text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Andrés López y la pelota de letras: "El humor es lo que nos queda"

      
Fue 1990 el año en el que Andrés López se dio cuenta que tenía futuro echando cuentos. Allí comenzó a explotar esa capacidad narrativa mezclada con dosis perfectas de humor, aún así se dedicó a estudiar en la Universidad de los Andes, en Bogotá, ingeniería de sistemas y luego se pasó a antropología donde encontró las bases para darle fundamentos a esa carreta que ha reunido a más de 500 mil personas en auditorios y a otro grupo de millones que lo han visto frente a un televisor.<br/><br/> Se convirtió en el primer colombiano en recibir el DVD de diamante por vender más de 60.000 copias de su Pelota de letras y con la que ha llegado a visitar tantas ciudades dentro y fuera de Colombia que al inicio no imaginó. Pasó por la radio, por cafeterías de universidades y auditorios y en sus ratos libres está en función de la creación. Su genio y su éxito lo ha trabajado a pulso y sigue insistiendo porque sabe que puede ir más allá.<br/><br/> Tiene una barriga ‘poderosa' y además de hacer ‘stand up comedy', trabaja en una conferencia de motivación en la que da claves para ser feliz, basado en el sentido común e inspirada en la cienciología, una especie de estilo de vida en el que López encontró el camino del éxito.<br/><br/> La frase deje así ya hace parte del lenguaje cotidiano de muchos colombianos, termina casi todas sus ideas a ritmo de reggaeton y siempre expresa con sus gestos generando sonrisas. Andrés López trabaja en el presente sobre su futuro y, como hablar es su especialidad, le dejó a Extroversia algunas respuestas, que aún algunos sobrevivientes de la ‘generación de la guayaba' siguen buscando.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;><br/>Extroversia: Juan Bracitos fue el personaje que le dio visión nacional, pero su comienzo fue como cuentero, luego llegó a la radio y de allí su proyección, pero ¿cómo fueron esos momentos cuando se presentaba en las cafeterías de las universidades?</span><br/><br/> Andrés López: Claro… arranqué echando cuentos en las universidades y mi primera ciudad en visitar fue Bucaramanga, en un bar que ha cambiado de nombre como 20 veces. Luego seguí echando cuentos en el Festival Iberoamericano de Cuenteros cuando arrancaba y con eso me cuadraba lo de la matrícula de la universidad. En esa época había plata para la matrícula o para comer en el semestre… no había pa más.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>Juan Bracitos era un personaje para una especie de radionovela, emitida en el Mañanero de La Mega, que no tenía brazos y todo el mundo se la montaba, aún así era inocente y siempre terminaba ayudándolos a todos ¿De dónde salió el sufrido Juan Bracitos?</span><br/><br/> Juan Bracitos era un símbolo de que todos tenemos nuestros defectos… es que no tengo bracitos y siempre nos caen con la inmunda… no tengo bracitos y tenga su guante de béisbol. Es como un símbolo que trataba de mostrar que no importan los defectos, lo importante es echar para adelante sin importar lo ‘hijuemadres' que sean los amigos… siempre llegaba con su cariño y mejor ánimo de ayudar pero la humanidad es la embarrada. Yo lo disfruté muchísimo y a eso le debo muchas trasnochadas… eso es muestra de que el trabajo es duro, constante, que no ha parado, de 24 horas al día, siete días a la semana… esto es lo que supe hacer bien… vamos pa lante como Juan Bracitos y agradeciéndole a mucha gente… muchas bendiciones para ti, you know, take it easy… atrévete te te te te te -a ritmo de reggaetón-<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Qué motivó a un hijo de hippies a sacar los perfiles generacionales y volverlos un éxito?</span><br/><br/> Todo comenzó en 1992 cuando yo hice un cuento que era una retrospectiva de lo que había pasado en nuestras infancias con cosas comunes a todos. Luego comencé a viajar como cuentero y no me quedaba en hotel, no señor, me quedaba en las casas de los amigos y me daba cuenta que todas las mamás decían: que quiere de desayuno mijo, y vi muchas maneras de preparar los huevos en diferentes regiones… Yo llegaba y me daba cuenta que todos teníamos como la misma mamá pero con cara diferente y comencé a tomar nota en cada viaje en un diario de campo desde el 92. Por ejemplo, un papá guajiro en pantaloneta, camiseta y arrastrando chancleta hablaba por radioteléfono con la gente de su finca y a mí me parecía increíble y eso fue llenándome de experiencias de las cosas comunes... porque hay algo que si se repite en todos los hogares: todos los papás juegan ‘rasquinbol'… eso si.