hernández murió a sus 31 años en 1942, en la enfermería Reformatorio de Adultos de Alicante.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.