text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Propiedad intelectual

      
La CERLAC argumenta que esta "tiene una importancia estratégica como factor de desarrollo de los países de la región, pues incentiva la producción intelectual y fortalece el crecimiento de las industrias culturales. En esta medida es necesario fortalecer las distintas herramientas que concretan las condiciones según las cuales los bienes culturales pueden ser utilizados y comercializados y también es necesario crear las condiciones para acatar el derecho de autor en favor de autores y titulares. <br/><br/>Precisamente por esta razón, Universia aporta su granito de arena en la divulgación del marco jurídico que rige para Colombia en esta materia, artículos universitarios y periodísticos que expresan la importancia y la explotación de los mismos a favor de nuestro desarrollo económico y cultural, aún más con el advenimiento del TLC y finalmente, vínculos a enlaces relacionados donde se puede encontrar mayor información sobre esta área nacional e internacionalmente o donde se puedan contactar a los funcionarios encargados de la regulación de la misma en el país. <br/><br/>Esta categoría de contenidos se encuentra ubicada en la sección Tesis de Grado de nuestro portal, en la columna izquierda titulada justamente propiedad intelectual.<br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Conceptos generales<br/><br/><br/> ¿Qué se entiende por autor?</span><br/><br/> Según la Dirección Nacional de Derecho de Autor, debe entenderse por tal, la persona física (natural) que realiza la creación intelectual de carácter literario o artístico.<br/><br/> De esta definición debe colegirse, en primer término, que solo un ser humano puede tener la condición de autor. <br/><br/> En segundo lugar, la expresión "que realiza la creación intelectual", significa que para ser considerado autor o coautor de una obra, tal persona ha debido llevar a cabo, por si mismo, el proceso mental que significa concebir y expresar una obra literaria o artística. Varias personas naturales tendrán la condición de coautores si respecto de cada una de ellas, se puede predicar el haber realizado la creación intelectual en los términos antes mencionados. <br/><br/> El mero aporte de ideas que sirven de antecedente para la creación de la obra, o la contribución puramente física o mecánica, no creativa, a la plasmación de la obra, no atribuyen la condición de autor a quien las realiza.<br/><br/> El autor es el titular originario de los derechos morales y patrimoniales reconocidos por la ley.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Qué se entiende por propiedad intelectual?</span><br/><br/>En palabras de la Dirección Nacional de Derecho de Autor, la propiedad intelectual es una disciplina normativa que protege la creaciones intelectuales provenientes de un esfuerzo, trabajo o destreza humanos, dignos de reconocimiento jurídico.<br/><br/> La Propiedad Intelectual comprende: <br/><ul><li>El derecho de autor y los derechos conexos;</li><li> La propiedad industrial (que comprende la protección de los signos  distintivos, de las nuevas creaciones, los circuitos integrados, los secretos industriales)</li><li> Las nuevas variedades vegetales. </li></ul><span style=font-weight: bold;><br/>¿Qué es el derecho de autor?</span><br/><br/> El derecho de autor (del francés <span style=font-style: italic;>droit d'auteur</span> y en inglés, <span style=font-style: italic;>copyright</span>) es una forma de protección proporcionada por el Estado a través de un conjunto de normas, principios y leyes vigentes para los autores de «obras originales». Estas protegen tanto los derechos morales como los derechos patrimoniales, desde el momento de la creación la obra, sea publicada o no, y por un tiempo determinado.<br/><br/> Como obra se entienden las literarias, dramáticas, musicales, científicas, artísticas, intelectuales, arquitectónicas, entre otras.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Qué son los derechos morales?</span><br style=font-weight: bold;/><br style=font-weight: bold;/> La Dirección Nacional de Derecho de Autor al respecto comenta: Desde el momento mismo de la creación de la obra, se le reconocen a los autores dos clases de prerrogativas: los derechos morales y los derechos patrimoniales.<br/><br/> Los derechos morales son derechos personalísimos, a través de los cuales se busca salvaguardar el vínculo que se genera entre el autor y su obra, en tanto ésta constituye la expresión de su personalidad. En tal carácter, los derechos morales son inalienables, inembargables, intransferibles e irrenunciables.<br/><br/> En virtud de los derechos morales, el autor puede:<br/><ul><li> Conservar la obra inédita o divulgarla; </li><li> Reinvindicar la paternidad de la obra en cualquier momento; </li><li> Oponerse a toda deformación, mutilación o modificación que atente contra el mérito de la obra o la reputación del autor; </li><li> Modificar la obra, antes o después de su publicación;</li><li> Retirar la obra del mercado, o suspender cualquier forma de utilización aunque ella hubiese sido previamente autorizada. </li></ul><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Qué son los derechos patrimoniales?</span><br/><br/> Según la Dirección Nacional de Derecho de Autor, son prerrogativas de naturaleza económico - patrimonial, con carácter exclusivo, que permiten a su titular controlar los distintos actos de explotación de que la obra puede ser objeto. Lo anterior implica que todo acto de explotación de la obra, amparado por un derecho patrimonial, deberá contar con la previa y expresa autorización del titular del derecho correspondiente, quien podrá señalar para tal efecto las condiciones onerosas o gratuitas que tenga a bien definir, en ejercicio de su autonomía privada. <br/><br/>En virtud de los derechos patrimoniales, el autor o la persona natural o jurídica a quien se le transfieran estos derechos, puede realizar, autorizar o prohibir:<br/><ul><li> La reproducción·</li><li>La comunicación pública </li><li>La distribución pública de ejemplares</li><li>La traducción, adaptación, arreglo u otra transformación de la obra</li><li>La importación de ejemplares de su obra reproducidos sin su autorización. </li></ul><br/>A diferencia de los derechos morales, los derechos patrimoniales son en esencia transferibles y sometidos a un termino de duración de la protección que en Colombia, por regla general, es el de la vida del autor más ochenta años después de su muerte. Así mismo, los derechos patrimoniales pueden ser expropiados y están sujetos a licencias obligatorias y al régimen de las limitaciones o excepciones al derecho de autor consagradas por la Ley.<br/><br/>
La CERLAC argumenta que esta "tiene una importancia estratégica como factor de desarrollo de los países de la región, pues incentiva la producción intelectual y fortalece el crecimiento de las industrias culturales. En esta medida es necesario fortalecer las distintas herramientas que concretan las condiciones según las cuales los bienes culturales pueden ser utilizados y comercializados y también es necesario crear las condiciones para acatar el derecho de autor en favor de autores y titulares".