<br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>Todo un estudio…</span><br/><br/> Pues yo me pasé a estudiar antropología para ver cómo documentaba y encontré la etnografía, que se trataba de convivir con una comunidad, observar y tomar nota. Ahí fue cuando descubrí el verdadero rollo: vamos 16 generaciones formadas a punta de miedo… ay papito no salga pusieron una bomba y se me muere no me haga eso, traiga a los amigos yo los atiendo, por Dios santo… mire mamita usted sabe que puede quedar embarazada, no le haga caso a ese muchacho, hágase desear. <br/><br/>Es miedo a quedar embarazados, al sereno, al Gobierno, al narcotráfico, la guerrilla y todo el mundo es malo y es alimentado con la teoría del caos porque hay gente que vive y se gana su sustento por hablar mal de Colombia, son mercaderes del caos. Desde que usted viva en estas cuatro paredes… le queda terminantemente prohibido… todo eso es miedo. Como va a comprar moto, eso es un ataúd con ruedas… no se suba a ese avión, eso se cae… como le pasó al hijo de Luz Marina. Es un culto al miedo que hace parte de nuestra idiosincrasia. Se acaba el miedo y se terminan todos nuestros problemas. Hay que confrontar con argumentos y poco a poco vamos superando eso. Es que nos creemos demasiado mortales, pero hay que hacer las cosas y si nos toca no pasa nada…. Y de ahí sale La pelota de letras. <br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Siente miedo por el algo?</span><br style=font-weight: bold;/><br/> No. Yo creo que el miedo es falta de información sobre algo, entonces uno cree que ve un fantasma y ahhhhiiiii. Todos le tenemos miedo a los espíritus pero nadie ha visto uno.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Se ha encontrado algún papá o mamá que haya tomado a mal lo que describe en La pelota de letras?</span><br/><br/> No, a los papá les encanta. Yo pienso que si hay algo que se rechaza la única manera de abordarlo es con humor y es como la llave de entrada. Lo que si me he encontrado es que ya se quedan sin argumentos, si la ven les va a quedar más jodido decir: le queda rotundamente prohibido, lo que se trató de lograr fue encontrar el punto y tienen que buscar alternativa… ahora dicen: Mientras viva en esta casa…, el hijo les dice: ehhhhh, pelota de letras, ahí tienen que buscar otra forma porque el único argumento válido es la comunicación, el diálogo. <br/><br/> Yo me cansé de cierta manera de la doble vida del hijo, un comportamiento con los papás y otro cuando está en sociedad, entonces el papá y la mamá no sintieron el privilegio de conocer al hijo tal y como es. Por ejemplo, ahora hay algo que se llama síndrome de hiperactividad y desatención, que se lo diagnostican a los niños chiquitos, y lo ven como una enfermedad y les dan droga psiquiátrica… al contrario, hay que estimularlos para que sigan siendo así. Una enfermedad inventada que ni siquiera se puede demostrar y que se diagnostica con un test que pregunta: ¿piensas en otras cosas cuando estás estudiando?, dicen que si y le dan la droga y ¡¿quién no piensa en otras cosas?!, porque quitarles las cosas bacanas… simplemente hay que mostrarles cómo hay que vivir y tratar de enseñarlo. Nada funciona por las malas.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Después de darle tanto palo a los papás cómo se imagina en ese rol?</span><br/><br/> Yo tengo la consigna de que cuando sea papá trataré de ser como más cercano. Además los niños de hoy en día con 12 horas de Discovery Kids ya saben como se hipoteca… a ellos hay que tratarlos como adultos grandes y a uno no le gusta que lo zarandeen, pues a ellos tampoco. Las leyes que funcionan para los adultos también funcionan para los niños, ellos no están alejados de nada… y lo primero que hay que hacer es dejarlo hacer lo que se les dé la gana, ellos no son brutos, son mucho más inteligentes que uno y yo creo que si pelaríamos sería porque cogió mis juguetes… yo si creo que la semillita algún día se vuelva realidad, es maravilloso, me cambió la vida. Ama y quiere a los niños, you know, muéstrales el camino.