text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las mujeres en el entorno empresarial

      
<p style=text-align: justify;>De acuerdo con un estudio publicado a principios de 2015 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Colombia es el segundo país del mundo con mayor número de mujeres en cargos directivos, esto incluye presencia en juntas directivas y/o en comités gerenciales de alto nivel. Y aunque el reto en materia de equidad de género todavía es muy alto, diferentes sectores económicos ya cuentan con una presencia femenina destacada.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Como datos de referencia, algunos estudios referenciados por Great Place To Work, para 2012, confirman que el 60% de la población egresada profesional corresponde al género femenino. Estos datos son reafirmados por la investigación de 2013 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulada Nuevo siglo, viejas disparidades, en la cual se afirma que desde la última década se gradúan más mujeres que hombres. Este panorama, hace evidente la oportunidad de las compañías de contar con personal femenino más capacitado y en áreas profesionales en las que antiguamente solo se encontraban hombres.</p><p style=text-align: justify;>En ese sentido, grandes empresas que tienen presencia en el país cuentan con mujeres al frente de su direccionamiento y son ejemplo de esta tendencia mundial. Bajo este escenario, las políticas de diversidad e inclusión en las compañías se convierten en un activo muy importante al momento de buscar empleo. La integración de los valores corporativos así como la visión de negocio desde una perspectiva integral incluye la generación de oportunidades laborales justas tanto para hombres como para mujeres.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Así mismo, en otro tipo de sectores, como es el caso del sector farmacéutico, esta iniciativa de promoción de oportunidades laborales para el género femenino se mantiene. Del total de empleados de Pfizer Colombia, el 60 por ciento son mujeres, incluyendo cargos directivos y gerenciales. De acuerdo con Claudia Prieto, directora de Asuntos Regulatorios y líder del comité de diversidad e inclusión, de la compañía “el empoderamiento de la mujer en el sector empresarial se hace fundamental para el desarrollo integral del sector económico en el país. </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>En el caso de Pfizer, bajo las políticas mundiales de la empresa, se tiene como premisa fundamental mantener un entorno laboral con igualdad y respeto, esto implica brindar oportunidades de empleo sin distinción de ningún tipo. Por eso, programas como el mencionado anteriormente  y “Padres y Madres Trabajadores” que buscan acercar a los hijos y parejas de los colaboradores de Pfizer a su ámbito laboral, así como crear condiciones para mejorar el aprovechamiento en familia, han sido vitales para fortalecer la confianza, arraigar los valores corporativos y el compromiso que tenemos con la diversidad y la inclusión”.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Las nuevas dinámicas sociales, culturales y de educación en el país y en el mundo han movilizado al segmento corporativo a definir políticas más equitativas en lo que se refiere a la equidad de género. De acuerdo con la organización ONU Mujeres, el sector privado se convierte en un socio clave en los esfuerzos de promoción de la igualdad y del empoderamiento de la mujer.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Todos estos cambios repercuten positivamente en el fortalecimiento del rol de la mujer por sus capacidades, experiencia, liderazgo y formación académica. Estas dinámicas promueven al interior de las organizaciones la formulación de acciones que permitan la integración y la disminución de la segregación que anteriormente era un factor clave en el retraso del desarrollo de las economías modernas.</p>

De acuerdo con un estudio publicado a principios de 2015 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Colombia es el segundo país del mundo con mayor número de mujeres en cargos directivos, esto incluye presencia en juntas directivas y/o en comités gerenciales de alto nivel. Y aunque el reto en materia de equidad de género todavía es muy alto, diferentes sectores económicos ya cuentan con una presencia femenina destacada.

 

Como datos de referencia, algunos estudios referenciados por Great Place To Work, para 2012, confirman que el 60% de la población egresada profesional corresponde al género femenino. Estos datos son reafirmados por la investigación de 2013 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulada "Nuevo siglo, viejas disparidades", en la cual se afirma que desde la última década se gradúan más mujeres que hombres. Este panorama, hace evidente la oportunidad de las compañías de contar con personal femenino más capacitado y en áreas profesionales en las que antiguamente solo se encontraban hombres.

En ese sentido, grandes empresas que tienen presencia en el país cuentan con mujeres al frente de su direccionamiento y son ejemplo de esta tendencia mundial. Bajo este escenario, las políticas de diversidad e inclusión en las compañías se convierten en un activo muy importante al momento de buscar empleo. La integración de los valores corporativos así como la visión de negocio desde una perspectiva integral incluye la generación de oportunidades laborales justas tanto para hombres como para mujeres.

 

Así mismo, en otro tipo de sectores, como es el caso del sector farmacéutico, esta iniciativa de promoción de oportunidades laborales para el género femenino se mantiene. Del total de empleados de Pfizer Colombia, el 60 por ciento son mujeres, incluyendo cargos directivos y gerenciales. De acuerdo con Claudia Prieto, directora de Asuntos Regulatorios y líder del comité de diversidad e inclusión, de la compañía “el empoderamiento de la mujer en el sector empresarial se hace fundamental para el desarrollo integral del sector económico en el país. 

 

En el caso de Pfizer, bajo las políticas mundiales de la empresa, se tiene como premisa fundamental mantener un entorno laboral con igualdad y respeto, esto implica brindar oportunidades de empleo sin distinción de ningún tipo. Por eso, programas como el mencionado anteriormente  y “Padres y Madres Trabajadores” que buscan acercar a los hijos y parejas de los colaboradores de Pfizer a su ámbito laboral, así como crear condiciones para mejorar el aprovechamiento en familia, han sido vitales para fortalecer la confianza, arraigar los valores corporativos y el compromiso que tenemos con la diversidad y la inclusión”.

 

Las nuevas dinámicas sociales, culturales y de educación en el país y en el mundo han movilizado al segmento corporativo a definir políticas más equitativas en lo que se refiere a la equidad de género. De acuerdo con la organización ONU Mujeres, el sector privado se convierte en un socio clave en los esfuerzos de promoción de la igualdad y del empoderamiento de la mujer.

 

Todos estos cambios repercuten positivamente en el fortalecimiento del rol de la mujer por sus capacidades, experiencia, liderazgo y formación académica. Estas dinámicas promueven al interior de las organizaciones la formulación de acciones que permitan la integración y la disminución de la segregación que anteriormente era un factor clave en el retraso del desarrollo de las economías modernas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.