Precisamente por esta razón, Universia aporta su granito de arena en la divulgación del marco jurídico que rige para Colombia en esta materia, artículos universitarios y periodísticos que expresan la importancia y la explotación de los mismos a favor de nuestro desarrollo económico y cultural, aún más con el advenimiento del TLC y finalmente, vínculos a enlaces relacionados donde se puede encontrar mayor información sobre esta área nacional e internacionalmente o donde se puedan contactar a los funcionarios encargados de la regulación de la misma en el país.

Esta categoría de contenidos se encuentra ubicada en la sección "Tesis de Grado" de nuestro portal, en la columna izquierda titulada justamente "propiedad intelectual".



Conceptos generales


¿Qué se entiende por autor?


Según la Dirección Nacional de Derecho de Autor, debe entenderse por tal, la persona física (natural) que realiza la creación intelectual de carácter literario o artístico.

De esta definición debe colegirse, en primer término, que solo un ser humano puede tener la condición de autor.

En segundo lugar, la expresión "que realiza la creación intelectual", significa que para ser considerado autor o coautor de una obra, tal persona ha debido llevar a cabo, por si mismo, el proceso mental que significa concebir y expresar una obra literaria o artística. Varias personas naturales tendrán la condición de coautores si respecto de cada una de ellas, se puede predicar el haber realizado la creación intelectual en los términos antes mencionados.

El mero aporte de ideas que sirven de antecedente para la creación de la obra, o la contribución puramente física o mecánica, no creativa, a la plasmación de la obra, no atribuyen la condición de autor a quien las realiza.

El autor es el titular originario de los derechos morales y patrimoniales reconocidos por la ley.


¿Qué se entiende por propiedad intelectual?


En palabras de la Dirección Nacional de Derecho de Autor, la propiedad intelectual es una disciplina normativa que protege la creaciones intelectuales provenientes de un esfuerzo, trabajo o destreza humanos, dignos de reconocimiento jurídico.

La Propiedad Intelectual comprende:
  • El derecho de autor y los derechos conexos;
  • La propiedad industrial (que comprende la protección de los signos  distintivos, de las nuevas creaciones, los circuitos integrados, los secretos industriales)
  • Las nuevas variedades vegetales.

¿Qué es el derecho de autor?


El derecho de autor (del francés droit d'auteur y en inglés, copyright) es una forma de protección proporcionada por el Estado a través de un conjunto de normas, principios y leyes vigentes para los autores de «obras originales». Estas protegen tanto los derechos morales como los derechos patrimoniales, desde el momento de la creación la obra, sea publicada o no, y por un tiempo determinado.

Como obra se entienden las literarias, dramáticas, musicales, científicas, artísticas, intelectuales, arquitectónicas, entre otras.


¿Qué son los derechos morales?

La Dirección Nacional de Derecho de Autor al respecto comenta: Desde el momento mismo de la creación de la obra, se le reconocen a los autores dos clases de prerrogativas: los derechos morales y los derechos patrimoniales.

Los derechos morales son derechos personalísimos, a través de los cuales se busca salvaguardar el vínculo que se genera entre el autor y su obra, en tanto ésta constituye la expresión de su personalidad. En tal carácter, los derechos morales son inalienables, inembargables, intransferibles e irrenunciables.

En virtud de los derechos morales, el autor puede:
  • Conservar la obra inédita o divulgarla;
  • Reinvindicar la paternidad de la obra en cualquier momento;
  • Oponerse a toda deformación, mutilación o modificación que atente contra el mérito de la obra o la reputación del autor;
  • Modificar la obra, antes o después de su publicación;
  • Retirar la obra del mercado, o suspender cualquier forma de utilización aunque ella hubiese sido previamente autorizada.

¿Qué son los derechos patrimoniales?

Según la Dirección Nacional de Derecho de Autor, son prerrogativas de naturaleza económico - patrimonial, con carácter exclusivo, que permiten a su titular controlar los distintos actos de explotación de que la obra puede ser objeto. Lo anterior implica que todo acto de explotación de la obra, amparado por un derecho patrimonial, deberá contar con la previa y expresa autorización del titular del derecho correspondiente, quien podrá señalar para tal efecto las condiciones onerosas o gratuitas que tenga a bien definir, en ejercicio de su autonomía privada.

En virtud de los derechos patrimoniales, el autor o la persona natural o jurídica a quien se le transfieran estos derechos, puede realizar, autorizar o prohibir:
  • La reproducción·
  • La comunicación pública
  • La distribución pública de ejemplares
  • La traducción, adaptación, arreglo u otra transformación de la obra
  • La importación de ejemplares de su obra reproducidos sin su autorización.

A diferencia de los derechos morales, los derechos patrimoniales son en esencia transferibles y sometidos a un termino de duración de la protección que en Colombia, por regla general, es el de la vida del autor más ochenta años después de su muerte. Así mismo, los derechos patrimoniales pueden ser expropiados y están sujetos a licencias obligatorias y al régimen de las limitaciones o excepciones al derecho de autor consagradas por la Ley.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.