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Después de La pelota con que más seguirá Andrés López?</span><br/><br/> El 2007 viene con grandes sorpresas… je, je, je. Aunque aún estoy en la gira y le dicen a uno que vaya a Houston, Texas; a Orito, Putumayo, etc. Y hay que cumplirle a todo el mundo. Pero ya hay tres trabajos escritos:<br/><br/><ol><li> Contar los cuentos que contaba como cuentero en las universidades.<br/><br/></li><li> Una guía actualizada de las relaciones interpersonales porque hay muchos estereotipos como que el hombre es vago, le gusta el fútbol y poner cachos y he descubierto que a mi novia le gusta mucho el fútbol, llenó el álbum del Mundial, me da por la cabeza en Nintendo y parece diseñada por la revista Maxim. Entonces es romper con ‘el hombre es así, la mujer es así'; otro estereotipo son las oficinas; y otro más que es la relación entre los países que hay en un mismo país: paisa, santandereano, cachaco, costeño, llanero, etc.<br/><br/></li><li> También tengo un show en inglés, lo he contado tres veces, hablando de lo que es ser Latinoamericano, pero desde la óptica del que le importa un carajo la vida gringa, que la ve como un extraterrestre… You, I love you, ok you, you know… el que utiliza el you para lo que sea… you te quiero… que para el reggaetón es perfecto porque eso se define como todo lo que usted le quiso hacer a una mujer, el kamasutra hecho música: -al compás reguetonero- Mami, mami, mira lo que tengo, mira que está duro, que te voy a someter, te voy a nalguial… etc. Y en las emisoras dice el locutor: - ¿Aló con quién hablo? - Hablas con Jeison. - ¿Cuántos años tienes? - Tengo 10. - ¿Y qué quieres oir? - Noche de sexo… hay mucha tela de donde cortar.</li></ol><br/><span style=font-weight: bold;>¿Después de darle tanto palo a los papás cómo se imagina en ese rol?</span><br/><br/>Yo tengo la consigna de que cuando sea papá trataré de ser como más cercano. Además los niños de hoy en día con 12 horas de Discovery Kids ya saben como se hipoteca… a ellos hay que tratarlos como adultos grandes y a uno no le gusta que lo zarandeen, pues a ellos tampoco. Las leyes que funcionan para los adultos también funcionan para los niños, ellos no están alejados de nada… y lo primero que hay que hacer es dejarlo hacer lo que se les dé la gana, ellos no son brutos, son mucho más inteligentes que uno y yo creo que si pelaríamos sería porque cogió mis juguetes… yo si creo que la semillita algún día se vuelva realidad, es maravilloso, me cambió la vida. Ama y quiere a los niños, you know, muéstrales el camino. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> <br/>¿Es fácil hacer humor con tantas malas noticias?</span><br/><br/> La mayoría de colombianos somos gente buena pero miedosa porque nos dejamos asustar. Uno no puede creerse que Colombia es el peor y hay gente, de verdad, que devenga su sueldo de mercadear con el caos. Por eso queda la opción de querernos a nosotros mismos y subir el tono emocional, vamos a confrontar la situación del país con una sonrisa en la cara. Tenemos los hombres y las mujeres más galantes y apuestos del mundo, los señores corren la silla, abren la puerta: reina, siéntese, mamita venga… eso hay que aprovecharlo. <br/><br/>Estamos en un país de gente bonita y trabajadora, pero somos demasiado ‘ofendibles' y nuestra enfermedad se llama el ‘hipercriticismo', siempre le vemos los puntos malos a todos en vez de ver los propios. Un tipo con una pinta rara es mafioso, una niña que se puso las tetas es prepago, vemos un pelado que vende fruta en un semáforo con unos tenis Nike último modelo y decimos que son robados… tenemos que partir del hecho de que los colombianos somos gente buena, si no caemos en lo mismo. Tenemos que abrirnos, conocer al otro, tener comunicación… el humor da eso y eso es lo que nos queda, reírnos de nosotros mismos. <br/><br/><br/>
Fue 1990 el año en el que Andrés López se dio cuenta que tenía futuro echando cuentos. Allí comenzó a explotar esa capacidad narrativa mezclada con dosis perfectas de humor, aún así se dedicó a estudiar en la Universidad de los Andes, en Bogotá, ingeniería de sistemas y luego se pasó a antropología donde encontró las bases para darle fundamentos a esa carreta que ha reunido a más de 500 mil personas en auditorios y a otro grupo de millones que lo han visto frente a un televisor.

