text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las universidades deben requerir tesis y disertaciones electrónicas

      
<p>Inicia su argumento diciendo que mientras en el pasado la calidad de una universidad se asociaba con su biblioteca, en el futuro se asociará con su biblioteca digital, disponible en el Internet. <br/><br/>Tanto los estudiantes como los profesores se beneficiarán de la mayor divulgación de su trabajo, lo que posiblemente se reflejará en mejores oportunidades financieras y laborales, y un mayor reconocimiento profesional.<br/><br/>Según Gail McMillan, directora de la biblioteca digital de Virginia Tech, las ETDs tienen una probabilidad de ser consultadas 100 veces más que las versiones impresas.<br/><br/>En los Estados Unidos, más de 43 mil estudiantes producen tesis doctorales cada año. Lastimosamente muy pocas circulan más allá de las librerías locales. La falta de lectores limita la posibilidad de hacer una contribución significativa. <br/><br/>Según Moxley las universidades poseen una solución económica a dicho problema. Al requerir que los estudiantes de posgrado publiquen sus tesis en bibliotecas digitales, las universidades incrementan significativamente el acceso a la investigación estudiantil.<br/><br/>Hoy en día los trabajos archivados en la Networked Digital Library of Theses and Dissertations (Ndltd: www.ndltd.org) son leídos por miles de personas. <br/><br/>El crear una comunidad virtual de escritores incrementa la posibilidad de que los trabajos sean mejores y más relevantes. El autor nota con sorpresa como muy pocas universidades han adoptado este sistema, sólo cinco exigen ETDs como requisito para el grado.<br/><br/>De otro lado Moxley señala que UMI, empresa privada que por los últimos 50 años ha sido el repositorio y diseminador de tesis impresas, ahora ha llevado a formato digital las tesis y las ha convertido a archivos Pdf que pueden ser consultados en línea (www.umi.com). Los usuarios pueden revisar las reseñas de las tesis y vistas previas de hasta 24 páginas.<br/><br/>Varias universidades permiten que los estudiantes restrinjan el acceso a los servidores de su campus. Esto primordialmente por temor a que el mayor acceso se considere una publicación previa y dificulte la publicación en revistas indexadas.<br/><br/>Sin embargo, anota Moxley, el 83% de los editores no consideran el hecho que la tesis esté disponible en línea como una publicación previa. Adicionalmente, si los comités de contratación y promoción evalúan el número de citas y el impacto en el campo de estudio, ¿no deberían también premiar una tesis electrónica citada y revisada con frecuencia?<br/><br/>Moxley propone que las universidades Americanas se vinculen a la Ndltd y exijan a sus estudiantes presentar ETDs. Su propuesta de la Ndltd como principal sistema de archivo y difusión de tesis se basa en las razones expuestas a continuación: <br/>1. Es un consorcio internacional del cual el 50% de los miembros se encuentran por fuera de los Estados Unidos.<br/>2. Un comité conformado por varios grupos relacionados con la educación superior es el que define la estrategia global.<br/>3. La calidad de una ETD es muy superior a la versión digitalizada de una tesis impresa.<br/><br/>Para que las ETDs realmente logren el nivel esperado, las universidades deben proveer los recursos necesarios para facilitar la publicación electrónica y realizar talleres de capacitación a los estudiantes. Al final, la publicación electrónica permitirá el uso de multimedia en las tesis, lo que enriquecerá aún más su contenido. <br/><br/>Algunos escépticos de las ETDs alegan que la evolución tecnológica hará que las tesis publicadas hoy resulten obsoletas en menos de 5 años. A esto Moxley responde diciendo que es mejor tener un documento que pueda ser leído por muchas personas durante algunos años que otro que esté disponible por un millón de años y sólo sea consultado por unos pocos. </p><p/><p></p>

Inicia su argumento diciendo que mientras en el pasado la calidad de una universidad se asociaba con su biblioteca, en el futuro se asociará con su biblioteca digital, disponible en el Internet.

Tanto los estudiantes como los profesores se beneficiarán de la mayor divulgación de su trabajo, lo que posiblemente se reflejará en mejores oportunidades financieras y laborales, y un mayor reconocimiento profesional.

Según Gail McMillan, directora de la biblioteca digital de Virginia Tech, las ETDs tienen una probabilidad de ser consultadas 100 veces más que las versiones impresas.

En los Estados Unidos, más de 43 mil estudiantes producen tesis doctorales cada año. Lastimosamente muy pocas circulan más allá de las librerías locales. La falta de lectores limita la posibilidad de hacer una contribución significativa.

Según Moxley las universidades poseen una solución económica a dicho problema. Al requerir que los estudiantes de posgrado publiquen sus tesis en bibliotecas digitales, las universidades incrementan significativamente el acceso a la investigación estudiantil.

Hoy en día los trabajos archivados en la Networked Digital Library of Theses and Dissertations (Ndltd: www.ndltd.org) son leídos por miles de personas.

El crear una comunidad virtual de escritores incrementa la posibilidad de que los trabajos sean mejores y más relevantes. El autor nota con sorpresa como muy pocas universidades han adoptado este sistema, sólo cinco exigen ETDs como requisito para el grado.

De otro lado Moxley señala que UMI, empresa privada que por los últimos 50 años ha sido el repositorio y diseminador de tesis impresas, ahora ha llevado a formato digital las tesis y las ha convertido a archivos Pdf que pueden ser consultados en línea (www.umi.com). Los usuarios pueden revisar las reseñas de las tesis y vistas previas de hasta 24 páginas.

Varias universidades permiten que los estudiantes restrinjan el acceso a los servidores de su campus. Esto primordialmente por temor a que el mayor acceso se considere una publicación previa y dificulte la publicación en revistas indexadas.

Sin embargo, anota Moxley, el 83% de los editores no consideran el hecho que la tesis esté disponible en línea como una publicación previa. Adicionalmente, si los comités de contratación y promoción evalúan el número de citas y el impacto en el campo de estudio, ¿no deberían también premiar una tesis electrónica citada y revisada con frecuencia?

Moxley propone que las universidades Americanas se vinculen a la Ndltd y exijan a sus estudiantes presentar ETDs. Su propuesta de la Ndltd como principal sistema de archivo y difusión de tesis se basa en las razones expuestas a continuación:
1. Es un consorcio internacional del cual el 50% de los miembros se encuentran por fuera de los Estados Unidos.
2. Un comité conformado por varios grupos relacionados con la educación superior es el que define la estrategia global.
3. La calidad de una ETD es muy superior a la versión digitalizada de una tesis impresa.

Para que las ETDs realmente logren el nivel esperado, las universidades deben proveer los recursos necesarios para facilitar la publicación electrónica y realizar talleres de capacitación a los estudiantes. Al final, la publicación electrónica permitirá el uso de multimedia en las tesis, lo que enriquecerá aún más su contenido.

Algunos escépticos de las ETDs alegan que la evolución tecnológica hará que las tesis publicadas hoy resulten obsoletas en menos de 5 años. A esto Moxley responde diciendo que es mejor tener un documento que pueda ser leído por muchas personas durante algunos años que otro que esté disponible por un millón de años y sólo sea consultado por unos pocos.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.