Se convirtió en el primer colombiano en recibir el DVD de diamante por vender más de 60.000 copias de su Pelota de letras y con la que ha llegado a visitar tantas ciudades dentro y fuera de Colombia que al inicio no imaginó. Pasó por la radio, por cafeterías de universidades y auditorios y en sus ratos libres está en función de la creación. Su genio y su éxito lo ha trabajado a pulso y sigue insistiendo porque sabe que puede ir más allá.

Tiene una barriga ‘poderosa' y además de hacer ‘stand up comedy', trabaja en una conferencia de motivación en la que da claves para ser feliz, basado en el sentido común e inspirada en la cienciología, una especie de estilo de vida en el que López encontró el camino del éxito.

La frase "deje así" ya hace parte del lenguaje cotidiano de muchos colombianos, termina casi todas sus ideas a ritmo de reggaeton y siempre expresa con sus gestos generando sonrisas. Andrés López trabaja en el presente sobre su futuro y, como hablar es su especialidad, le dejó a Extroversia algunas respuestas, que aún algunos sobrevivientes de la ‘generación de la guayaba' siguen buscando.


Extroversia: Juan Bracitos fue el personaje que le dio visión nacional, pero su comienzo fue como cuentero, luego llegó a la radio y de allí su proyección, pero ¿cómo fueron esos momentos cuando se presentaba en las cafeterías de las universidades?


Andrés López: Claro… arranqué echando cuentos en las universidades y mi primera ciudad en visitar fue Bucaramanga, en un bar que ha cambiado de nombre como 20 veces. Luego seguí echando cuentos en el Festival Iberoamericano de Cuenteros cuando arrancaba y con eso me cuadraba lo de la matrícula de la universidad. En esa época había plata para la matrícula o para comer en el semestre… no había pa más.


Juan Bracitos era un personaje para una especie de radionovela, emitida en el Mañanero de La Mega, que no tenía brazos y todo el mundo se la montaba, aún así era inocente y siempre terminaba ayudándolos a todos ¿De dónde salió el sufrido Juan Bracitos?


Juan Bracitos era un símbolo de que todos tenemos nuestros defectos… es que no tengo bracitos y siempre nos caen con la inmunda… no tengo bracitos y tenga su guante de béisbol. Es como un símbolo que trataba de mostrar que no importan los defectos, lo importante es echar para adelante sin importar lo ‘hijuemadres' que sean los amigos… siempre llegaba con su cariño y mejor ánimo de ayudar pero la humanidad es la embarrada. Yo lo disfruté muchísimo y a eso le debo muchas trasnochadas… eso es muestra de que el trabajo es duro, constante, que no ha parado, de 24 horas al día, siete días a la semana… esto es lo que supe hacer bien… vamos pa lante como Juan Bracitos y agradeciéndole a mucha gente… muchas bendiciones para ti, you know, take it easy… atrévete te te te te te -a ritmo de reggaetón-


¿Qué motivó a un hijo de hippies a sacar los perfiles generacionales y volverlos un éxito?


Todo comenzó en 1992 cuando yo hice un cuento que era una retrospectiva de lo que había pasado en nuestras infancias con cosas comunes a todos. Luego comencé a viajar como cuentero y no me quedaba en hotel, no señor, me quedaba en las casas de los amigos y me daba cuenta que todas las mamás decían: "que quiere de desayuno mijo", y vi muchas maneras de preparar los huevos en diferentes regiones… Yo llegaba y me daba cuenta que todos teníamos como la misma mamá pero con cara diferente y comencé a tomar nota en cada viaje en un diario de campo desde el 92. Por ejemplo, un papá guajiro en pantaloneta, camiseta y arrastrando chancleta hablaba por radioteléfono con la gente de su finca y a mí me parecía increíble y eso fue llenándome de experiencias de las cosas comunes... porque hay algo que si se repite en todos los hogares: todos los papás juegan ‘rasquinbol'… eso si.




Todo un estudio…


Pues yo me pasé a estudiar antropología para ver cómo documentaba y encontré la etnografía, que se trataba de convivir con una comunidad, observar y tomar nota. Ahí fue cuando descubrí el verdadero rollo: vamos 16 generaciones formadas a punta de miedo… "ay papito no salga pusieron una bomba y se me muere no me haga eso, traiga a los amigos yo los atiendo, por Dios santo… mire mamita usted sabe que puede quedar embarazada, no le haga caso a ese muchacho, hágase desear".

Es miedo a quedar embarazados, al sereno, al Gobierno, al narcotráfico, la guerrilla y todo el mundo es malo y es alimentado con la teoría del caos porque hay gente que vive y se gana su sustento por hablar mal de Colombia, son mercaderes del caos. "Desde que usted viva en estas cuatro paredes… le queda terminantemente prohibido"… todo eso es miedo. "Como va a comprar moto, eso es un ataúd con ruedas… no se suba a ese avión, eso se cae… como le pasó al hijo de Luz Marina". Es un culto al miedo que hace parte de nuestra idiosincrasia. Se acaba el miedo y se terminan todos nuestros problemas. Hay que confrontar con argumentos y poco a poco vamos superando eso. Es que nos creemos demasiado mortales, pero hay que hacer las cosas y si nos toca no pasa nada…. Y de ahí sale La pelota de letras.


¿Siente miedo por el algo?


No. Yo creo que el miedo es falta de información sobre algo, entonces uno cree que ve un fantasma y ahhhhiiiii. Todos le tenemos miedo a los espíritus pero nadie ha visto uno.


¿Se ha encontrado algún papá o mamá que haya tomado a mal lo que describe en La pelota de letras?


No, a los papá les encanta. Yo pienso que si hay algo que se rechaza la única manera de abordarlo es con humor y es como la llave de entrada. Lo que si me he encontrado es que ya se quedan sin argumentos, si la ven les va a quedar más jodido decir: "le queda rotundamente prohibido", lo que se trató de lograr fue encontrar el punto y tienen que buscar alternativa… ahora dicen: "Mientras viva en esta casa…", el hijo les dice: "ehhhhh, pelota de letras", ahí tienen que buscar otra forma porque el único argumento válido es la comunicación, el diálogo.

Yo me cansé de cierta manera de la doble vida del hijo, un comportamiento con los papás y otro cuando está en sociedad, entonces el papá y la mamá no sintieron el privilegio de conocer al hijo tal y como es. Por ejemplo, ahora hay algo que se llama síndrome de hiperactividad y desatención, que se lo diagnostican a los niños chiquitos, y lo ven como una enfermedad y les dan droga psiquiátrica… al contrario, hay que estimularlos para que sigan siendo así. Una enfermedad inventada que ni siquiera se puede demostrar y que se diagnostica con un test que pregunta: ¿piensas en otras cosas cuando estás estudiando?, dicen que si y le dan la droga y ¡¿quién no piensa en otras cosas?!, porque quitarles las cosas bacanas… simplemente hay que mostrarles cómo hay que vivir y tratar de enseñarlo. Nada funciona por las malas.


¿Después de darle tanto palo a los papás cómo se imagina en ese rol?


Yo tengo la consigna de que cuando sea papá trataré de ser como más cercano. Además los niños de hoy en día con 12 horas de Discovery Kids ya saben como se hipoteca… a ellos hay que tratarlos como adultos grandes y a uno no le gusta que lo zarandeen, pues a ellos tampoco. Las leyes que funcionan para los adultos también funcionan para los niños, ellos no están alejados de nada… y lo primero que hay que hacer es dejarlo hacer lo que se les dé la gana, ellos no son brutos, son mucho más inteligentes que uno y yo creo que si pelaríamos sería porque cogió mis juguetes… yo si creo que la semillita algún día se vuelva realidad, "es maravilloso, me cambió la vida". Ama y quiere a los niños, you know, muéstrales el camino.


¿Después de La pelota con que más seguirá Andrés López?


El 2007 viene con grandes sorpresas… je, je, je. Aunque aún estoy en la gira y le dicen a uno que vaya a Houston, Texas; a Orito, Putumayo, etc. Y hay que cumplirle a todo el mundo. Pero ya hay tres trabajos escritos:

  1. Contar los cuentos que contaba como cuentero en las universidades.

  2. Una guía actualizada de las relaciones interpersonales porque hay muchos estereotipos como que el hombre es vago, le gusta el fútbol y poner cachos y he descubierto que a mi novia le gusta mucho el fútbol, llenó el álbum del Mundial, me da por la cabeza en Nintendo y parece diseñada por la revista Maxim. Entonces es romper con ‘el hombre es así, la mujer es así'; otro estereotipo son las oficinas; y otro más que es la relación entre los países que hay en un mismo país: paisa, santandereano, cachaco, costeño, llanero, etc.

  3. También tengo un show en inglés, lo he contado tres veces, hablando de lo que es ser Latinoamericano, pero desde la óptica del que le importa un carajo la vida gringa, que la ve como un extraterrestre… You, I love you, ok you, you know… el que utiliza el you para lo que sea… you te quiero… que para el reggaetón es perfecto porque eso se define como todo lo que usted le quiso hacer a una mujer, el kamasutra hecho música: -al compás reguetonero- Mami, mami, mira lo que tengo, mira que está duro, que te voy a someter, te voy a nalguial… etc. Y en las emisoras dice el locutor: - ¿Aló con quién hablo? - Hablas con Jeison. - ¿Cuántos años tienes? - Tengo 10. - ¿Y qué quieres oir? - Noche de sexo… hay mucha tela de donde cortar.

¿Después de darle tanto palo a los papás cómo se imagina en ese rol?

Yo tengo la consigna de que cuando sea papá trataré de ser como más cercano. Además los niños de hoy en día con 12 horas de Discovery Kids ya saben como se hipoteca… a ellos hay que tratarlos como adultos grandes y a uno no le gusta que lo zarandeen, pues a ellos tampoco. Las leyes que funcionan para los adultos también funcionan para los niños, ellos no están alejados de nada… y lo primero que hay que hacer es dejarlo hacer lo que se les dé la gana, ellos no son brutos, son mucho más inteligentes que uno y yo creo que si pelaríamos sería porque cogió mis juguetes… yo si creo que la semillita algún día se vuelva realidad, "es maravilloso, me cambió la vida". Ama y quiere a los niños, you know, muéstrales el camino.

 
¿Es fácil hacer humor con tantas malas noticias?


La mayoría de colombianos somos gente buena pero miedosa porque nos dejamos asustar. Uno no puede creerse que Colombia es el peor y hay gente, de verdad, que devenga su sueldo de mercadear con el caos. Por eso queda la opción de querernos a nosotros mismos y subir el tono emocional, vamos a confrontar la situación del país con una sonrisa en la cara. Tenemos los hombres y las mujeres más galantes y apuestos del mundo, los señores corren la silla, abren la puerta: "reina, siéntese, mamita venga"… eso hay que aprovecharlo.

Estamos en un país de gente bonita y trabajadora, pero somos demasiado ‘ofendibles' y nuestra enfermedad se llama el ‘hipercriticismo', siempre le vemos los puntos malos a todos en vez de ver los propios. Un tipo con una pinta rara es mafioso, una niña que se puso las tetas es prepago, vemos un pelado que vende fruta en un semáforo con unos tenis Nike último modelo y decimos que son robados… tenemos que partir del hecho de que los colombianos somos gente buena, si no caemos en lo mismo. Tenemos que abrirnos, conocer al otro, tener comunicación… el humor da eso y eso es lo que nos queda, reírnos de nosotros mismos.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.